Precampañas del Humanistas austeras, sin violencia, ostentación ni espejismo en la solución de problemas sociales: LJH

  • La Prensa
  • en Metropoli

Noel F. Alvarado.

El partido Humanista abrió a la sociedad civil de la Ciudad de México sus precandidaturas para la jefatura de gobierno, diputados locales, alcaldes, alcaldesas y concejales.

 

 

Eunice Sierra Ocampo, con trayectoria en el servicio público y social en Gustavo A. Madero y Marcos (Antonio Ignacio) Rascón Córdova,  activista y representante estudiantil desde 1967, así como de organizaciones populares de apoyo a damnificados de los sismos de 1985, se inscribieron como aspirantes a la jefatura de gobierno.

 

 

Los perfiles de los precandidatos que se registraron incluye, docentes, estudiantes, profesionistas, empresarios, incluso amas de casa, comerciantes y líderes de colonia, en su mayoría militantes que participan desde el nacimiento del Humanista en la capital del país, y cuyo apoyo fue fundamental para obtener el registro.

 

 

El coordinador del partido Luciano Jimeno Huanosta, explicó que en el proceso de inscripción no hubo ningún condicionante, es decir, se promovió apertura no sólo para la militancia o afiliados, sino a todas aquellas personas con identidad “chilanga” que mostraron interés por ocupar una precandidatura, como Rascón Córdova.

 

 

El también diputado local, dijo que este organismo político impulsará precampañas austeras que no signifiquen despilfarro, contaminen o incrementen el rechazo social ya de por sí vigente por los partidos político, pero sobe todo no vamos a contribuir a la violencia política que ya se vive en esta ciudad.

 

 

Además en la contienda por la jefatura de gobierno, “vamos solos, a pesar que algunas organizaciones políticas nos han invitado a participar con ellos o en el frente”, subrayó Jimeno Huanosta.

 

 

Vamos a darle el rostro humanista a la política, precisó, y por ello, les hemos pedido a nuestros precandidatos, usar la imaginación, recorrer las calles y acercarse a la ciudadanía, pero no para prometer y crear espejismo o ilusiones en la solución de sus problemas, agregó.

 

 

También a escuchar qué quieren y qué no de un aspirante a cargos de elección y mantendremos una posición congruente entre nuestros principios y nuestro actuar, precisó.

 

Queremos erradicar el engaño para generar simpatías hacia el único partido verdaderamente “chilango” que obtuvo su registro para la capital del país.

 

 

Indicó que en un primer proceso, se verá el desempeño de cada uno de quienes se apuntaron para iniciar una precampaña, y en los casos de que haya dos o más aspirantes a un mismo cargo, como la jefatura de gobierno, se elegirá al mejor posicionado, pues “nos jugamos la permanencia, es decir el registro”.