Condicionada a que no represente un riesgo para la comunidad

Suspensión provisional contra demolición de inmueble en Colonia Portales

  • La Prensa
  • en Metropoli

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

La Prensa en línea

Ciudad de México.- El Juzgado Noveno de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México precisa en relación a la suspensión concedida en el juicio de amparo 1530/2017, solicitada por una particular en contra de la demolición del inmueble ubicado en la calle de Saratoga 714, Colonia Portales Sur, Delegación Benito Juárez, lo siguiente:

La suspensión provisional se concedió para los efectos de que las autoridades responsables se abstengan de ejecutar la orden de demolición para el mencionado inmueble, pero siempre y cuando este último,  por su estado,  no ponga en peligro a la solicitante de amparo, a las personas que habitan o visiten ese condominio, ni a la comunidad en general de la Colonia Portales Sur ni a los transeúntes.

La resolución jurisdiccional es clara en señalar que no permite ni autoriza el acceso al inmueble, ni la realización de conductas que impidan la actuación de las autoridades, cuando tengan como objetivo el salvaguardar la vida e integridad de las personas en caso de riesgo inminente y/o colapso, en cuyo caso, dichas autoridades deberán informarlo de manera inmediata para que el Juzgado constate el riesgo aludido.

El órgano jurisdiccional dio un plazo de 24 horas a la autoridad delegacional para que, fundada y motivadamente, informe de manera inmediata a este juzgado si actualmente existe personal adscrito a dichas autoridades realizando trabajos de localización de personas y/o mitigación de riesgo en ese inmueble; si hay alguna resolución, informe técnico y/o dictamen emitido por alguna autoridad que haya determinado ese riesgo y qué medidas de seguridad han tomado para la protección de las personas y del entorno en general.

La suspensión está condicionada al grado de peligro que represente el referido inmueble, por las condiciones en las que se encuentre y su efectividad está sujeta a que la quejosa exhiba una garantía para cubrir los eventuales daños que pudieran causarse a terceros.

En resumen, la decisión del juez es cuidadosa de la vida de las personas y deja a la autoridad la libertad de hacer lo necesario por la seguridad de todos.