Ayúdame San Juditas

Foto: Enrique Hernández

Ayúdame San Juditas

  • La Prensa
  • en Metropoli

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Por: Enrique Hernández

Estamos en vísperas de que termine el 2016 y comience el año nuevo, por eso la gran parte de los fieles de San Judas Tadeo, en estos días le piden al Santo que los llene de buenas vibras y también le hacen saber sus arrepentimientos.

Tal es el caso de Carlos Pérez García, quien desde hace 13 meses quedó libre de todo cargo de un supuesto homicidio y por ende dejó atrás las Islas Marias donde estaba recluido.

Sin embargo, asegura que todos los fines de mes desde que quedó en libertad, no deja de ir al templo de San Hipólito agradecerle al Santo de los casos difíciles qué le haya concebido de manera celestial volverse a reunirse con su familia.

No obstante, señaló en torno al trabajo no le ha ido muy bien, ya que ha tocado infinidad de puertas y en la mayoría lo han rechazado por lo que no ha podido encontrar un empleo formal.

No pierdo las esperanzas de que San Judas Tadeo me ayude a encontrar un trabajo y con ello pueda estabilizarme ya sea personal y con la familia, comentó con fe este devoto.

Otros entrevistados como la familia Fernández comentaron que están plenamente agradecidos con San Judas Tadeo, ya que les otorgó en el 2016 el milagro de curar a uno de sus familiares que literalmente estaba en él borde de la muerte

Así es que ayer, un día antes del 28 de diciembre, acudieron al templo ubicado en la avenida Hidalgo al cruce con Reforma, y en ese lugar regalaron doscientas rosas como un símbolo gratitud hacia el también conocido ahora, como el patrón de los jóvenes.

Otras familias como los Trejo, no perdieron la oportunidad de postrarse bajo los pies de la imagen de El Santo y ahí expresarle en cuerpo y alma su gratitud por los milagros y también le pidieron que este 2017 tengan más trabajo.

Y es que uno de sus integrantes asegura que este año fue fatal en materia de chamba al recalcar que casi su negocio se va a la quiebra debido a las bajas ventas.

En tanto el señor Leopoldo González, quién hace 6 meses fue atropellado y literalmente quedará sin movimientos en las piernas ayer con la ayuda de unas muletas llegó al templo de San Hipólito donde se persino frente al Santo que todos los meses los días 28 le rezan una multitud

Vengo a darle las gracias porque ahora ya camino aunque sea ayudado de unas muletas, el parte médico decía que ya no iba a poder hacerlo y mi destino era estar postrado en una cama, dijo.

Sólo faltan unos días para que el 2016 culmine y en México los creyentes dan rienda suelta a sus  arrepentimientos, creencias y sobre todo muestran su fe para enfrentar el año 2017 que para muchos será difícil.

TE RECOMENDAMOS:

Dan mantenimiento a tres estaciones del Tren Ligero