..
Indignación mundial contra Israel por muerte de palestinos en Gaza

Foto: AFP

Indignación mundial contra Israel por muerte de palestinos en Gaza

Jerusalén, 15 May (Notimex).- Países en todo el mundo expresaron hoy su indignación y condena contra Israel por la muerte de al menos 60 palestinos a manos de soldados israelíes durante las protestas que estallaron la víspera a la largo de la frontera con la Franja de Gaza.

Al menos 59 palestinos murieron el lunes en Gaza y dos mil 800 resultaron heridos, luego de que el ejército israelí disparó municiones reales, gas lacrimógeno y bombas incendiarias contra manifestantes reunidos a lo largo de la valla fronteriza para protestar contra la apertura de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén.

Los gobiernos de Turquía, Francia, Alemania, Reino Unido, China, Japón, Bélgica, Rusia, Irlanda, Arabia Saudita, Egipto, Jordania, entre muchos otros países y organizaciones, expresaron este martes su firme condena a la masacre de palestinos por parte de Israel y exigieron una investigación de lo ocurrido.

Unas de las reacciones más severas por lo que ocurre en Gaza fue la del gobierno de Turquía, que acusó a Israel de genocidio y expulsó al embajador israelí en Ankara, y la de los países de la Liga Árabe (LA), que pidieron la Corte Penal Internacional (CPI) investigar los “crímenes” israelíes.

“Lo que Israel ha hecho es un genocidio. Condeno este drama humanitario, el genocidio, desde cualquier lado, Israel o Estados Unidos”, afirmó este martes el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, durante una reunión con estudiantes turcos en Londres.

El mandatario, quien declaró tres días de duelo nacional en honor de los palestinos fallecidos, afirmó que Israel “es un Estado terrorista”, luego de criticar la violencia en Gaza y de la apertura de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén, según un reporte de la agencia Anadolu.

La agencia de noticias oficial de Turquía informó también esta tarde que el Ministerio de Asuntos Exteriores le pidió al embajador de Israel en Ankara, Eitan Na’eh, abandonar temporalmente esa nación asiática.

La cancillería turca había convocado al embajador israelí para protestar por el uso de Israel de la fuerza letal contra los palestinos y la decisión de Estados Unidos de trasladar su embajada a Jerusalén, además de llamar a sus embajadores en Washington y Tel Aviv a consultas.

La violencia en Gaza también fue condenada en las calles de la ciudad de Estambul, donde cientos de personas marcharon hasta la Plaza Galatasaray, gritando consignas contra Israel y sosteniendo banderas turcas y palestinas.

El jefe de la Liga Árabe, Ahmed Abul Gheit, condenó también la “masacre” de palestinos, que calificó de “crímenes de guerra”, e hizo un llamado a la comunidad internacional para “proteger al pueblo palestino, que se enfrenta a la brutalidad, violencia y asesinato”, informó la televisión Al Yazira.

“Israel es una entidad opresiva y asesina y sus políticos y oficiales deben ser llevados ante la Corte Penal Internacional”, afirmó por su parte Amjad Shamout, presidente del Comité Permanente de Derechos Humanos de la LA.

En un comunicado, Shamout pidió al Corte internacional de La Haya, cuya misión es juzgar a las personas acusadas de cometer crímenes de genocidio, de guerra, de agresión y de lesa humanidad, investigar con urgencia “los crímenes de la ocupación israelí” contra los palestinos.

En este mismo sentido, los gobiernos de Reino Unido, Francia y Alemania pidieron una investigación independiente sobre la violencia ocurrida en lunes en la frontera entre Israel y la Franja de Gaza, sobre todo del uso de armas por parte de las tropas del Estado judío.

El ministro de Reino Unido para Medio Oriente, Alistair Burt, reconoció “el derecho de Israel a defender sus fronteras”, pero expresó su “preocupación” por el excesivo uso de balas reales contra los manifestantes palestinos. “Debería haber una investigación sobre esto”, indicó.

Llamado similar externó el portavoz del gobierno alemán, Steffan Seibert, quien abogó por la creación de una comisión de investigación independiente, que puede aclarar los incidentes violentos y las violaciones sangrientas en Gaza.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bélgica, por su parte, convocó a la embajadora israelí para informarle sobre los sucedido ayer en Gaza y también pidió una investigación internacional, dirigida por las Naciones Unidas (ONU).

El presidente francés, Emmanuel Macron, y la jefa de política exterior de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, también se sumaron a la condena internacional por violencia de las fuerzas armadas israelíes contra los manifestantes palestinos y llamaron a la calma.

El gobierno de China pidió moderación, “especialmente” de parte de Israel para evitar más actos de violencia, mientras que Japón pidió las autoridades israelíes mantener la calma y los palestinos evitar provocaciones que desaten nuevos enfrentamientos.

En Rusia, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, expresó su preocupación por la muerte de docenas de palestinos y dijo que el gobierno del presidente Vladimir Putin estaba monitoreando de cerca la situación.

Egipto y Jordania, los únicos dos Estados árabes que tienen relaciones diplomáticas formales con Israel, condenaron la acción israelí en la Franja de Gaza, sobre todo por el “uso excesivo de la fuerza contra el pueblo palestino indefenso”.

En contraste, el portavoz de la Casa Blanca, Raj Shah, acusó al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas) de la violencia en Gaza y de realizar un “espantoso y desafortunado intento de propaganda” ante la muerte de los manifestantes palestinos.

“La responsabilidad de estas muertes trágicas recae directamente en Hamas…. Hamas está provocando intencionalmente y cínicamente esta respuesta”, afirmó el vocero del presidente Donald Trump, tras afirmar que “Israel tiene derecho a defenderse”.