Irak lanza la batalla de Faluya para expulsar al Estado Islámico

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp
AFP

AFP

AFP
Près de Fallouja, Irak, 23 de Mayo.- Las fuerzas iraquíes avanzaron este lunes hacia Faluya, al oeste de Bagdad, con la intención de recuperar esta ciudad controlada por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), una batalla que se anuncia como una de las más difíciles en la guerra contra los yihadistas.
El primer ministro iraquí Haider al Abadi anunció este lunes el lanzamiento de la ofensiva para recuperar el bastión yihadista situado a 50 km de Bagdad, antes de visitar el centro de las operaciones.
“En las primeras horas de la mañana, los valientes combatientes han avanzado” en varias direcciones con el fin de retomar “todas las zonas ocupadas por el EI alrededor de Faluya”, declaró el primer ministro en televisión.
Abadi añadió que la operación no comenzó hasta ahora por “problemas políticos y algunos acontecimientos… que amenazan la seguridad en Bagdad”.
Irak está envuelto desde hace meses en una crisis política, que se materializó en las últimas semanas con la invasión en dos ocasiones de manifestantes en la Zona verde de Bagdad, que alberga las principales instituciones del Estado.

La capital iraquí fue igualmente el escenario de recientes atentados reivindicados por el EI.
El grupo EI opera también en la vecina Siria donde este lunes reivindicó varios atentados en dos bastiones del presidente Bashar al Asad, dejando al menos 121 muertos, la casi totalidad de los civiles, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).
La batalla de Faluya se inscribe en el marco de una lucha más global, apoyada en especial por los países occidentales, contra el grupo yihadista implantado en Irak, Siria y Libia, y activo en varios otros países de la región.
Según Abadi, en la operación participan soldados, miembros de las fuerzas especiales, de la policía, de las milicias y de las tribus progubernamentales.
Las fuerzas iraquíes cuentan con el apoyo de la coalición internacional antiyihadista liderada por Estados Unidos, que la semana pasada llevó a cabo siete ataques aéreos en la región de Faluya.
El domingo, el comandante iraquí de las operaciones pidió abandonar Faluya a los decenas de miles de civiles que aún se encontraban en la ciudad.
En las últimas semanas, los responsables informaron de la salida de decenas de familias, pero el EI intentó impedir a los civiles abandonar la ciudad, que antes contaba con cerca de 300.000 habitantes. Paralelamente, las fuerzas progubernamentales fueron acusadas de impedir la entrada de comida en Faluya, presa de las penurias, sobre todo de medicamentos.
– Bastión del EI –
Faluya es una de las primeras ciudades que cayó en manos del EI en enero de 2014, a comienzos de su ofensiva en Irak. Este bastión sunita de la provincia de Al Anbar se convirtió después en una de sus zonas fuertes.
El grupo ultrarradical sunita tomó después el control de varias zonas del territorio iraquí en el oeste y en el norte de Bagdad.
La recuperación de Mosul, la segunda ciudad del país, es uno de los objetivos prioritarios de Bagdad. Las tropas iraquíes están preparando su reconquista pero avanzan lentamente y de momento no está prevista una ofensiva.
En la provincia de Al Anbar, las fuerzas de seguridad, entrenadas y ayudadas por los norteamericanos, recuperaron terreno al arrebatar a los yihadistas la capital regional de Ramadi, así como las ciudades de Hit y Rutba.
En 2004, las Fuerzas Armadas estadounidenses tuvieron enormes dificultades para recuperar Faluya. Se lanzaron dos ataques contra la ciudad para desalojar a los insurgentes, representando algunos de sus combates más intensos desde la guerra de Vietnam.