Terremoto quebró Castillo de San Diego, en Xochimilco

Foto especial

Terremoto quebró Castillo de San Diego, en Xochimilco

  • La Prensa
  • en Metropoli

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Por: Rubén Pérezg

Ciudad de México.- Conocido como Castillo de San Diego, enclavado en la parte lacustre de Xochimilco, en uno de los barrios más emblemáticos de esa delegación, el inmueble, propiedad de un particular, ha sido durante muchos años sitio de referencia para la llegada de turistas. Hoy se encuentra al punto del colapso como resultado del terremoto del 19 de septiembre.

Ubicado en Tlachitongo número 7 y Canal de Alba, el colorido castillo quedó quebrado por el sismo. A sus alrededores se observan los históricos canales de agua que dan identidad a esta demarcación del sur de la Ciudad de México.

Luego del fuerte movimiento telúrico, el dueño del Castillo de San Diego, Eduardo Ramírez Jirad, ha estado a la espera de que las autoridades puedan ofrecer apoyo para conservar esta edificación que data de 1930.

Aun cuando los estragos causados por el terremoto son evidentes y advierten peligros de derrumbe, los lugareños esperan que el gobierno tenga algún plan de rescate para el Castillo de San Diego, el cual incluso ha tenido la solicitud de que sea declarado patrimonio cultural.

Tanto el gobierno de Xochimilco, a cargo del delegado Avelino Méndez, como el de la Ciudad de México, con Miguel Ángel Mancera, no han definido siquiera qué tipo de decisión habrá sobre el inmueble.

De acuerdo con vecinos de la zona, el área de Protección Civil y el Instituto para la Seguridad de las Construcciones pretenden declarar al Castillo de San Diego como patrimonio cultural, dado su trazo arquitectónico y su antigüedad.

Existe la esperanza de que con los recursos del Fondo Nacional de Desastres pueda aplicarse un plan de reconstrucción de este peculiar edificio, admirado y buscado por turistas nacionales e internacionales que acuden a la zona lacustre de Xochimilco.

El castillo de San Diego es una casona con amplios jardines, rodeada de los vasos de agua que caracterizan a gran parte de la delegación por donde navegan las tradicionales trajineras, fuente de empleo de cientos de lugareños y motor del turismo en la zona.

Su fachada emula perfectamente a un castillo, cuya imagen resulta imponente desde cualquier ángulo. Su construcción, con diversos desniveles y enormes zaguanes y ventanales, hace del inmueble una belleza en medio de los espejos de agua.

El terremoto del 19 de septiembre no tuvo piedad sobre esta hermosa casona, como tampoco la tuvo con numerosos edificios de la capital del país. Al acercarse al Castillo de San Diego se aprecian claramente los daños.

Hay paredes quebradas y muros derribados. Las grietas y cuarteaduras advierten un peligro latente de colapso. En los alrededores de la enorme construcción se observa también cómo la tierra se abrió.

Los habitantes de Xochimilco esperan que las autoridades tengan a bien rescatar este inmueble en beneficio de la imagen y la tradición turística que ha ganado la demarcación, pues los visitantes tanto nacionales como extranjeros aportan una derrama económica en beneficio de las familias de la zona.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem

TE RECOMENDAMOS: