Realizan operativo de seguridad en torno a planteles de la UNAM

Foto: Especial

Realizan operativo de seguridad en torno a planteles de la UNAM

  • La Prensa
  • en Metropoli

Por Aurelio Sánchez

Elementos de la Policía detuvieron a un joven con una navaja, otros dos menores de edad fueron remitidos al Juzgado Cívico por consumir mariguana en vía pública y uno más ante la Unidad Mixta de Atención al Narcomenudeo (UMAN) por posesión de 100 gramos de mariguana, fue el resultado de un operativo realizado en la Delegación de Iztapalapa.

Derivado de una reunión con directivos y asociaciones de padres de familia del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Oriente y de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza de la UNAM, La demarcación aplicó un operativo de seguridad y de inspección al comercio informal instalado en la periferia de ambos planteles educativos.

A su vez, personal de la Delegación Iztapalapa retiró 100 cajetillas de cigarrillos por venta ilegal; cuatro tanques de gas de 20 kilogramos, mismos que no están autorizados en comercios de vía pública por representar un riesgo para comerciantes y ambulantes; tres tanques de 10 kilogramos por ya contar con uno en uso; dos botellas de alcohol y 30 objetos mostrencos que impedían el libre tránsito en estas vialidades.

Los patrullajes de la Policía Delegacional e inspecciones por parte del personal de la Dirección General Jurídica y de Gobierno desde el pasado martes 30 de enero. En el caso del comercio, las supervisiones se llevan a cabo específicamente en Calzada Ignacio Zaragoza y Batallón de Zacapoaxtla, colindantes con la FES Zaragoza; así como en Periférico Oriente y Universidad, aledañas al CCH Oriente.

“Recibimos la queja de padres y autoridades de la UNAM, y en reunión acordamos incrementar la presencia policial y hacer una revisión a los comercios de la periferia”, dijo el Coordinador de Planeación y Combate a la Delincuencia de Iztapalapa, Daniel Rodríguez Montalbán.

Por instrucciones de la Jefa Delegacional, Dione Anguiano Flores, los patrullajes y supervisión de comercio en la periferia de estos planteles educativos continuarán a petición de padres y madres de familia y de la propia comunidad estudiantil.