Edificio abandonado es nido de “ratas”

  • La Prensa
  • en Metropoli

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Por Sergio PEREZTREJO

Como un “nido de ratas, antes de dos patas, y ahora de cuatro'”, fue calificado por vecinos de la colonia San Rafael en la delegación Cuauhtémoc, la edificación  de tres niveles con 70 años de antigüedad, ubicada en la calle de Miguel Schultz 48, actualmente abandonada y a la que se le conoce como “la vecindad del miedo”.
En entrevista con La Prensa, Rosa Fernández León, administradora de la Unidad Habitacional denominada “Condominio Residencial San Rafael”, situada en el número 53 de Schultz, exactamente frente al edificio en ruinas,  señaló la problemática que representa dicha edificación, en que hace menos de un año, todavía vivían en ese lugar personas delictivas.
Resaltó  que la oscuridad en esta calle por la falta de luminarias, la mayoría  fundidas, contribuye a la inseguridad, por lo que, manifestó que es urgente que el delegado Ricardo Monreal, renueve el alumbrado público.
Explicó  que luego de que fue clausurado el acceso a la “vecindad del miedo” prolifera la fauna nociva,  particularmente ratas que se meten  a los domicilios aledaños, incluida su Unidad.
El inmueble en cuestión,  presenta ahora  graves daños estructurales y con alto riesgo de derrumbe, sobre todo por la “puntilla” que le dio el pasado sismo.
Explicó Rosa Fernández, que a lo largo de todos los años de abandono, fue refugio de malvivientes, adictos, vendedores de droga, y delincuentes.
Ello, hasta que apenas hace nueve meses, las autoridades delegacionales en Cuauhtémoc, sellaron la puerta de entrada con tabiques y cemento para evitar el acceso.
Indicó que tiene conocimiento que los propietarios del inmueble eran personas judías, las cuales ya fallecieron y lo donaron a una Beneficencia, misma que no se ha hecho presente.
Mencionó  que hasta el año 1998, vivieron familias que pagaban renta, y posteriormente, personas procedentes de Tepito se metieron y apropiaron de la vecindad.  Luego se salieron y desde hace ocho  años era fue ocupada por las “ratas de dos patas”.
Finalmente hace nueve meses tuvieron que irse, debido a que vino la clausura de los accesos.
Rosa Fernández León, urgió  a las autoridades,  de la delegación  Cuauhtémoc bajo la responsabilidad de Ricardo Monreal o del gobierno capitalino a cargo de Miguel Angel Mancera, que definan el destino de esta construcción, ya sea que lo expropien para viviendas, o sea demolido y se edifique algo en beneficio de la población.