Estados Unidos ya siente la “amenaza” de China

Foto: AFP

Estados Unidos ya siente la “amenaza” de China

La Prensa en Línea

La empresa china Huawei presentó una demanda ante un tribunal federal de Estados Unidos, que impugna la constitucionalidad de la sección 889 de la Ley de Autorización de Defensa Nacional de 2019. El gigante asiático de las telecomunicaciones busca un fallo declaratorio de que las restricciones en su contra son inconstitucionales.

“Esta prohibición no solo es ilegal, sino que también bloquea a Huawei de participar en la competencia justa, dañando en última instancia a los consumidores estadounidenses”, dijo Guo Ping, presidente de la compañía.

Estados Unidos no sólo prohíbe a todas las agencias gubernamentales de EU comprar equipos y servicios de Huawei, sino que también les impide contratar u otorgar subvenciones o préstamos a los clientes, sin ningún proceso ejecutivo o judicial. Esto viola las cláusulas relativas al escrito de proscripción y confiscación y al debido proceso, además de pisotear los principios de separación de poderes consagrados en la Constitución norteamericana.

La razón de fondo y por la que EU emprende estas acciones restrictivas y autoritarias en contra de Huawei, es por la creencia infundada de operaciones de espionaje por medio de su tecnología. Huawei tiene un excelente historial y mecanismos sólidos de seguridad; hasta la fecha, el gobierno norteamericano no ha dado a conocer ninguna prueba seria en contra de la empresa en esta materia.

Desde la perspectiva de Huawei, las medidas prohibitivas impiden que la empresa proporcione tecnologías 5G más avanzadas a los consumidores estadounidenses, lo que retrasará el despliegue comercial de 5G y la mejora de sus prestaciones en Estados Unidos.

Hay incongruencia entre quienes están en contra de una competencia tecnológica sana, no pueden o no quieren ver que hay otras empresas como Facebook o Whatsapp cuya vulnerabilidad en el manejo de datos personales ha sido demostrada. Facebook habría permitido a una empresa británica, Cambridge Analytica, acceder a datos de millones de usuarios para que fueran usados aparentemente durante la campaña presidencial de Donald Trump, según reveló una investigación de The New York Times y The Observer. Su CEO, Mark Zuckerberg, reconoció que su empresa “no goza ahora de una reputación sólida para construir servicios de protección de la privacidad”.

“En Huawei, estamos orgullosos de que somos la compañía más abierta, transparente y escrutada en el mundo”, afirmó John Suffolk, titular global de ciberseguridad y privacidad en Huawei. La empresa tiene integrados mecanismos de seguridad en el desarrollo y despliegue de sus productos, lo cual ha asentado un referente con estándares de elevado nivel que pocas empresas pueden igualar.

De acuerdo con las previsiones de fuentes de la industria, de permitir a Huawei competir en el mercado, se reducirían en 15% a 40% los costos de la infraestructura de telefonía móvil, ahorrando por lo menos 20 mil millones de dólares a los operadores en Norteamérica durante cuatro años.

Huawei está dispuesto a abordar las preocupaciones de seguridad del gobierno de Estados Unidos y trabajar coordinadamente para resolver los verdaderos problemas de seguridad cibernética, pero el gobierno norteamericano.