Mikel recorrió la Unidad Habitacional El Rosario en Azcapotzalco

Foto @MikelArriolaP

Mikel recorrió la Unidad Habitacional El Rosario en Azcapotzalco

  • La Prensa
  • en Metropoli

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Por: Arturo R. Pansza

Ciudad de México.- Al recorrer la Unidad Habitacional El Rosario en Azcapotzalco, la más grande de la capital del país y que tiene 46 años, el precandidato del PRI al gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola Peñalosa, conoció las difíciles condiciones en que viven las personas del lugar, con deficiencia en los servicios como seguridad, suministro adecuado de agua y recolección de basura, además de problemas de drogadicción en el que está involucrada la juventud, a lo que dijo que hay soluciones si la autoridad se pone a trabajar en bien de la población.

Se percató del abandono en que se encuentran los habitantes, con el reconocimiento de que “esta unidad es tierra de nadie”, al tiempo que propuso que, a las personas de la tercera edad por sus condiciones, se les debe dar atención en sus domicilios a través de geriatras, además de que es preciso mejorar el servicio de la clínica 33 del IMSS.

Previo al recorrido y en reunión con líderes de colonos y del Partido Revolucionario Institucional en la zona, fue informado de que de las 60 mil personas que habitan la unidad, al menos el 50 por ciento son adultos mayores, por lo que Mikel Arriola se comprometió a ayudarlos y se mostró a favor de poner un centro de convivencia para ellos, en el que además de tener actividades recreativas se les atienda.

El precandidato del tricolor quien en 39 días lleva 96 recorridos por distintos puntos de la ciudad, refirió que la policía de proximidad, de barrio, es algo que se necesita en El Rosario, pero ello debe ir acompañado de controles de calidad de los elementos policiacos.

Acompañado de representantes del lugar, se enteró de la manera en que viven las personas, mismas que se quejaron de que además de la inseguridad, padecen muchos problemas como el hecho de que no se limpian las cisternas desde hace más de diez años y tampoco se reparan las tuberías, de ahí la existencia de fugas de agua que hacen escasee la misma.

Señoras que platicaron con él le enteraron que las autoridades no los toman en cuenta en sus demandas y que las mismas no hacen acto de presencia. Fue Lucía Martínez quien comentó que los delegados nunca se han interesado por ellos, pero sin embargo comentó que cuando tuvo ese cargo en Azcapotzalco el priísta Vicente Gutiérrez Camposeco, sí veía por ellos y los visitaba.

Mikel Arriola, quien expuso que cuando inició precampaña había un 6 por ciento de intención de voto a su favor y ahora está en 19 puntos porcentuales, expuso que para los jóvenes del lugar se debe buscar que cuando estén en el último año de su carrera, empresas de la zona los empleen y den facilidades de titulación, además de llevar acciones para que no se inserten en las filas de la delincuencia y la drogadicción.

Para el precandidato es fundamental rescatar las unidades habitacionales de la Ciudad de México, para mejorar la calidad de vida de las familias capitalinas, a lo que expuso: “le planteo un programa de recuperación, primero la organización dentro de la unidad de los ciudadanos, para promover la cultura de mejora; y segundo, los recursos para el mejoramiento físico, básicamente, andadores, iluminación, piso y banquetas, y obviamente instalación de cámaras para prevenir la delincuencia.

Lamentó la indiferencia de los gobiernos de izquierda, su falta de planeación y su mala administración tanto de los recursos como de los servicios públicos, más cuando ello ha afectado la calidad de vida de los habitantes en los últimos 20 años.

“Es una necesidad que atenderé, y no ignoraré como lo han hecho las administraciones anteriores y la actual”, refirió Mikel Arriola quien caminó por las calles y andenes de la unidad, lo que le dio oportunidad de escuchar las quejas y demandas de los vecinos quienes le dijeron sentirse amenazados al vivir con inseguridad.

María Leonor Castañeda le comentó: “los ladrones agarran de guaridas los espacios que habilitamos para juntas vecinales, además nos quitan el agua, sólo nos la ponen dos horas en la mañana y una hora más en la noche, queremos regresar como estábamos antes, ya no hay respeto para nadie”.

Arriola Peñalosa consideró prudente fortalecer la seguridad pública de los habitantes con un aumento sustancial del número de policías en calles, avenidas y andadores, y con la cobertura total de alumbrado público, así como la implementación de cámaras en toda la unidad habitacional.

Mencionó que lo que hace 46 años inició como una gran obra de movilidad social, en la que se involucraron sindicatos y organismos como las Confederaciones de Trabajadores de México (CTM) y la Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), se ha convertido en un proyecto de deterioro.

Comunicó que lamentablemente se nota el incremento de las tasas de delitos sobre todo robo a casa-habitación y transeúntes, hay narco tiendas en la unidad, “pero vemos también el completo abandono de los servicios públicos, básicamente el de limpieza”.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem

TE PUEDE INTERESAR