Las peores pérdidas del ejército ucraniano desde principios de año

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp
Foto: Archivo OEM

Foto: Archivo OEM

AFP
Kiev, Ucrania, 24 de Mayo.- Con la muerte de siete soldados, anunciaron este martes las autoridades de Kiev que el ejército ucraniano sufrió sus peores pérdidas desde principios de año, mientras no se producen avances claros en el proceso de paz.
“Siete soldados ucranianos murieron y nueve resultaron heridos en las últimas 24 horas”, indicó en un comunicado el Consejo de Seguridad Nacional y de Defensa ucraniano.
Olexandr Turchínov, secretario del Consejo, acusó a los rebeldes de disparar con armamento pesado, violando los acuerdos de paz de Minsk. Sin embargo, no ofreció detalles sobre las circunstancias de la muerte de los siete soldados ucranianos.
El portavoz del Consejo, Oleksandr Motuzianyk, precisó por su parte que se trataba de ataques separados a lo largo de la línea del frente.
“El enemigo aumentó aún más el número de disparos contra las posiciones ucranianas. A lo largo de toda la línea del frente, el enemigo hizo uso de morteros de calibre 82 y 120 milímetros”, dijo durante una conferencia de prensa.
El anuncio de este balance se produce al día siguiente de una entrevista telefónica entre los presidentes francés, ucraniano, ruso y la canciller alemana.
Los cuatro mandatarios recordaron su “adhesión a los acuerdos de Minsk” que prevén un alto el fuego entre militares ucranianos y separatistas prorrusos y su “determinación por hacer todo lo posible para que se aplique en su integralidad lo más rápido posible”, precisó el lunes el palacio del Elíseo en un comunicado difundido en París.
Según la presidencia ucraniana, también se mencionó el posible despliegue de una misión armada de la Organización por la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en el este de Ucrania, con el fin de controlar el respeto del alto el fuego.
Ucrania es presa desde hace dos años de un conflicto que enfrenta a su ejército y separatistas prorrusos, apoyados militarmente por Rusia, según Kiev y los occidentales. El conflicto ha dejado más de 9.300 muertos y más de 1,5 millones de desplazados desde su inicio en 2014.