Se prepara la CDMX para recibir a caravana migrante

Foto: Cuartoscuro

Se prepara la CDMX para recibir a caravana migrante

  • La Prensa
  • en Metropoli

Arturo R. Pansza /EM

Se analiza utilizar el Estadio Jesús Martínez “Palillo” de Ciudad Deportiva Magdalena Mixiuhca, para albergar a los cinco mil integrantes de la caravana migrante, a su paso por la capital, e incluso ese inmueble ya se rehabilita para tal fin, confirmó el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva Gálvez, quien agradeció al gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, haber ofrecido atención humanitaria a loscentroamericanos hasta que se restablezca el servicio de agua en la capital del país.

Con el objetivo de que la administración capitalina esté preparada ante la llegada de migrantes, se rehabilita como albergue dicho estadio, en el que podrán concentrarse hasta cinco mil 500 personas.

Ya se instaló en el Magdalena Mixiuhca, la primera de cuatro carpas, por parte de trabajadores que utilizan diversa maquinaria, para formalizar el albergue de migrantes provenientes de Guatemala, El Salvador y Honduras, que hicieron un alto en su andar en Veracruz antes de reiniciar su marcha hacia la capital del país.

Amieva Gálvez, en conferencia de prensa en el Centro de Monitoreo de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, confió en que el albergue podría estar habilitado al ciento por ciento el próximo martes, al tiempo que detalló: “éste es un tema que a nosotros nos ayuda mucho, que nos permita atender este corte de agua y la llegada será, obviamente, de acuerdo a los medios, a través de los cuales se desplazan”.

El responsable de la capital del país, consideró que, lo fundamental, es dar atención humanitaria a los migrantes, por lo que una vez que se enteró del anuncio del gobernador veracruzano, se comunicó vía telefónica con éste y “acordamos que lo importante es prestar en este momento la atención humanitaria; vamos a continuar con la presencia de nuestras brigadas, vamos a enviar los insumos que se han generado en los centros de acopio”.

Amieva Gálvez aseveró que los servicios que se prestarían a la caravana una vez que llegue a la ciudad en su travesía a Estados Unidos, serían atención médica, psicológica, alimentación y acompañamiento jurídico, a la vez que insistió que “es un tema que ahorita estamos dando seguimiento, con las comisiones de Derechos Humanos, con la Secretaría de Gobernación y con el gobierno de Veracruz”.

Dijo que es fundamental se supere lo relativo al abasto del agua para darle a los centroamericanos la bienvenida en condiciones más dignas; “podremos recibir de mucha mejor manera y prestar una atención mucho mejor en esta visión de cumplimiento de derechos”.

Hizo notar que se mantendrá el apoyo, por parte de su administración, al gobierno de Veracruz con envío de brigadas e insumos generados en los centros de acopio, tanto de las alcaldías, la coordinación de la jefa de gobierno electa, Claudia Sheinbaum, del padre Solalinde y la Comisión de Derechos Humanos.

Refrendó que se tiene que garantizar un espacio digno en el que se presten los servicios necesarios a todas las personas de la caravana, más cuando en la misma hay 24 mujeres embarazadas y ha nacido un niño.

Al señalar que se mantiene el monitoreo y comunicación con las instancias de Derechos Humanos de las entidades, para conocer el rumbo de la caravana, declaró que se tiene un operativo discreto y permanente por parte de Seguridad Pública en la entrada de la Ciudad de México procedentes del estado de Puebla.

Insistió que la prioridad es la atención humanitaria, porque la capital del país se ha declarado ciudad santuario y no puede hacer lo mismo que el gobierno estadounidense con los paisanos.

“Si nosotros no atendemos a las personas centroamericanas, estaríamos incurriendo en ese mismo esquema de discriminación”, sentenció y acotó que “el tema de la ayuda humanitaria no tiene ni fronteras de países ni fronteras de estados, es lo que nosotros, simplemente, hacemos el llamado para que nos sumemos”.

En el Estadio Jesús Martínez “Palillo”, la carpa que ya se levantó tiene 50 metros de ancho por 40 de largo y podrá dar cobijo hasta mil personas. Se instalarán otras tres y se acondicionará la zona de gradas para que también se puedan quedar ahí loscentroamericanos.

Se colocaron 12 tinacos con capacidad de cinco mil litros de agua cada uno para dar servicios a los migrantes, así como unos 30 baños portátiles. Se acondiciona en el área de domo un comedor para alimentar a los que vendrán de paso.

Habrá bebederos portátiles, así como instalaciones de servicios médicos y comedores portátiles.