844 personas “requirieron asistencia sanitaria” en Cataluña 

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

BarcelonaEspaña | AFP | Más de 840 personas “requirieron asistencia sanitaria” a raíz de las cargas policiales contra manifestantes que intentaban impedir el cierre de los centros de voto del referéndum de independencia en Cataluña prohibido por la Justicia española, informó este domingo el gobierno regional catalán.

“En relación a las cargas de los cuerpos policiales del Estado durante la jornada del referéndum, un total de 844 personas han requerido asistencia sanitaria”, informó en un breve comunicado actualizado a las 21H30 (19H30 GMT) el departamento de Salud del gobierno catalán.

Entre ellos había al menos dos heridos graves.

Uno de ellos es un hombre de unos 70 años, que se encontraba en un colegio electoral de Lleida, a unos 150 km al oeste de Barcelona y que “ha sufrido un infarto cuando la policía iba a desalojar”, informó a la AFP una portavoz de los servicios de urgencias médicas.

El otro sufrió una lesión en un ojo provocada por una pelota de goma, según un portavoz del gobierno de salud catalán.

El ministerio de Interior español informó por su parte que 33 agentes “han requerido atención médica inmediata a raíz de su trabajo hoy en los colegios”: 19 policías nacionales y 14 guardias civiles.

El portavoz del gobierno regional catalán, Jordi Turull, recordó que “el Parlamento de Cataluña aprobó la supresión de las pelotas de goma” en su territorio.

“Por lo tanto pedimos a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado que sean consecuentes con esta decisión en el territorio catalán”, agregó.

Desde antes del amanecer, cientos de personas se habían concentrado ante los centros de voto designados para la celebración de la consulta, prohibida por Madrid.

Su objetivo era votar y también “proteger” pacíficamente estos centros, impidiendo el acceso a la policía, que tenía orden de cerrarlos.

Sin embargo, la Policía Nacional y la Guardia Civil entraron por la fuerza en varios colegios y en algunos casos cargaron contra grupos que opusieron resistencia, según varios testigos interrogados por la AFP.

Testigos presenciales difundieron en redes sociales imágenes de los incidentes, que mostraban cómo algunos manifestantes eran empujados por la policía, e incluso golpeados con porras para que se fueran.

En otro video se veía a manifestantes que gritaban “¡asesinos, asesinos!” a los agentes, y rodeaban, con las manos en alto, a un grupo de antidisturbios.