Pocos asistieron a las ofrendas de la Roma-Condesa

Foto: Patricia Carrasco

Pocos asistieron a las ofrendas de la Roma-Condesa

  • La Prensa
  • en Metropoli

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

PATRICIA CARRASCO

En la conmemoración de Todos los Fieles Difuntos, al día siguiente de la solemnidad de Todos los Santos, que celebramos en México, poca gente se dio cita frente a los edificios colapsados, tras el sismo del pasado 19 de septiembre. Modestas ofrendas a los fallecidos se observaron este 2 de noviembre en los predios de San Luis Potosí y Medellín; Álvaro Obregón 286, Laredo y Ámsterdam, y Ámsterdam y Cacahuamilpa,ya que desde el 31 de octubre y 1 el de noviembre realizaron servicios religiosos.

Pero los que llegaron frente a esas ofrendas, familiares, vecinos y comerciantes de la zona, guardaron minutos de silencio, llanto, tristeza y nostalgia al recordar a sus seres queridos, que quedaron atrapados en los escombros de los edificios que colapsaron, con el movimiento de tierra de magnitud 7.1 grados.

En Alvaro Obregón se montaron 2 ofrendas, de parte de los familiares, además, en algunos de los restaurantes también pusieron altares para recordar a las personas fallecidas, y que algunas veces comieron en sus mesas.

En el camellón de Álvaro Obregón, donde convergen Oaxaca y Sonora, el colorido papel de china picado, caminos de flores de cempasúchil, patas de elefante, alimentos y dulces que dejaron los familiares o desconocidos, recuerdan a los 49 que murieron: 19 son mujeres y 30 hombres, en el edificio con el número 286. Y también dieron gracias por las 28 personas rescatadas.

Decenas de veladoras se han colocado en ese lugar, junto con el camino y ramos de flores de cempasúchil, una cruz de madera para no olvidar a los que se nos adelantaron, así como las frases de fuerza México, Red de Ayuda Humanitaria.

Un masajista que laboraba en el 284, con un nudo en la garganta, dio gracias a Dios por estar con vida, pero contuvo el llanto al lamentar la muerte de tantas personas del 286, “algunos de ellos los conocí de vista, por ello colocó algunas veladoras para iluminar su camino, ellos ya trascendieron… luego seguiremos nosotros”, comentó.

Frente al edificio caído, en la banqueta, se colocó una placa de madera que reza: “esta ofrenda se realizó con corazón, para nuestros héroes caídos. Vibró la tierra y ocasionó todo lo que hemos visto, pero esto que paso nos hizo más fuertes”. Ahí aparecen algunos nombres de las personas caídas: como Lorenzo Espejel, Diego Rodrigo, Aurora, Jesús, “soy Monse Pretasmo, no sobreviví y ahora amo a México, gracias por todo””.

Otros familiares, escribieron: “que Dios los tenga en Santa Gloria e ilumine su camino.. Jonatán Joel Escamilla, que en paz descanse… Diego Rodrigo Chávez, Lupis, entre otros nombres.

En el lugar se observaron flores de cempasúchil marchistas, pedazos de pan y comida, sobre aserrín, una calavera de cartón amarilla, junto a un plato de plástico con guayabas, naranja y mandarina.

En los altares se percibe la extrañeza y el rumor de la tragedia pero también converge la esperanza de las personas que ayudaron y aprovechan el día para llevar algún elemento a las ofrendas.

En la esquina de Parras y Ámsterdam, se colocó una ofrenda que recuerda a las víctimas del sismo del 19 de septiembre. #FuerzaMéxico.

En los modestos altares montados en el predio de Medellín y San Luis Potosí hay una cartulina que señala: “ en memoria de los caídos en los sismos del 19 de septiembre 2017.

“Pido a Dios que este momento tan difícil su presencia te llene de su paz. México por día de los muertos, un homenaje a los fallecidos en el terremoto del 19 de septiembre en la capital y a la labor espontánea de los voluntarios que ayudaron”.

Síguenos en redes sociales:  La Prensa en Linea, @laprensaoem

TE RECOMENDAMOS 

Instituto Electoral local abre más de mil plazas para elecciones en 2018