Trump lanza plan para modernizar la infraestructura de EEUU

Washington, Estados Unidos | AFP | El presidente Donald Trump reveló el lunes un plan para modernizar la infraestructura de Estados Unidos que marca un retorno a las prioridades domésticas tras años de gastos bélicos.

“Después de gastar estúpidamente 7 billones de dólares en Oriente Medio, es hora de empezar a invertir en NUESTRO país”, tuiteó Trump este lunes.

 

“Esta será una gran semana para la infraestructura”, dijo en la red social.

 

La iniciativa incluye 200.000 millones de dólares de fondos públicos para diversas obras. Además se apunta a estimular contribuciones por 1,3 billones de dólares por parte de estados y empresas para modernizar carreteras, puentes y aeropuertos que Trump considera que están deplorable estado.

 

Funcionarios de la Casa Blanca dicen que el programa implica un retorno a las prioridades nacionales y que 50.000 millones de dólares serán volcados a modernizar la infraestrcutura de áreas rurales; muchas de las cuales fueron cruciales para darle la victoria a Trump en las elecciones de 2016.

 

Asimismo el plan busca eliminar barreras burocráticas a la construcción como inspecciones de seguridad ambiental y la necesidad de obtener permisos de varios organismos del Estado, dijo la Casa Blanca.

 

Se incluyen en el programa unos 100.000 millones de dólares para incentivar inversiones de estados, localidades y empresas privadas.

 

También este lunes, el gobierno de Estados Unidos debe empezar el tortuoso proceso de ajustar el presupuesto federal de 2019 cuando recientes recortes de impuestos y compromisos de gastos generan el riesgo de un mayor endeudamiento.

 

Ahora será el Congreso el que debatirá el programa de infraestructura y el presupuesto. Se espera que Trump reciba esta semana a legisladores demócratas y republicanos para discutir esos temas.

 

– ¿Un plan sostenible? –

El plan seguramente desatará críticas de quienes cuestionan que el gobierno gaste dinero al mismo tiempo que reduce impuestos y se vislumbran déficits.

 

El director de Presupuesto de la Casa Blanca Mick Mulvaney dijo en cambio que el plan demuestra una adecuada administración de gastos.

 

“Como a cualquier familia estadounidense, el presupuesto ofrece opciones: gastos que debemos hacer, recortes en lo que podamos y reducción de lo que pedimos prestado”, dijo Mulvaney el sábado.

 

Sin embargo Mickey Levy,economista jefe de Berenberg Capital Markets, dijo que el programa coloca a Estados Unidos en un sendero insostenible.

 

Indicó que legislación presupuestal agrega gastos al gobierno federal cuando crecen los ingresos fiscales pero los déficits ya son altos y la deuda “es incómodamente alta y creciente”, dijo en una nota.

 

“En este contexto, es fiscalmente irresponsable” aumentar los gastos, afirmó.