Buenas prácticas forenses para mejorar justicia: TSJCDMX

  • Prensa OEM
  • en Metropoli

José Melton
Las buenas prácticas forenses son fundamentales para la impartición de justicia digna
contra la impunidad y la corrupción, señaló el presidente del Tribunal Superior de
Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX), magistrado Álvaro Augusto Pérez Juárez,
durante la inauguración del Noveno Encuentro Nacional de Servicios Médicos
Forenses.
Al hablar sobre la promulgación de la Ley de Desaparición Forzada de Personas,
Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de
Personas, Pérez Juárez destacó que resulta fundamental realizar máximo esfuerzo para
la identificación de los cuerpos , pero también garantizar el derecho a la verdad sobre
las causas que tuvieron como consecuencia la perdida de la vida.
En presencia del jefe de gobierno capitalino, José Ramón Amieva, aseguró que la
legislación convoca a intensificar esfuerzos en temas como la identificación de
problemáticas comunes que hay en los servicios forenses del país, así como sus
posibles soluciones.
El magistrado afirmó que la ciencia forense tiene un enorme potencial en la
investigación de hechos relevantes en el proceso jurisdiccional en todas las materias,
por lo que advirtió que se debe asumir la responsabilidad permanente de garantizar un
enfoque científico, tanatológico y humano. Asimismo, el servicio que se preste a las
víctimas, destacó, debe ser humano y respetuoso porque tiene un efecto
multiplicador, profundo y duradero en la sociedad.
En representación del Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, Miguel
Figueroa Velázquez, titular del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y
Readaptación Social, aseguró que el éxito del trabajo en la materia de desaparición de
personas sólo se garantiza con la participación de los tres niveles de gobierno.
A su vez, Sara Herrerías Guerra, subprocuradora de Derechos Humanos, Prevención
del Delito y Servicios a la Comunidad de la Procuraduría General de la República,
señaló que el tema de la desaparición de personas es una realidad dolorosa no solo
para los familiares, sino para el gobierno y la sociedad.