Alemania celebra el Día de Todos los Santos

Foto: EFE

Alemania celebra el Día de Todos los Santos

Berlín, 1 Nov (Notimex).- El primero de noviembre se celebra en Alemania la festividad de Todos los Santos, una tradición cristiana que quiere brindar la oportunidad de acordarse de aquellas personas y allegados que se consideran “santas”, en el sentido de muy queridas.

Es habitual que durante todo el día se produzcan visitas constantes en los cementerios alemanes para ofrecer flores frescas y ornamentos al lado de las tumbas de difuntos queridos y familiares.

El nombre vino de la conmemoración cristiana de los Santos, pero alcanzó un número tan elevado de estos que era imposible festejarlos durante todo el año.

Por este motivo, se decidió concentrar la celebración en recuerdo de Todos los Santos el primero de noviembre. En la Iglesia católica occidental, el primero que lo introdujo fue el Papa Gregorio III (731-741). En latín se llama Festum Omnium Sanctorum. La iglesia ortodoxa festeja este día desde el siglo IV después de Cristo.

La festividad de Todos los Santos es oficial, ni se trabaja ni se va al colegio, solo en cinco de los 16 estados federados de Alemania: Baden-Württemberg, Baviera, Renania del Norte-Westfalia, Renania-Palatinado y Sarre, todas situadas en el oeste y todas ellas con mayoría de confesión católica.

Según el portal de estadística alemán Statista, en Baden-Württemberg son 37 por ciento de católicos frente a un 33 por ciento de protestantes; en Baviera (55 a 21); en Renania del Norte-Westfalia (42 a 28); en Renania-Palatinado (45 a 31); y en el Sarre (63 a 19).

Al margen del 1 de noviembre, hay quien también celebrará mañana 2 de noviembre el día de Todas las Almas, festividad que se introdujo en el marco de la Iglesia católica romana para recordar a todos los muertos y almas.

Dado que muchas tumbas en los cementerios ya quedan decoradas el día anterior, mañana muchos aprovechan para encender una veladora, “la luz eterna” para revivir el espíritu de los difuntos. A diferencia del 1, el día 2 no es festivo en ninguna región alemana y no se considera un “día de silencio”.

El día de Todas las Almas fue proclamado en 998 por el abad Odilo de Cluny. Al principio era sólo para los muertos que estaban subordinados a determinados monasterios, pero luego se extendió a toda la iglesia.

Dado que en Alemania hay aproximadamente un 50 por ciento de protestantes y un 50 por ciento de católicos, esto también se refleja en los festivos religiosos.

La víspera, 31 de octubre, por ejemplo, solo fue festivo en nueve regiones federales de mayoría protestante: Brandenburgo, Meclemburgo-Pomerania Occidental, Sajonia, Sajonia-Anhalt, Turingia, Bremen, Hamburgo, Schleswig-Holstein y Baja Sajonia.

El 31 de octubre es el llamado Día de la Reforma y se recuerda el año 1517 cuando se dice que el teólogo Martín Lutero colocó sus 95 tesis sobre la penitencia y la indulgencia en la puerta de la iglesia del castillo en Wittenberg. Para los cristianos evangélicos esto marcó el inicio de la renovación de la iglesia.

El suceso se conoce en la Historia como La Reforma, que provocó un cisma en la Iglesia católica para dar pie al surgimiento de la Iglesia protestante o evangélica. El cisma se extendió por toda Europa.