Venezuela estaría en la ruta de una guerra civil: analista de Crisis Group

Foto AFP

Venezuela estaría en la ruta de una guerra civil: analista de Crisis Group

Notimex

Bogotá.- El analista de Crisis Group, Phil Gunson, aseguró que en Venezuela “hay dos países paralelos, dos juegos de instituciones en el que ninguno respeta al otro” y advirtió que se puede entrar a “un default financiero, colapso del gobierno, una guerra civil”.

Gunson analizó en entrevista con la influyente revista Semana, la decisión de la Asamblea Nacional de designar a 33 nuevos magistrados, al considerar ilegítimos a los que hoy conforman el Tribunal Supremo de Justicia.

“Estamos ante una situación extremadamente delicada. Potencialmente tendremos dos tribunales supremos, dos consejos electorales”, comentó el experto a una semana de las elecciones para una Asamblea Nacional Constituyente.

Dijo que no se sabe “qué va a pasar con la fiscal general, pero ella está bajo amenaza del Ejecutivo, la quieren sacar de su cargo para reemplazarla por alguien más leal a la causa.

En la práctica el gobierno de Nicolás Maduro “tiene todo el poder en sus manos porque hasta ahora controla tanto la fuerza armada nacional como las muy disminuidas fuentes de ingreso que vienen principalmente de la industria petrolera”.

“Lo que pretende la oposición es presionar hasta romper la unidad del gobierno, porque sólo así vamos a llegar a una solución negociada”, explicó el experto.

Para Gunson, en Venezuela “hay muy poco terreno en el centro, no hay una zona de acuerdos, ningún espacio en donde los dos lados se encuentren. En términos del equilibrio de fuerzas tenemos un 80 por ciento del electorado que rechaza abiertamente el gobierno y todo lo que pretende hacer”.

“El impacto en la gente común y corriente es muy serio porque esa crisis política, económica y social no permite que el país avance. Lo que más siente la población es la falta de productos básicos. No hay manera de que se resuelva eso sin negociación”, indicó.

Advirtió que si no se logra una negociación lo que se verá en Venezuela es “más violencia con la posibilidad de llegar a extremos: default financiero, colapso del gobierno, una guerra civil”.

A su juicio en Venezuela se está esperando, “una fractura del régimen tanto civil como militar, una negativa de parte de las fuerzas armadas a seguir acompañando a Maduro, lo cual en teoría lo obligaría a irse o a negociar su salida”.

“Aunque nadie -señaló- puede pronosticar cuándo sucedería, el 30 de julio está poniendo mucha presión, hay decenas de oficiales militares presos por su disidencia al no estar de acuerdo con la Constituyente y temen que Maduro vaya a sacar al Ejército a la calle a reprimir”.

Este escenario “podría convertirse en el punto de quiebre porque algunos militares se podrían negar a acatar órdenes de ese tipo, ellos no están entrenados para las situaciones de orden público. Hay civiles que portan armas, en el caso de darse una confrontación entre la oposición, que está desarmada, y el Ejército sería una masacre”.

Insistió que “la lucha por restablecer la democracia se vuelve más complicada con la elección de la Asamblea Constituyente. Es evidente desde hace meses que la lucha electoral que la oposición había escogido llegó a su fin, porque el gobierno no está dispuesto a medirse en elecciones libres y transparentes, entonces pasaron a la calle”.

Sin embargo, “no está claro si después del 30 de julio la oposición podrá actuar abiertamente. No sería nada raro que varios de los líderes de la oposición fueran a la cárcel, por lo que crecería la lista de presos políticos, que en la actualidad supera los 400″.

“No me extrañaría que parte del liderazgo de la oposición pase a la clandestinidad o al exilio”, concluyó.