Trump conserva fidelidad de sus partidarios en zonas rurales de EEUU

Foto: Trump/ AFP

Trump conserva fidelidad de sus partidarios en zonas rurales de EEUU

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Clinton, Estados Unidos | AFP | En la zona más rural y modesta de Estados Unidos, los partidarios de Donald Trump que hace un año le votaron para convertirse en presidente siguen alabando su forma de hacer política y sus promesas de libertad.

Aunque los datos de aprobación de Trump a nivel nacional están en mínimos históricos, la base republicana considera que el multimillonario empresario entiende sus problemas, en lugar de ignorarlos.

 

“Cruzo cada día el río con mi ganado, con mi camión, y no tengo miedo de ser vigilado por el gobierno”, afirma Dan Eoff, un ranchero de 68 años, con bigote blanco y sombrero vaquero negro, que vive en la pequeña ciudad de Clinton, en el estado de Arkansas (centro).

 

En el pasado tuvo problemas con la Agencia de Protección del Medioambiente (EPA, por sus siglas en inglés) por un arroyo que atraviesa su terreno, pero Trump eliminó unas normativas sobre la cuestión poco después de asumir el cargo.

 

“Las personas que ha escogido para su gobierno saben lo que hacen, entienden nuestra forma de vida”, afirma Eoff.

 

Mike Fox, otro vecino que también cría ganado, asiente. “Necesitábamos un cambio”.

 

El 8 de noviembre de 2016, Trump obtuvo 61% de los votos en Arkansas y 73% en el condado de Clinton.

 

Junto a unas treinta personas, observa cómo desfilan 500 terneros, becerros y vacas. “Ha hecho cosas buenas para gente en nuestro negocio. La economía está mejorando y la gente come más carne”, apunta Fox.

 

– El pulso del campo –

 

Arkansas forma parte, junto a Misisipi y Virginia occidental, de los estados más pobres del país.

 

Clinton es una pequeña ciudad situada a lado y lado de una larga carretera envuelta de bosques, donde el hospital y las escuelas emplean a gran parte de sus 2.600 habitantes.

 

A finales de los 2000 cerraron dos grandes fábricas y un tornado arrasó en 2008 una planta donde se fabricaban botes. La explotación de gas fue durante un tiempo un respiro económico, pero ya ha terminado.

 

En un intento por atraer nuevas inversiones, el alcalde Richard McCormac impulsó la renovación del sistema de saneamiento de aguas residuales.

 

Votó convencido a Trump. “Son los emprendedores y las pequeñas empresas los que hacen avanzar la economía”.

 

“Ha sabido adoptar el pulso del campo”, señala Peggy Eoff, que cada año organiza con su esposo Dan Eoff la fiesta más popular de Clinton, la carrera de carretas.

 

“La gente que tiene que ir a trabajar cada día está cansada de lo que pasa en Washington, de los políticos que creen que somos ciudadanos pequeños que no sabemos nada. Nos subestiman”, fustiga.

 

Lo retórica de Trump, directa y muchas veces con insultos, es señal de franqueza, según muchos. Su fracaso a la hora de reformar la ley de cobertura sanitaria es culpa del Congreso, según otros.

 

Peggy Eoff nunca se planteó votar a Hillary Clinton, a pesar de la que excandidata presidencial demócrata fue durante años la primera dama de Arkansas cuando su marido Bill Clinton fue gobernador. Pero dejó el recuerdo de ser una persona fría y alejada de las preocupaciones del mundo rural.

 

– Más empleos –

 

Pero Trump también tiene detractores.

 

“No le importa el estadounidense medio, solo se preocupa por el dinero y la gente importante”, subraya Brad Mohr, un veterano de guerra que ha acudido a un concierto en homenaje a antiguos combatientes.

 

El mandatario dice que apoya al ejército, “pero realmente necesitamos que ponga dinero en otro lado, como la sanidad de la clase media, los empleos”, explica.

 

Ashton Pruitt, que gestiona con su esposo la subasta de ganado, apoyó a Clinton en 2016.

 

Esta mamá de 29 años presenta cada mañana un programa de música country en la radio local KVOM, antes de abrir su tienda de ropa.

 

Su vida no ha cambiado desde las presidenciales, insiste. “Trabajo tanto como siempre porque quiero dar a mis hijos lo mejor, sin importar quién es el presidente”.