Mientras Norteamérica se congela, Australia se quema

Foto: Ilustrativa

Mientras Norteamérica se congela, Australia se quema

Sidney, 5 Ene (Notimex).- Australia se enfrenta a una ola de calor que se prevé haga saltar los termómetros hasta más allá de los 40 grados mañana sábado.

La región más afectada es la sureste, y se espera que en Richmond, suburbio de Melborne, el mercurio llegue a los 44 grados el domingo.

De acuerdo a los meteorólogos australianos hasta entrada la próxima semana se espera que las temperaturas desciendan.

La isla de Tasmania, frente al extremos sureste australiano, se encuentra en alerta ya que la combinación de calor, sequedad y fuertes vientos, crea las condiciones para incendios forestales.

Mientras tanto Noteamérica se enfrenta a las “bombas de clima” o “ciclones bomba” que forman tormentas invernales que rivalizan en tamaño con los ciclones y que comparten su origen en la llamada bombogénesis.

Este término meteorológico se refiere a una tormenta no tropical que se intensifica con mucha rapidez.

Este proceso climático tiende a ocurrir en los meses de invierno y puede crear vientos huracanados que originan inundaciones en zonas costeras y fuerte caída de nieve.

La región occidental del Atlántico Norte es proclive a estos fenómenos porque en los meses fríos el aire frío de la zona choca con el aire caliente proveniente del oceáno. La combinación de ambas clases de aire lleva a fuertes tormentas de nieve.