Asesinan a seis budistas en estado Birmano de Rakhine

Foto: Internet

Asesinan a seis budistas en estado Birmano de Rakhine

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Bangkok, 4 ago (EFE).- Seis granjeros de una minoría budista fueron encontrados muertos en el conflictivo estado Rakhine, en el oeste de Birmania (Myanmar) donde existe un conflicto sectario con la comunidad musulmana rohinyá, informaron hoy fuentes oficiales.

Los cadáveres, hallados en la remota pedanía de Mayu, tenían heridas de bala y de arma blanca, publicó en Facebook el comité de información de la Oficina de la Consejera de Estado y líder de facto del país, la premio nobel de la paz Aung San Suu Kyi.

En la nota se apunta a “extremistas” como los responsables de la matanza, en referencia al grupo insurgente Ejército para la Salvación Rohinyá de Arakan (ARSA, por sus siglas en inglés).

ARSA, conformado por un número indeterminado de la etnia rohinyá que se alzó en armas contra el Ejército birmano, negó estar detrás de los asesinatos.

“Atacar a civiles va contra los intereses de nuestro movimiento”, apuntó la guerrilla en un mensaje publicado en Twitter.

Según la versión oficial, un grupo armado asaltó a los granjeros durante la mañana del jueves.

Al menos otras cuatro personas de la misma aldea se encuentran desaparecidas.

“Estos últimos ataques destacan la necesidad de que las autoridades de Myanmar cooperen plenamente con la misión de investigación de la ONU y autoricen su acceso a cualquier parte del país”, dijo el director para Asia-Pacífico de Amnistía Internacional (AI), James Gomez.

Gomez indicó que “la promesa de las autoridades de responder a los últimos asesinatos en Rakhine con ‘operaciones de limpieza intensiva’ es particularmente preocupante”, dada la violencia empleada por los cuerpos de seguridad en este tipo de acciones en el pasado.

Más de un millón de rohinyá viven en Rakhine, donde sufren una creciente discriminación desde el brote de violencia sectaria en 2012 que causó al menos 160 muertos y dejó a unos 120.000 de ellos confinados en campos de desplazados.

Las autoridades birmanas consideran que los rohinyá descienden de inmigrantes bangladeshíes, país que tampoco los reconoce.

La situación en Rakhine empeoró en octubre de 2016 con las operaciones militares para detener a un grupo rebelde rohinyá que mató a nueve agentes en un ataque a varios puestos policiales a principios de ese mes.

Al menos 74.000 rohinyá cruzaron la frontera con Bangladesh para escapar a las operaciones militares que concluyeron el pasado febrero, entre denuncias de la ONU y organizaciones no gubernamentales de que se habían cometido numerosos abusos con la población civil, incluidos asesinatos, violaciones y quema de casas.

Birmania ha estado gobernada por generales desde 1962 hasta el año 2011, cuando empezó una transición tutelada por los militares y que desembocó en las elecciones de 2015, que ganó el movimiento democrático de Suu Kyi.