Aprueba Reino Unido el uso de marihuana con fines medicinales

Foto: Ilustrativa

Aprueba Reino Unido el uso de marihuana con fines medicinales

Londres, 1 Nov (Notimex).- A partir de hoy Reino Unido permite el uso de la marihuana con fines medicinales para tratar condiciones muy especiales como la epilepsia severa, la esclerosis múltiple o controlar el vómito y la náusea provocada por la quimioterapia.

Las reglas se modificaron para permitir su uso a raíz de un sonado caso este año en el que la madre del niño Billy Caldwell de 13 años de edad -quien padece epilepsia severa- hizo una campaña en favor del uso de la marihuana con usos medicinales.

La madre de Billy, Charlotte Caldwell, viajó a Canadá para conseguir el remedio medicinal y al llegar al aeropuerto de Heathrow el frasco le fue confiscado.

Su caso fue noticia en las principales planas de los medios nacionales, por lo que el ministro del Interior, Sajid Javid, intervino en favor del uso de la marihuana con fines terapéuticos en casos extremos como el de Billy.

Otro caso similar fue el de Alfie Dingley, de siete años de edad, quien también sufre de constantes ataques de epilepsia que según sus padres son menos violentos con el uso de un aceite a base de cannabis.

A raíz de que ambos casos salieron a la luz pública el Ministerio del Interior extendió una licencia especial para los padres de Billy y Alfie para que puedan tener acceso al tratamiento.

La droga fue reclasificada de clase 1 a tipo 2, lo cual significa que se le otorga un reconocimiento por su potencial uso medicinal.

En octubre Javid pidió que se revisara la legislación para usar la marihuana como medicina, pero aclaró que de ninguna forma es el primer paso para permitir su uso recreativo.

“Casos recientes que involucran a niños enfermos me dejaron en claro que nuestra posición respecto a los usos medicinales de la marihuana no era satisfactoria”, afirmó el funcionario en su momento.

“Esto ayudará a pacientes con necesidades médicas excepcionales, pero de ninguna manera es el primer paso a la legalización de la marihuana para su uso recreativo”, aclaró el funcionario del gobierno de Theresa May.

La doctora en jefe del Servicio Nacional de Salud de Inglaterra, Sally Davies, recomendó terapias a base de cannabis debido a los beneficios terapaúeticos en algunos pacientes.

Sin embargo, su uso requiere la receta médica de un especialista y no de un médico general y sólo podrá recomendarse en casos extremos.

El doctor Michael Bloomfield, de la Universidad de Londres (UCL por sus siglas en inglés), aseguró que esta estrategia es la correcta hasta que no exista “evidencia fuerte” sobre sus beneficios.

“Va a ser muy difícil para doctores recetar los productos que contienen cannabis en un inicio, y creo que eso es lo correcto”, externó el especialista y autor de ensayos sobre el uso y efectos de dicha droga.

Entretanto, el Consejo Consultivo para el abuso de las Drogas (ACMD por sus siglas en inglés) realiza un estudio de largo plazo sobre el uso de la marihuana terapéutica y emitirá una recomendación al gobierno británico el próximo año.