Inician clases de Braille en la Penitenciaría de la CDMX

  • La Prensa
  • en Metropoli

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

La Prensa en línea

Ciudad de México.- Este lunes iniciaron clases de Sistema Braille para una persona privada de su libertad con discapacidad visual que se encuentra en la Penitenciaría de la Ciudad México y que desea continuar con su preparación académica.

Marcos Cortés Simón, con veinte años interno, perdió la vista en 2014, por lo que buscó apoyo en el Centro Escolar de la Subsecretaría de Sistema Penitenciario de la CDMX para aprender Braille y así tener la oportunidad de continuar con sus estudios.

Por ello, el Subsecretario de Sistema Penitenciario, Hazael Ruíz Ortega instruyó a la Subdirección de Servicios Educativos que solicitara el apoyo del Organismo Mexicano Promotor del Desarrollo Integral de los Discapacitados Visuales, Institución de Asistencia Privada, que aceptó brindar clases a Marcos.

“La fundación mandó a especialistas en la enseñanza para personas con discapacidad visual que después de realizar un diagnóstico estuvieron de acuerdo en apoyar a Marcos durante el tiempo que requiera para desarrollar las habilidades necesaria que se requieren para poder leer y escribir en lenguaje braille.

“Luego de una revisión sabemos que otra persona de la Penitenciaría podría incorporarse a este taller ya que su padecimiento podría llevarlo a perder la vista; igualmente en el Reclusorio Norte se han identificado 40 personas que podrían interesarse por ello solicitaremos al organismo su apoyo para extender la ayuda”, dijo el Subsecretario.

Además se desarrolló un taller de lecto-escritura básica en Braille para asesores del Centros Escolares con la finalidad que tengan los elementos necesarios para poder brindar apoyo a personas con discapacidad visual que lo requieran.

Para enseñar este nuevo lenguaje a Marcos se utilizan el muñeco braillín, para familiarizarse con los signos generadores; regleta, punzón, placas metálicas y papel ledger.

“Brindarles el acceso a la educación a las personas privadas de la libertad, además de formar parte de los ejes rectores de la reinserción social, es un forma de otorgarles el derecho al porvenir una vez que obtengan la libertad”, añadió Ruíz Ortega.