..
De la siembra a reparar “huacales” en la Central de Abasto

Foto: Especial

De la siembra a reparar “huacales” en la Central de Abasto

  • La Prensa
  • en Metropoli

La Prensa en línea
Ciudad de México, 19 Abril.- Luego de trabajar en el campo del municipio Independencia, en Chiapas, Jaime Pérez Jorge dio el salto hasta la Ciudad de México para cambiar de oficio. Igual se trataba de un esfuerzo manual pero ahora, en el final de la cadena, donde se empacan y guardan los productos que antes cosechaba.
Este joven, como muchos otros, llegó a la capital en busca de mejores oportunidades laborales y lo encontró en el sector Envases Vacíos de la Central de Abasto de la Ciudad de México; ahora forma parte de los cargadores, reconstructores, estibadores y reclavadores de cajas de madera que se comercializan en este sitio por miles diariamente.
Su historia comenzó en el mercado mayorista cuando su hermano, Mateo, lo trajo hace más de dos años.
“Yo me quedé para mandarle dinero a mi familia; somos seis hombres, dos mujeres y mis padres. Ellos se dedican al campo”, platica.
La rutina diaria de este chico refleja sus deseos de superación personal: “me levanto a las 5:00 de la mañana, vengo desde Cárcel de Mujeres, en Santa Martha Acatitla y tomo un camión que me deja en la Central para comenzar a trabajar a las seis”.
Un atole, café, tamales o una torta son la fuente de energía de Jaime cada mañana, para aguantar la jornada de trabajo.
En Envases Vacíos existen los cargadores, estibadores y reparadores. Por ahora el chiapaneco se dedica a acomodar estos envases.
“Me gusta mi trabajo, pero también quiero aprender a arreglar los huacales, y mientras aprendo sigo aquí”, advierte.
Desde niño su padre le transmitió el conocimiento de cargar con maña cosas pesadas, y gracias a su ingenio ahora logra mover cientos de cajas en una carretilla, apilarlas o bajarlas de torres de más de 15 metros.
Este peculiar personaje, que porta un sombrero estilo vaquero de ala ancha, jeans, camiseta sin mangas, chaleco y tenis de bota, está orgulloso de pertenecer a la comunidad del mercado más grande del mundo.
“Quiero llegar a conocer todo lo que se hace aquí y ganar más para ver a mi familia más seguido”, dijo orgulloso.