Insostenible, tamaño de parque vehicular en urbes mexicanas: IBERO

Foto ilustrativa

Insostenible, tamaño de parque vehicular en urbes mexicanas: IBERO

  • La Prensa
  • en Metropoli

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

La Prensa en línea

Ciudad de México.- En varias ciudades mexicanas, como las que integran la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), existe un parque vehicular insostenible en materia de movilidad e impacto medioambiental, que aunque ha mejorado sustancialmente en eficiencia, es tan grande que sigue generando en su conjunto cantidades enormes de contaminantes, con su consecuente impacto sobre la salud y otras esferas como la pérdida de tiempo y la generación de estrés por congestión, señaló la doctora Vanessa Pérez-Cirera, académica de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

De acuerdo con cifras recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), por lo menos 100 millones de personas en América Latina y el Caribe están expuestas a niveles de contaminación atmosférica por encima de los recomendados por la OMS. Dentro de la región, México, después de Brasil, es el país con el mayor número de muertes inducidas debido a la exposición a contaminantes atmosféricos, en donde la Ciudad de México y su zona conurbada se encuentra todavía en los primeros lugares de las listas de ciudades con peor calidad del aire.

Pérez-Cirera, coordinadora del Área de Medio Ambiente del Instituto de Investigación para el Desarrollo con Equidad (EQUIDE) de la IBERO, dijo que con más de 21 millones de habitantes y 245 vehículos por cada mil habitantes la ZMVM cuenta con una de las flotas vehiculares más grandes del país, con tasas de crecimiento alarmantes. El número de autos registrados en la ZMVM prácticamente se duplicó en ocho años (2005-2013), al pasar de 3.5 millones a 6.8 millones. En décadas anteriores este fenómeno había tardado 25 años en suceder (1980-2005).

La investigación de la Dra. Pérez-Cirera y otros académicos de la IBERO, como la Dra. Graciela Teruel Belismelis, directora del EQUIDE, buscaba investigar si hogares con mayores ingresos, con posibilidad de manejar autos más eficientes y vivir más cerca de sus trabajos, tenían menores tasas de contaminación.

Los resultados mostraron una relación creciente en las emisiones, conforme aumenta el ingreso para el monóxido de carbono (CO) y el dióxido de carbono (CO2), sugiriendo también problemas de inequidad en las afectaciones sobre la salud para hogares de menores ingresos, que se mueven en transporte público y pasan una mayor cantidad de tiempo expuestos a los contaminantes.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem

TE PUEDE INTERESAR