Seis hipermercados franceses vendieron leche infantil vetada por salmonella

  • Antonio De Marcelo Esquivel
  • en Internacional

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

París, 10 ene (EFE).- Al menos seis hipermercados franceses han vendido cajas de la leche infantil del grupo Lactalis, a pesar de que su distribución está prohibida desde el pasado diciembre debido a que se sospecha que su consumo esté relacionado con un brote de salmonelosis que afectó a 35 bebés, informó hoy la prensa francesa.

Los hipermercados E.Leclerc, Auchan, Intermarché, Cora, Sytème U y Carrefour han reconocido que centenas de cajas de leche infantil del grupo lácteo líder en Francia Lactalis han llegado al público después del 21 de diciembre, cuando las autoridades sanitarias prohibieron la comercialización.

 

“A pesar de haber retirado 36.000, 52 productos se han saltado la vigilancia de nuestros equipos y han sido vendidos a nuestros clientes en 28 de nuestras tiendas”, dijo Auchan en un comunicado.

 

El grupo Sytème U elevó a 384 las cajas de leche infantil vendidas y que potencialmente podrían estar contaminadas por la salmonella, mientras Cora lo tasó en 72 unidades.

 

Intermarché aseguró haber abierto una investigación interna para comprobar qué falló después de que una madre denunciase que había comprado una marca de Lactalis, Milumel Lémiel.

 

E.Leclerc asumió la venta de 984 de cajas de Lactalis y anunció una auditoría interna para depurar responsabilidades.

 

La cadena Carrefour fue la última en reconocer fallos al desvelar que comercializó 434 unidades de esa leche infantil.

 

La polémica sanitaria comenzó el pasado 2 de diciembre, cuando Lactalis informó de que tenía el conocimiento de una veintena de casos de salmonelosis en bebés de menos de seis meses que habían ingerido algunos de sus productos.

 

Desde entonces, las autoridades sanitarias francesas han realizado al menos 2.000 inspecciones.

 

Se sospecha que el foco de infección sucedió en la planta de Lactalis en Craon, en el oeste del país, donde fueron elaborados o transformados los productos sospechosos.

 

La justicia francesa abrió además una investigación preliminar para aclarar el origen de los brotes de salmonelosis en los 35 bebés, de los que 16 tuvieron que ser hospitalizados, aunque ninguno de ellos corre peligro. EFE