¡RECORD!

  • La Prensa
  • en Metropoli

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

En calma y sin incidentes mayores, continuaba el arribo de peregrinos a la Basílica de Guadalupe, con una afluencia de 3 millones 133,000 fieles (hasta las 6:00 de la tarde de ayer domingo), que después de escuchar la misa en la Basílica, se retiraron a sus lugares de origen. El jefe delegacional, Víctor Hugo Lobo Román, informó que el operativo Misión Peregrino 2016, resultó exitoso.
A diferencia de años anteriores, en esta ocasión el número de visitantes se incrementó a partir de las 10:00 de la mañana, informó el jefe delegacional y consideró que este año podría generarse un nuevo record, al registrar más de 7.2 millones de personas, toda vez que haber caído la celebración en fin de semana, estimuló a los viajeros a visitar a la Virgen Morena en el CDLXXXV aniversario de sus apariciones en el Cerro del Tepeyac.
Agregó que aun con el incremento en el número de visitantes, los incidentes fueron mínimos, como resultado de la organización interinstitucional y la fuerza de trabajo de los 5,800 empleados de la Delegación y de Seguridad Pública.
Lobo Román indicó que los cortes intermitentes de la columna humana que espera penetrar al recinto mariano, se ha llevado a cabo en orden, gracias a la disponibilidad de los viajeros, quienes en esta ocasión han seguido las instrucciones del personal de apoyo.
Dijo también que la aplicación Misión Peregrino 2016, que se puede descargar en la página www.gamadero.df.gob.mx, además de las cinco pantallas informativas y todos los materiales de difusión, incidieron en la organización y el control de masas para cumplir plenamente con el propósito de “garantizar una estancia tranquila, ordenada y con calor humano para todos los peregrinos”.
Hasta el corte de las 18:00 horas se realizaron 1,622 atenciones médicas en los 25 puntos de servicio, donde se han atendido casos de cansancio, escoriaciones en los pies y alteraciones en la presión arterial y los niveles de glucosa.
Se reportaron 11 personas extraviadas, mismas que fueron localizadas y devueltas a sus familias.
Se realizó la recolección de 368 toneladas de basura y la distribución de 331,000 litros de agua potable, que beneficiaron a miles de personas.
Los cinco dormitorios instalados en las inmediaciones de la Basílica se encuentran ocupados en su totalidad por 7,500 peregrinos que se preparan para pernoctar.