La ONU proclamo el 22 de mayo Día Internacional de la Diversidad Biológica

  • admin
  • en Metropoli

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

La Prensa en línea

Ciudad de México.-El Gobierno de la Ciudad de México a través de la Secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA), en colaboración con los zoológicos de Chapultepec, Aragón y Los Coyotes, mantienen, mejoran y establecen nuevos programas de conservación de vida silvestre.

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 22 de mayo como el Día Internacional de la Diversidad Biológica, cuyo objetivo es concientizar e informar a la población y a los gobiernos del mundo sobre la biodiversidad, los retos y peligros que enfrenta y los avances a los que ha llegado la sociedad para su cuidado.

En ese sentido, la CDMX desarrolla programas de conservación como el Programa de Reproducción y Conservación del Cóndor Californiano.

En 2012, la Dirección General de Zoológicos y Vida Silvestre de la SEDEMA firmó un memorándum de entendimiento con el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos, la Sociedad Zoológica de San Diego y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales federal para recibir, a finales de 2014, dos hembras de esta especie, para así iniciar su reproducción en el Zoológico de Chapultepec formando dos parejas reproductivas.

El 14 de abril de 2016 se anunció el nacimiento de los primeros dos polluelos de Cóndor de California, siendo la primera vez que esta especie nace en cautiverio fuera de Estados Unidos.

Algunos programas de conservación, incluso cuentan con el apoyo técnico y científico de organismos y entidades internacionales y están enfocados en desarrollar métodos eficaces para la reproducción, crianza y conservación de especies en peligro de extinción.

En los casos que se consideren pertinentes, previa valoración realizada por especialistas en la materia, los programas también contemplan la liberación y reinserción de las crías en sus hábitats naturales.

Uno de los primeros esfuerzos de la actual administración en materia de conservación de biodiversidad y vida silvestre en la Ciudad de México se dio en 2012, cuando se inició un programa interinstitucional para instalar la primera colonia en cautiverio a nivel mundial del gorrión serrano y reforzar los esfuerzos de conservación en el sitio de distribución natural de esta especie endémica en grave peligro de extinción.

Otro esfuerzo importante del Gobierno de la CDMX y de la SEDEMA para la conservación de la biodiversidad es el Programa Binacional de Reproducción y Conservación del Cóndor Californiano.

Otro caso es el del lobo mexicano, considerado como la subespecie de lobo gris en mayor riesgo en el mundo. Se encuentra clasificado en peligro de extinción desde 1973. El Proyecto Biológico de Recuperación del Lobo Mexicano fue creado en 1987 y tres parejas se transfirieron de Estados Unidos a México.

Desde la recepción de esas primeras parejas en los zoológicos de San Juan de Aragón, Chapultepec y Los Coyotes, se ha registrado el nacimiento de un total de 150 crías.

El conejo de los volcanes, zacatuche o teporingo es otro animal exclusivo del país que se encuentra en peligro de extinción.

El Zoológico de Chapultepec inició los esfuerzos de recuperación y conservación de esta especie en 1984, con el establecimiento de una colonia para su manejo y reproducción en cautiverio. En 2003, se estableció una segunda colonia en cautiverio en Los Coyotes y en 2014 en el Zoológico de San Juan de Aragón.

Aunque se han realizado esfuerzos en otros países como el Reino Unido, Bélgica y Japón para reproducir y aumentar la cantidad de ejemplares, las únicas colonias en cautiverio viables a largo plazo son las establecidas en el Zoológico de Chapultepec y en el de Los Coyotes.

De igual manera, dos especies emblemáticas de la conservación silvestre a nivel mundial también son protegidas en los zoológicos de la capital: el ajolote de Xochimilco y el panda gigante.

En el primer caso, este anfibio endémico de la Ciudad de México, clasificado por diversas autoridades ambientales globales como especie en peligro crítico de extinción, está protegido por el Acuerdo de Colaboración para el Rescate y Conservación del Ajolote en Cautiverio y Vida Silvestre, firmado en 2001 por el Gobierno de la CDMX y la Universidad Autónoma Metropolitana. Actualmente, con 30 ejemplares en cautiverio, existen dos colonias de ajolotes: una en Chapultepec y otra en Los Coyotes.

El panda gigante es también una de las especies más amenazadas. El Programa de Reproducción en Cautiverio del Panda Gigante en el Zoológico de Chapultepec se inició en 1975, fecha en la que nuestro país recibió una pareja de ejemplares como símbolo de amistad y buena voluntad por parte del gobierno de la República Popular China.

Este programa ha sido sumamente exitoso, ya que registró el primer nacimiento de un ejemplar de panda gigante fuera de China y durante los últimos 40 años han nacido un total de ocho crías, de las cuales cinco alcanzaron la etapa adulta. Actualmente, se continúa con la relación México-China para mantener esta especie en el país.

En este sentido, los zoológicos de la Ciudad de México –que reciben más de ocho millones de personas al año— juegan un papel primordial en la preservación de especies endémicas del Valle de México y de otras latitudes.

Estos recintos no solo cumplen una función educativa, lúdica y recreativa en la sociedad, sino que colaboran de manera activa en la preservación de diferentes especies de animales, lo que contribuye al mantenimiento y supervivencia de la diversidad biológica no solo de una ciudad, sino del planeta.

 

/ADM