Créditos para restaurar a la CDMX están blindados, asegura Acción Nacional

  • La Prensa
  • en Metropoli

La Prensa en línea

Ciudad de México.- Tras el pago de los primeros cinco créditos rojos para restaurar inmuebles colapsados por el reciente sismo y de los cuales ascienden a 13 millones de pesos, el presidente de la Comisión de Transparencia y Combate a la Corrupción en la ALDF, Ernesto Sánchez Rodríguez, aseguró que hay condiciones para garantizar el uso eficaz, eficiente y transparente de los recursos.

 

 

Tras el anuncio que diera la Sociedad Hipotecaria Federal para otorgar los recursos que van de 2 a 4 millones de pesos de forma paulatina a los damnificados, el panista recordó que la Asamblea ha promovido diversos instrumentos legislativos para garantizar el pleno uso racional del dinero bajo candados de fiscalización.

 

 

De acuerdo al Gobierno de la Ciudad de México, la capital espera una bolsa de más de 3 mil millones de pesos en créditos para avanzar en la reconstrucción.

 

 

El panista informó que el sector privado ha manifestado disposición para coadyuvar en los proyectos de reconstrucción, por lo que la sinergia junto con el gobierno local darán certeza a los avances en los trabajos de obra.

 

 

“Existe compromiso por brindar la estricta información sobre la canalización de las aportaciones para los proyectos y estamos en las condiciones para ofrecer la asesoría técnica que genere herramientas para asegurar la transparencia y la rendición de cuentas”.

 

 

Agregó que el dinero públicos destinados a procesos de atención son manejados con transparencia y pueden ser visibles por medio de los portales de Transparencia; “existe un apartado sobre la reconstrucción de las viviendas”.

 

 

El legislador del GPPAN reconoció que en materia de obra pública, “siempre hay suspicacia de corrupción y opacidad, pero ahora con las leyes anticorrupción se tienen asegurados los recursos en una sana conducción”.

 

 

A nivel nacional, indicó que la estimación para la reconstrucción es de 48 mil millones de pesos, de lo cual, cuatro mil millones son aportaciones del sector privado.