Crónica de un accidente anunciado

Foto: Cuartoscuro

Crónica de un accidente anunciado

  • La Prensa
  • en Metropoli

Por José Melton

La noche del miércoles, empleados y trabajadores de la Plaza Artz, lugar de tiendas de lujo, advirtieron al personal de seguridad que la parte donde se encontraba la lujosa tienda de bolsas y accesorios Louis Vuiton, una tienda deportiva y la terraza de un restaurante comenzaba a crujir, quizá debido a las fuertes lluvias.

Para la mañana del jueves, parte de la estructura comenzó a desmoronarse, personal de Protección Civil de la Delegación Álvaro Obregón se presentó en el lugar para valorar el lugar, por lo que decidió acordonar y suspender los trabajos en dicho lugar.

Empleados de la construcción que llegaron poco después, comenzaron con la colocación de unas lámparas, pero volvieron a escuchar con más fuerza los crujidos, lo que los llevó a salir del lugar antes de que la tragedia ocurriera.

Foto: Cuartoscuro

Apenas 20 minutos después, cuando el reloj marcaba las 11:00 de la mañana el crujido se convirtió en un ensordecedor ruido acompañado de una nube de polvo, quienes ya se encontraban afuera de la plaza no perdieron la oportunidad para sacar sus teléfonos celulares y capturar lo que ya era inminente.

En punto de las 11:00 de la mañana esa parte de la plaza se vino abajo, de acuerdo con los reportes preliminares, un mal cálculo causó que las vigas de acero no soportaran el peso de las lozas.

Como si se tratara de un espectáculo, cientos capturaron el momento en que la plaza comercial, envuelta en diversos escándalos por accidentes durante su construcción y por lo menos a dos clausuras por anomalías en sus permisos, se desplomó.

Para entonces, la plaza en su totalidad ya había sido evacuada, centenares de empleados, trabajadores de la construcción ya estaban en los alrededores esperando el dictamen de las autoridades para volver a sus labores.

No pasó mucho tiempo para que el lugar, ubicado en la Avenida Picacho y Periférico Sur se llenara de policías federales, ya que a un costado de la plaza se encuentra un edificio de la corporación. Acercaron ambulancias, pero no fueron necesarias.

Foto: Cuartoscuro

Decenas de patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública de la ciudad llegaron para acordonar el lugar y realizar cortes a la circulación en Periférico, para facilitar la llegada de los servicios de emergencia.

Bomberos, Protección Civil y rescatistas ingresaron al lugar apoyados con binomios caninos en busca de quien pudiera haber quedado atrapado, sin embargo, la oportuna intervención de PC, evitó la tragedia, dijeron algunos trabajadores.

“De milagro no hubo corrupción y Protección Civil acordonó el lugar, si no, otra cosa hubiera sido, pues somos muchos los que trabajamos en esa área y de haber estado ahí, muchos ya no la habríamos contado”.

Por varias horas, la expectativa por el percance provocó que cientos de automovilistas y transeúntes se detuvieran a tomar alguna fotografía o algún video para el recuerdo, lo que provocó que el rezago vehicular en Periférico se extendiera por varios kilómetros.

TE PUEDE INTERESAR

Le salió el tiro por la culata

Se derrumba plaza Artz en Periférico Sur