Las curvas de La Prensa

JAVIER GARCÍA JAVA

Las estrellas del espectáculo mexicano han encontrado siempre en las páginas del diario La Prensa el escaparate idóneo para proyectar su carrera, pero al mismo tiempo su sensualidad y belleza han deleitado a nuestros lectores para admirarlas, primero, y luego idolatrarlas.

“El periódico que dice lo que otros callan”, ha dado cuenta de sus logros artísticos, de sus conquistas amorosas y, ¿por qué no?, de sus escándalos, al fin seres humanos. Pero, sobre todo, en las décadas de los años 70 y 80 del siglo pasado, nos tocó reseñar el gran “boom” del cine popular y la vida nocturna en los escenarios que vivió nuestro país, del que emergieron auténticas diosas de la noche y seductoras estrellas de la pantalla grande, como recordaremos a continuación:

OLGA BREESKIN. La vedette, actriz y violinista capitalina cautivó al público noctámbulo con su arte musical y regia anatomía. “Todos la llaman Súper Olga”, escribió La Prensa en uno de sus amplios reportajes.

ISELA VEGA. Películas como La viuda negra y Muñecas de medianoche la proyectaron como una de las actrices más candentes, aunque en su larga carrera ha interpretado todo tipo de personajes que la revelan como una gran actriz.

ROSSY MENDOZA. Dueña de un cuerpo escultural e inquietante, indudablemente fue una de las vedettes más deseadas de la época, haciendo cabaret, teatro, cine y televisión. Formó parte del filme documental Bellas de noche, de reciente manufactura.  

 

MECHE CARREÑO. Ganadora de un premio Ariel, la actriz veracruzana se convirtió en uno de los más bellos símbolos sexuales, llegando incluso a trabajar bajo las órdenes de Emilio Indio Fernández en el filme La choca.    

WANDA SEUX. Los mejores cabaretes de la época se disputaban la presencia de la atractiva vedette paraguaya, quien se ganó a pulso el mote de La bomba de oro. Sin duda fue una de las vedettes más importantes en nuestro país.

LYN MAY. Su paso por el burlesque y el llamado cine de ficheras la convirtió en una espectacular figura de exuberante anatomía; ahora se habla de que podrían contar su vida en una reveladora bioserie.

THELMA TIXOU. Oriunda de Buenos Aires, la súper dotada vedette y actriz argentina saltó a la fama por su actuación en la película Santa sangre, de Alejandro Jodorowsky. Pronto conquistó al público mexicano.

GLORIELLA. También el burlesque fue el punto de partida en su carrera artística. Se le recuerda por ser la primera bailarina vedette que se desnudó por completo en la pista. Fue asesinada a tiros, hasta la fecha inexplicablemente.

SASHA MONTENEGRO. La belleza de esta actriz de origen italiano y sangre yugoslava no sólo sedujo a los mexicanos en películas como Bellas de noche, sino que se casó con el expresidente de México, José López Portillo. Con ese filme se inició el llamado cine de ficheras, reportó La Prensa.