El Mercado de Granaditas, 60 años de tradición Zapatera

Foto: Ignacio Huitzil

El Mercado de Granaditas, 60 años de tradición Zapatera

  • La Prensa
  • en Metropoli

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Sandra Lucía Moreno

El Mercado de “Las Granaditas” cumple 60 años de tradición zapatera y aunque este año el festejo no podrá ser en grande, habrá una misa, una comida y un pastel para festejar un año de más del emblemático lugar.

En 1957 se crearon los mercados de, La Lagunilla, Tepito y el Mercado de las Granaditas, con el objetivo de acabar con el comercio ambulante sobre la calle de Fray Bartolomé de las Casas y fue el regente de la Ciudad de México, Ernesto Uruchurtu quién tuvo la idea.

Granaditas siempre han sido y serán un centro de distribución de calzado, en donde encuentras zapatos de todo tipo, desde un zapato estilo carnaval hasta un zapato con el rostro de Frida, la perrita rescatista, el inventario es muy variado.

Gabriela Vázquez, Gabriela Zahuita y Daniel Arias son la nueva mesa directiva del famoso mercado y en entrevista para La Prensa contaron un poco acerca de la historia del lugar, el valor cultural que tiene y que los ciudadanos sepan que el mercado es un lugar con tradición.

La abuela de Gabriela Zahuita fue una de las iniciadoras del mercado, su madre y ella decidieron continuar en el negocio de los zapatos.

El lugar tiene 700 locales y aproximadamente 2 mil 500 personas lo visitan a diario, en este sitio encuentras piezas dignas de carnaval, botas para laborar y lo mejor de todo, tienen todos los número posibles de calzado, desde el número cero hasta el 31.

“Algunos de los locatarios fabricamos el calzado y otros nos vamos a abastecer a los estados de Guanajuato, Jalisco y Nuevo León” explicó Gabriela Vázquez, al hablar sobre la adquisición del calzado entre los vendedores.

Los tres aseguran que El Mercado de las Granaditas no es solo un centro de distribución, es también un lugar con mucho con acervo cultural.

“Queremos apoyar el tejido social del mercado” comentó Gabriela Zahuita, quien expresa que buscan que los hijos de zapateros y vendedores refuercen la identidad con el mercado del que viven y que la gente los vea como una opción de compra.

Las temporadas fuertes son el regreso a clases, las graduaciones, y el 10 mayo. Los primeros días de enero los locatarios depuran la vieja temporada y celebran “La Romería” en donde liquidan todo el calzado y encuentras pares hasta en 40 pesitos.

Aunque la falta de clientela es algo que frena el desarrollo económico del mercado, los locatarios no se rinden y buscan por todos los medios que sus negocios funcionen.

Los comerciantes no descansan ni un día del año trabajan los 365 días el año, de 10:00 horas a 19:00 horas.