CELEBRACIÓN CON TAMALES Y ATOLE

Existen en la CDMX unos 4000 puntos de venta de Niños Dios

  • La Prensa
  • en Metropoli

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

La tradición de “vestir al Niño Dios”, impulsa a cerca de 2,864 giros económicos formalmente establecidos en la Ciudad de México, tales como mercerías, venta de telas, hilos y estambres, así como artículos religiosos y venta de materiales para manualidades; que en estas fechas, incorporan en su oferta comercial y de servicios, tanto la reparación, como la elaboración de atuendos para las figuras religiosas que serán presentadas en las diversas Iglesias este 2 de febrero, en el marco de la celebración católica de La Candelaria.

A los giros formales relacionados a las manualidades y la costura, como mercerías, venta telas y manualidades, que desde mediados de enero integran la modalidad de reparar y vestir a las figuras de Niño Dios, se suman más de 1,300 puestos ambulantes cercanos a Iglesias, mercados, tianguis, plazas públicas y hasta domicilios que se identifican con letreros como “Se visten Niños Dios”; mismos que atienden una demanda que se ha mantenido constante a través de los años y que se sustenta en la fe y tradición de las familias capitalinas.

En ese sentido, por la temporada de la Candelaria, pueden existir cerca de 4,000 puntos de venta, entre formales y ambulantes, relacionados venta de atuendos y reparación de figuras del Niño Dios en la Ciudad de México.

Estos giros comerciales, pueden presentar ventas superiores al 25 por ciento en comparación a un día normal, teniendo la mayor actividad desde una semana anterior al 2 de febrero.

Los costos, podrán ir desde los 30 pesos por una pequeña reparación, hasta los 250 pesos en promedio para algún despostillamiento, retoque y reconstrucción de alguna extremidad; aunque el costo puede variar dependiendo del daño, materiales y tiempo de reparación.

Así también, el costo por atuendo, va desde los 70 pesos, para el atuendo de una figura pequeña; hasta los 950 pesos para un atuendo más grande o más elaborado. Cabe destacar que para figuras más grandes y/o atuendos especiales, los costos pueden ser mayores, dependiendo de la capacidad de compra y fe del consumidor.

Giros relacionados a la tradición de vestir al Niño Dios en la Ciudad de México

·      2,684 Mercerías.

·      1,297 Giros relacionados a la venta de telas.

·      623 Giros relacionados a artículos religiosos.

·      987 Giros de reparación y venta de atuendos para Niños Dios.

*FUENTE: Herramienta Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE) DEL INEGI, 2018

Las celebraciones en donde se “pagan” los tamales tras la Rosca de Reyes, se estima tendrá amplia preferencia en la población, pues por el clima y las fechas en las que se presenta, se tendrá la oportunidad de festejos en oficinas, escuelas, centros de trabajo entre otros lugares, a través de breves convivencias entre grupos de amigos y compañeros de trabajo; mientras que el festejo familiar se presentará el sábado y domingo en algunos hogares, restaurantes, cafeterías y giros especializados. Lo que impulsa las ventas sobre el 60 por ciento en los negocios dedicados a la elaboración y venta de tamales y atole; además de impulsar en un 80 por ciento a negocios como molinos de harina y masa para tamales, mientras que materias primas, recauderías, pollerías y carnicerías, podrán elevar ventas sobre el 20 por ciento los días previos y en el fin de semana que inicia el viernes 2 y hasta el domingo 4 de febrero.

En la Ciudad de México, en un cálculo basado en el número de mercados, iglesias, panaderías, estaciones del metro, hospitales, lecherías, escuelas públicas, algunas oficinas de gobierno como tesorerías, registro civil y otras en las que se efectúan trámites, tiendas de conveniencia y otros puntos de la ciudad y que son lugares donde tradicionalmente se encuentran punto de venta de atole y tamales, más los 467 giros registrados específicamente como venta de tamales; se estima existen más de 7,000 puntos de venta, sin contar los que recorren la ciudad en autos y triciclos.

En ese sentido, la CANACOPE ServyTur Ciudad de México, estima que esta celebración del 2 de febrero, puede representar, junto a los molinos, venta de materias primas y giros relacionados con la elaboración y venta de tamales, una derrama económica cercana a los 26 millones 400 mil de pesos en la Ciudad de México, correspondiente a más de dos millones de tamales que se estima se consuman en esa fecha.

Giros relacionados a la elaboración de tamales en la Ciudad de México:

·       Molinos de nixtamal: 6,542.

·       Materias primas: 5,997.

·       Venta de carbón: 176.

·       Recauderías: 2,689.

·       Carnicerías: 4,316.

·       Pollerías: 5,372.

·       Venta de chiles secos y moles: 3,216.

*FUENTE: Herramienta Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE) DEL INEGI, 2018