Japón se enfrenta a su peor amenaza, asegura el Primer Ministro

Foto: AFP

Japón se enfrenta a su peor amenaza, asegura el Primer Ministro

Tokio, 4 Ene (Notimex).- La situación de seguridad a la que se enfrenta Japón es la más peligrosa desde la Segunda Guerra Mundial debido a las provocaciones “inaceptables” de Corea del Norte, señaló hoy el primer ministro Shinzo Abe.

El líder japonés prometió este jueves trabajar con la comunidad internacional y fortalecer este año las capacidades de defensa de Japón frente al desarrollo nuclear y de misiles de Corea del Norte.

“Avanzaremos con firme diplomacia para hacer que Corea del Norte cambie sus políticas”, señaló Abe en su conferencia de prensa con motivo del Año Nuevo, celebrada en Ise, en la prefectura de Mie, en el centro de Japón.

El primer ministro expresó que su administración “se esforzará por fortalecer nuestras defensas, no solo como una extensión de las prácticas existentes, sino de la manera que es realmente necesaria para proteger a los ciudadanos”.

El gobierno aprobó un presupuesto militar récord el mes pasado, con gasto en defensa que aumentará por sexto año, con incremento de 1.3 por ciento, a 5.19 billones de yenes (46 mil millones de dólares), con la mayor cantidad, 137 mil millones de yenes, destinada a reforzar las defensas contra los misiles balísticos de Corea del Norte.

“Es absolutamente inaceptable que Corea del Norte esté pisoteando el fuerte deseo de Japón y del resto de la comunidad internacional de obtener soluciones pacíficas y continuar con su comportamiento provocador”, comentó Abe.

El año pasado, Corea del Norte lanzó tres misiles balísticos intercontinentales y más de otros 15 misiles balísticos, incluidos algunos que sobrevolaron Japón continental hasta el océano Pacífico. El Norte también llevó a cabo su prueba nuclear más poderosa hasta la fecha.

Tras señalar que las recientes sanciones de Estados Unidos apuntan al suministro de productos petroleros a Corea del Norte, Abe dijo que vigilará de cerca los efectos de las sanciones sobre Pyongyang, ya que el clima frío se intensifica en los próximos dos meses.

La administración Abe ha abogado por presionar a Pyongyang a través de sanciones cada vez más duras y rehusándose a mantener un diálogo directo hasta que se comprometa a abandonar su programa nuclear.

Abe también dijo que espera que el año traiga progreso en el debate hacia una primera revisión de la Constitución japonesa de posguerra, un documento que él y su Partido Liberal Democrático han intentado enmendar desde hace mucho tiempo.

“Quiero hacer de este un año en el que presentamos al público la forma que debe tomar la Constitución, y profundizar aún más el debate hacia la reforma constitucional”, dijo Abe.

“Los principios básicos de la Constitución no cambiarán, pero es natural que lo debatamos de acuerdo con los tiempos cambiantes”, precisó.

Pero Abe se abstuvo de establecer una línea de tiempo particular para el proceso de reforma, enfatizando que el debate debería primero tener lugar dentro de cada partido político y luego dentro de las comisiones constitucionales en ambas cámaras de la Dieta.