Historia de la aparición de la Virgen de Guadalupe

Sandra Lucía Moreno

Cada 12 de diciembre, en México se celebra a la Virgen María de Guadalupe, los fieles católicos se reúnen para celebrar que la madre de Cristo se le apareció a Juan Diego en el cerro del Tepeyac.

La historia de remonta a la época de la Nueva España en 1531, un indio de nombre, Juan Diego se dedicaba al comercio y todos los días salía del pueblo de Cuautitlán Izcalli para ir al pueblo de Texcoco a vender sus productos.

Un 12 de diciembre de ese año, Juan tomó su camino habitual para llegar a Texcoco y durante su recorrido escuchó un coro de pájaros celestiales, al alzar la mirada, la vio, era la Divina Virgen de Guadalupe y le dijo:

– “Juanito, Juan Dieguito.”

– “Oye, hijo mío, Juanito, el más pequeño de mis hijos, ¿a dónde vas?”

– “Sabe y ten por seguro mi hijo mío el más pequeño, que yo soy la siempre Virgen Santa María, Madre del verdadero Dios, Aquel por Quien Vivimos, de El Creador de personas, de El Dueño de lo que está Cerca y Junto, del Cielo y de la Tierra.”

– “Quiero mucho y deseo vivamente que en este lugar me levanten mi templo. En donde Lo mostraré, Lo ensalzaré al ponerlo de manifiesto: Lo daré a las gentes en todo mi amor personal, en mi mirada compasiva, en mi auxilio, en la salvación.”

“Porque yo soy vuestra Madre misericordiosa, de ti, y de todos los hombres que viven unidos en esta tierra, y de todas las personas que me amen, los que me hablen, los que me busquen y los que en mí tienen confianza. Allí les escucharé sus lloros, su tristeza, para remediar, para curar todas sus diferentes penas, sus miserias, sus dolores.”

Fragmento tomado del Nican Mopohua

Luego de escuchar atento a las palabras de María, hizo caso a sus peticiones fue con el Obispo, Fray Juan de Zumárraga quien no creyó la historia y le pidió al indio pruebas.

Tenía que llevar rosas rojas, a pesar de la temporada invernal. Juan Diego le comentó a la Guadalupana la difícil prueba, ella le concedió el milagro y además se plasmó en su manto.

Juan Diego probó de la existencia de María y la iglesia en honor a la virgen se puso en construcción.

Desde el 12 de diciembre de 1531 se festeja a la Virgen, luego de la construcción de La Villa y de la Basílica de Guadalupe miles de fieles católicos acuden en peregrinación para cantarle, alabarla y darle gracias a la morenita del Tepeyac por los milagros concedidos en el año.

Te recomendamos  

Miles de peregrinos dan gracias a la Morenita de Tepeyac