Pese a bajas temperaturas, millones visitan a la Morenita del Tepeyac

Foto: Sergio Vázquez

Pese a bajas temperaturas, millones visitan a la Morenita del Tepeyac

  • La Prensa
  • en Metropoli

José Melton
Para festejar el día de la Virgen de Guadalupe, casi cinco millones de peregrinos
hicieron su arribo a la Basílica de Guadalupe para cantarle las mañanitas y agradecer
un año más de vida, pese a las bajas temperaturas que se sienten en la capital desde
hace varios días.
En la explanada del atrio ya se encuentran centenares de casas de campañas y otros
dormitorios improvisados para dar descanso a los millones de peregrinos que viajan
por días a la Basílica de Guadalupe para conmemorar el CDLXXXVI Aniversario de la
aparición de la Virgen de Guadalupe en el Cerro del Tepeyac.
Reportes de la Secretaría de Seguridad Pública, hasta el filo de la medianoche, 4
millones 900 mil peregrinos, provenientes de diferentes estados de la República,
habían llegado al atrio de la Basílica.
Asimismo, como parte del operativo de seguridad implementado por distintas
dependencias capitalinas, se realizaron 1,700 atenciones médicas, por distintos
padecimientos, principalmente por cansancio.
Además, voluntarios lograron reintegrar a los grupos con los que viajaban a siete
peregrinos que se perdieron entre la multitud.
Por parte del departamento de limpia, hasta el lunes, se recolectaron casi 910
toneladas de desechos sólidos, en las inmediaciones de la Basílica y alrededores, por
donde arribaron los millones de peregrinos. De igual manera, se repartieron entre los
asistentes más de 184 mil litros de agua.
Desde el aire, helicópteros de la Secretaría de Seguridad Pública mantienen
sobrevuelos de vigilancia para brindar apoyo a personal, así como una ambulancia
aérea y paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas para apoyar con
las emergencias.

 

Cantan gozosos sus mañanitas a la emperatriz de América, la Virgen de Guadalupe

PATRICIA CARRASCO

Emocionados y llenos de júbilo, los miles de católicos que se dieron cita a la Basílica de Guadalupe, en los festejos por el 486 Aniversario de las Apariciones de la Virgen de Morena, a una sola voz, entonaron las mañanitas, a la Virgen Amada…”Estas son las mañanitas, que cantaba el Rey David, hoy por ser día de tu santo, te las cantamos aquí.. Despierta mi reina, despierta”.

Pero tampoco cesó el cántico de “Desde el cielo una hermosa mañana…la Guadalupana bajó al Tepeyac”. Ni las vivas ni los cantos de alabanza.

Bandas norteñas, tamboras, estudiantinas, grupos corales como millones de personas a capela sacaron su mejor voz para celebrar un año más del suceso guadalupano. A la medianoche, en una serenata popular, los presentes dentro y fuera del templo, entonaron los tradicionales “Mañanitas”.

La Madre amorosa de Guadalupe, como la llaman algunos creyentes, logra que pobres y ricos se unan a cantarle canciones populares o bien el Ave María, Amor Eterno, Conocí a una linda morenita, entre otras. Consigue que las diferencias sociales se superen por un momento y logran hacer una gran comunidad creyente en torno a su fe.

Los millones de peregrinos unidos convierten al templo mariano más grande y visitado de América Latina en un sitio de fiesta y de fe, color y devoción a la Virgen de Guadalupe, interpretando cantos religiosos, realizando oración y entrando de rodillas al templo inundado de personas.

La familia Murillo que viene desde Zacapoaxtla, Puebla, con lágrimas en los ojos platicaron la gran emoción que viven por poder venir cada año a La Villa a cantarle sus mañanitas a la madre adorada de Guadalupe, inclusive dicen que en su casa ensayan para que les salga parejo el canto.

Entre los cientos de peregrinos, que arriban desde diferentes estados de la República y de otros países y los que descansan o duermen en el atrio del Templo Mariano, no cesan las danzas de concheros, mojigangas y bandas.

Los ríos de gente que pretenden entrar a la Basílica para venerar a la “Emperatriz de América”, llegan a pie, otros en bicicletas, o en camiones de pasajeros, de carga y automóviles ocupan las inmediaciones y el interior del templo para ver, aunque sea unos segundos, a la Virgen que se le apareció al hoy santo Juan Diego hace 486 años.

Lo mismo le cantaron los afamados artistas de las dos conocidas televisoras mexicanas, como el más humilde campesino.

Ayer por la tarde se realizó la oración de las Vísperas en el inicio de la Solemnidad de la Fiesta de la Virgen de Guadalupe, en el 486 Aniversario de las Apariciones en el Tepeyac al indio San Juan Diego, la cual fue presidida por el rector del santuario, Mons. Enrique Glennie Graue, quien estuvo acompañado por el Cabildo de Guadalupe y el Coro de Niños.

Por la tarde-noche el rezo del Santo Rosario con la participación de niños y jóvenes, y el homenaje a Santa María de Guadalupe por parte de varias arquidiócesis y diócesis del país, entre ellas la de Puebla, San Cristóbal de las Casas, Tlalnepantla Oaxaca y México.

A las 00:00 horas de este 12 de diciembre se cantaron las tradicionales mañanitas a la Virgen Morena. Y despúes, se realizó la misa solemne encabezada por el rector de la Basílica, Enrique Glennie Graue.

Durante toda la madrugada se realizaron rosarios guadalupanos, misas consagradas, laudes solemnes y la llegada de decenas de peregrinaciones, como todo el día de ayer y hoy.

Este 12, al mediodía se realizará Misa solemne de las Rosas, oficiada por Norberto Rivera Carrera, Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de México.