Regula Sedesa a podólogos de la CDMX en prácticas sanitarias

  • La Prensa
  • en Metropoli

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

La Prensa en línea

Ciudad de México.- El Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México y la Agencia de Protección Sanitaria (APS), certificó a 110 podólogos que concluyeron satisfactoriamente el curso de “Buenas prácticas sanitarias para la prestación de servicios en podología”, el cual se efectuó con acciones de regulación, control, vigilancia y fomento sanitario para prevenir riesgos a la salud en la población.

 

 

 

El Dr. Román Rosales Avilés, titular de la Secretaría de Salud de la CDMX, enfatizó la adecuada coordinación que realizó la APS con la Asociación Podológica de la Anáhuac y el Grupo Podológico R. Álvarez, que permitió ejecutar dicho el curso con el propósito de que los productos, actividades y servicios que se ofrecen en la CDMX sean seguros y de calidad.

 

 

“La experiencia obtenida de estos trabajos entre los servicios podológicos de la Ciudad de México y la APS, mismos que son un buen ejemplo de política pública, donde se suman las fortalezas tanto del sector salud, como de las asociaciones públicas y privadas con un fin en común: la prevención y la protección contra los riesgos sanitarios,” manifestó el Dr. Román Rosales, secretario de Salud local.

 

 

Asimismo, señaló la importancia del convenio que se firmó en junio de 2015, donde, uno de los resultados más relevantes fue la publicación de los lineamientos sanitarios para la prestación de servicios de la podología a los pacientes ambulatorios, en la Gaceta de la CDMX en febrero del año pasado. Los cuales establecen los requisitos de infraestructura, equipamiento, instrumental, insumos y la documentación con los que deben de contar los consultorios podológicos.

 

 

Respecto a esta normatividad, el Dr. Román comentó tres aspectos que consideró importantes: La disposición para la realización del lavado de manos por parte de todo el personal de salud; la inclusión de la carta de consentimiento informado en el expediente de podología, en el caso de que se realice un procedimiento, no olvidar que los pacientes deben de firmarlo este documento; y que el consultorio podológico debe contar con un manual donde se describa detalladamente cada uno de los procedimientos que se llevan a cabo.

 

 

El trabajo se fortaleció el año pasado con la Asociación Podológica de la Anáhuac y el Grupo Podológico R. Álvarez, quienes participaron activamente en el programa “El Médico en Tu Casa” para la atención integral de los pacientes y donde se destacó la importancia de la podología en especial con los diabéticos.

 

 

El Dr. Román instó a reforzar y a consolidar esta función de prevención en todos los campos de la salud. Por ello, recalcó que “es necesario desarrollar acciones permanentes de promoción y educación a la salud que nos permitan evitar daños en los pies y que afecten la calidad de vida de nuestra población en general.”