Urge castigo a choferes de peseros

Foto ilustrativa

Urge castigo a choferes de peseros

  • La Prensa
  • en Metropoli

Por: Rubén Pérez / GB

Los Reyes La Paz, México.- Los diputados locales del Partido de la Revolución Democrática advirtieron que mientras las autoridades no apliquen operativos constantes en el transporte públicos, donde los choferes conducen utilizando el celular y con velocidades arriba de los límites permitidos, el número de accidentes con víctimas mortales en el Estado de México no disminuirá.

En voz de la legisladora Yomali Mondragón, quien refirió que los percances fatídicos en vías como la México-Pachuca, México- Puebla, Chamapa-Lechería y otras tantas más de la Zona Metropolitana seguirán repitiéndose, quedó de manifiesto que existe hay una autoridad omisa que no le interesa meter en cintura al transporte público.

Explicó que en un 40 por ciento de los percances viales, tuvo como factor el uso de distractores como celulares u otros dispositivos móviles, de acuerdo a cifras de la Secretaría de Salud del Estado de México.

Otro factor determinante, es el no respetar los límites de velocidad establecidos, caso concreto el reciente percance que cobró la vida de 13 personas y dejó varios lesionados, donde se vio involucrada una unidad de transporte colectivo, que a decir de los peritajes, era conducida a más de 120 kilómetros por hora.

Al no existir una autoridad vigilante, en esta misma vía y en otras tantas, se puede observar diariamente unidades tripuladas a exceso de velocidad, rebasando por la derecha y en una literal carrera por ganar pasaje o hacer más vueltas “para sacar lo de la cuota”, aseguran los mismos conductores.

A ello se le suma que muchas unidades se encuentran en pésimas condiciones mecánicas y modificaciones fuera del marco legal, con la finalidad de que le quepa el mayor número posible de pasajeros, lo que implica que no cuenten con cinturón de seguridad para el usuario, agregó la legisladora perredista.

Ya es común que usuarios suban videos a las redes para denunciar no sólo el maltrato de choferes hacia el pasaje, sino la forma imprudente en que conducen, el mal estado de las unidades y lo más preocupante, van hablando por celular o texteando.