Renuncia directora de CCH Azcapotzalco

  • Prensa OEM
  • en Metropoli

El Colegio de Ciencias y Humanidades informa que María Guadalupe Patricia Márquez Cárdenas presentó hoy su renuncia al cargo de directora del plantel Azcapotzalco, misma que fue aceptada por el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers.

Esta decisión, argumentó Márquez Cárdenas, tiene el propósito de contribuir a la normalización de las actividades académicas del plantel.

La Dirección del CCH Azcapotzalco será asumida temporalmente por Benjamín Barajas Sánchez, actual director general del Colegio de Ciencias y Humanidades.

La convocatoria que dará inicio al proceso dedesignación del nuevo director será emitida en breve

Arianna Alfaro

Desolados quedaron los alrededores del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Azcapotzalco, ubicado sobre Avenida Aquiles Serdán en la Delegación, debido a que los alumnos continúan atrincherados en el plantel en el que pernoctan y realizan actividades durante el día.
A mediodía, la actividad parecía normal a pesar de las barricadas compuestas por sillas y mesas, que normalmente ocupan en las aulas para tomar clase, alumnos que al acercarse a la puerta principal tenían libre acceso con solo mostrar su edificación, ya fuera de ese u otros planteles.
Alrededor de 10 alumnos custodiaban la puerta y con firmeza se oponían a toda persona ajena a ingresar a las instalaciones, a menos que fueran padres de familia, estudiantes o maestros, en favor del cierre del plantel, debido a los “malos manejos y abandono por parte de la directora” María Guadalupe Márquez Cárdenas, a quien a hora desconocen en ese cargo.
Algunos automóviles se acercaron al sitio para entregar algunos materiales que los alumnos en protesta solicitaron como; pintura para los nuevos murales que realizarán, enceres de limpieza e higiene personal, cobijas y alimentos para quienes se han quedado a las guardias permanentemente.
Los inconformes convocaron, además, a realizar asambleas por planteles con el propósito de generar un frente unificado de lucha para recuperar la educación pública y gratuita, así como la democratización de la UNAM y la recuperación y resignificación de los espacios públicos.
El cese de actividades, según contaron los estudiantes a La Prensa, se pretendió que fuera activo, pero los profesores se negaron a impartir clases mientras tuvieran tomadas las instalaciones y no se nombrara al sucesor de la directora destituida por el estudiantado.
La mayor parte de los estudiantes que lideran la protesta y el acceso al campus permanecen encapuchados y con algunos utensilios para defenderse en caso de que alguien pretenda ingresar sin su autorización. No pierden el ánimo de solucionar el conflicto y dicen que no se dejarán amedrentar por las autoridades estudiantiles.
Matriculados de otros planteles pertenecientes a la Universidad Autónoma de México UNAM, se darán cita para crear su estrategia y exigir a las autoridades que atiendan a sus reclamos sobre su desacuerdo por el cobro de cuotas por parte del cuerpo directivo, financiamiento de grupos de choque organizada por autoridades administrativas, hostigamiento político a los estudiantes organizados del CCH Azcapotzalco, falta de profesores para impartir materia y la destrucción de murales.
Hasta el momento, no han confirmado si la marcha que se tiene programa para el 3 de septiembre se llevará a cabo, ya que dependerá de los acuerdos a los que lleguen los estudiantes en las siguientes reuniones.
Por su parte, las autoridades universitarias continúan en la disposición de instalar una mesa de diálogo para llegar a los acuerdos necesarios en favor de que los 12 mil estudiantes del plantel retomen sus clases lo antes posible.