“Zapatos Rojos, detrás de la Rejas” reflexión sobre el feminicidio en el Reclusorio Oriente

Foto: Zapatos rojos/ Especial

“Zapatos Rojos, detrás de la Rejas” reflexión sobre el feminicidio en el Reclusorio Oriente

  • Prensa OEM
  • en Metropoli

La Prensa en línea

Ciudad de México.- Con la instalación “Zapatos Rojos” realizada al interior del Reclusorio Preventivo Varonil Oriente se invitó a las personas privadas de la libertad a reflexionar sobre el feminicidio y expresarse acerca de temas de violencia.

 

El Jefe de Gobierno de la CDMX, José Ramón Amieva Gálvez; y el Secretario de Gobierno, Guillermo Orozco Loreto, coincidieron en destacar la importancia de sensibilizar dentro de los Centros Penitenciarios respeto de temas que afectan a la sociedad en general y buscar un cambio de que favorezca el proceso de reinserción social.

 

“Zapatos Rojos es una instalación de la artista Elina Chauvet, que tiene la intención de abrir el debate y la reflexión acerca de la violencia hacia las mujeres y la justicia; agradecemos al equipo de la asociación Pintemos con Luz, por acercar esta experiencia a las personas privadas de la libertad del Reclusorio Oriente”, expresó Hazael Ruíz Ortega, Subsecretario de Sistema Penitenciario de la CDMX.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Pide auditoría científica a alerta sísmica Lobo Román

El Reclusorio Preventivo Varonil Oriente es la primera prisión donde se realiza este performance, que inició con una con una plática sobre violencia de género, sus características, cómo identificarla y prevenirla.

 

Durante el evento se realizó una meditación grupal que permitió a las personas privadas de su libertad mostraran apertura y tranquilidad en en el desempeño de la actividad.

 

Se pintaron zapatos en color rojo, que representa la sangre pero también el corazón de la esperanza y el amor; en honor a todas las víctimas de feminicidio, con ello realizando una catarsis colectiva, creando conciencia sobre el tema.

 

En la explanada del Reclusorio se colocaron los zapatos ya pintados, con una distancia de un metro entre ellos, simulando la presencia simbólica de cada mujer que ha perdido la vida, víctima del feminicidio, que se presenta principalmente en el norte del país y Estado de México, sin dejar de tomar en cuenta que también ocurre en el resto del país, incluyendo la Ciudad de México.

 

Los participantes escribieron cartas, poemas o palabras de aliento sobre hojas de papel que se colocaron debajo de cada par de zapatos, mostrando con ello que podemos construir cosas positivas desde el dolor.

 

Las personas privadas de su libertad mostraron gran interés y preocupación sobre el tema, algunos compartieron palabras sobre el contacto directo o indirecto que tuvieron con la violencia de género.

 

Artistas de hip-hop que están privados de su libertad, compartieron con lírica y rima dedicada a las víctimas, buscando las diferentes formas de fomentar la consciencia ante este tema.