/ viernes 4 de septiembre de 2020

Los Zetas perpetraron la terrible masacre en el Casino Royale

Fallecieron al menos 52 personas, mientras que los perversos autores acabaron tras las rejas, otros abatidos

Una huella dactilar encontrada en uno de los vehículos que usaron los criminales, llevó a la captura de más implicados; sus confesiones comenzaron a destrabar la aberrante trama del caso

El lunes 29 de agosto arrojó importantes noticias, pero antes de que se dieran a conocer éstas, al mediodía, en la residencia oficial de Los Pinos, el presidente Felipe Calderón recibió a una veintena de empresarios neoleonenses para analizar la agenda de seguridad que se aplicaría en la ciudad de Monterrey, como consecuencia del ataque al Casino Royale. Los hombres de negocios estaban aterrados, al igual que los ciudadanos, y no era para menos.

Después de una larga reunión con los empresarios, Felipe Calderón declararía ante los medios de comunicación que la captura de dos sospechosos era un importante avance en las investigaciones y aseguró que atraparían a todos los involucrados.

Foto: Archivo La Prensa

Por otra parte, fue cuestionado sobre lo dicho por Vicente Fox, quien proponía pactar una amnistía con las cédulas criminales y legalizar las drogas, lo cual reprochó:

“Imagínate en este momento que a los criminales que lanzaron la gasolina a este lugar (Casino Royale) de manera cobarde, ruin, les demos amnistía y los dejemos libres, qué es eso, no sé cuáles sean las ideas o fundamentos de eso. Yo creo que para amnistía y tregua con los criminales ya tuvimos demasiados años y ahorita estamos pagando las consecuencias de haberlos dejado crecer en todo el país”.

Y dejó en claro que su gobierno no permitiría que los cárteles se apropiaran de la sociedad: “Si a mí me dicen que la solución es dejarlos en paz, yo no voy a permitir, definitivamente, que sigan extorsionando a la gente, que sigan ejecutando su violencia con tanta saña frente a nosotros… que secuestren a la gente, que extorsionen comerciantes, no lo voy a permitir y estoy absolutamente determinado a eso”.

Respecto a la propuesta de Fox Quesada de legalizar las drogas, señaló que, en efecto, cuando hay una prohibición, se genera un mercado negro, precios y rentas estratosféricas que alimentan las fuerzas de estos criminales y su voracidad. Detalló que esas rentas alcanzan niveles exorbitantes, las cuales no provienen del mercado mexicano, sino de las grandes utilidades que los criminales tienen –no se compara, dijo- con la que obtienen vendiéndole droga a Estados Unidos, “allá está la mayor renta”, resaltó.

Foto: Archivo La Prensa

Mientras todo esto sucedía, en las instalaciones de la PGR en el estado de Nuevo León, eran ingresados tres sujetos más, señalados como probables implicados en el atentado a la casa de apuestas Royale. Con ellos, eran cinco los detenidos y probables partícipes en los aberrantes hechos.

En cuanto tuvo conocimiento de las aprehensiones, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz tomó su teléfono para comunicárselo al presidente de la República.

Asimismo, el mandatario estatal y su gabinete de seguridad, se dieron a la tarea de organizar una conferencia de prensa en el palacio de gobierno, para informar a la nación sobre dichos avances en las investigaciones.

“Sólo queríamos asustar al dueño”

Los delincuentes confesaron su participación en el multihomicidio, además, señalaron que el ataque se les salió de las manos, pues su intención no era matar a los clientes, sino amedrentar a los propietarios por negarse a pagar el derecho de piso

En un palacio de gobierno atiborrado de periodistas y cámaras de televisión, el mandatario de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, comenzó a deshilar la información que poseía:

-Señores y señoritas periodistas, les informó, que las primeras indagatorias apuntan a que el atentado contra el Casino Royale pudo haber sido perpetrado por el grupo criminal de Los Zetas, pero seguimos con las investigando para confirmar tal versión.

“Todo parece indicar, que este grupo delictivo pretendía extorsionar a los propietarios del casino y que los clientes del local no eran el objetivo principal. Según, en palabras de los detenidos, ‘la situación se les salió de las manos’, lo que derivó en una de las peores masacres cometida por parte del crimen organizado contra civiles”.

Asimismo, señaló que las autoridades continuaban en la búsqueda de otros cómplices que participaron en el ataque, entre ellos, los autores intelectuales, y que todo apuntaba, que el incendio habría sido provocado, debido a que los dueños del casino se negaron a pagar extorsiones.

VIDEOS DEMOSTRARON CÓMO DE DESPLAZARON

En la conferencia, el mandatario neoleonense mostró a los medios de comunicación varios videos donde se evidenció la forma en cómo se desplazaron los criminales, la ruta que siguieron hasta llegar a la casa de apuestas y cómo ejecutaron el atentado.

En uno de los videos, las imágenes fueron muy claras, al evidenciar cómo los atacantes hicieron parada en una gasolinera a bordo de cuatro vehículos, donde llenaron varios bidones y garrafas, que, presumiblemente, utilizaron para incendiar el local de apuestas.

El gobernador señaló que todos los detenidos estaban confesos de participar en el multihomicidio, algunos como autores materiales, otros como vigilantes, y que estaban tras la pista de varios sujetos, así como del autor intelectual.

Foto: Archivo La Prensa

IDENTIDAD DE LOS DETENIDOS

Por otra parte, Rodrigo Medina de la Cruz dio a conocer los nombres de los cinco sujetos detenidos, éstos eran: Luis Carlos Carrasco Espinoza, alias “El Chihuas”, de 25 años y originario del estado de Chihuahua; Javier Alonso Martínez Morales, “El Javo”, de 37; Jonathan Jahir Reyna Gutiérrez, de 18; Juan Ángel Leal Flores, “El Casillas” o “El Cash”, de 20; Julio Tadeo Berrones Ramírez, “Julio Rayas”, de 28, los cuatro originarios de Monterrey.

Por último, el gobernador señaló que la PGR contaba con evidencias científicas para demostrar la culpabilidad de los cinco aprehendidos y no se detendrían hasta capturar al resto de los implicados.

FCH: “DAREMOS CON LOS DEMÁS”

Un par de horas más tarde, el presidente Felipe Calderón se pronunció al respecto de la captura de varios involucrados en el ataque al Casino Royale, lo cual consideró como un paso importante en las investigaciones y destacó que la captura se logró gracias a la base de datos Plataforma México, un archivo digital que contaba con huellas dactilares, rostros, nombres y hasta datos de vehículos vinculados con la delincuencia.

Ante las cámaras de televisión declaró:

-¡Vamos a dar con ellos! Por fortuna, el gobierno de Nuevo León cuenta con el apoyo de la PGR y ya capturaron a los primeros responsables. Como ocurrió en Villas de Salvárcar, Ciudad Juárez, en San Fernando, Tamaulipas, y otros, vamos a dar con los culpables -aseguró.

Foto: Archivo La Prensa

También recriminó la actitud de algunos actores políticos, quienes culpaban al gobierno federal de la violencia padecida en el país:

-No se vale que por la mañana pidan la intervención del Ejército, la Marina o de la Policía Federal en un estado y por la tarde o noche los políticos locales critiquen a nuestro gobierno por su estrategia, eso no se vale.

Y concluyó:

-La ola de violencia que se vive al norte del país no es porque haya intervenido el gobierno federal, al revés, estas ciudades tenían un problema grave de delincuencia, entre un grupo criminal con otro y eso motiva la intervención de las fuerzas federales.

En uno de los estacionamientos de las oficinas de la Agencia Estatal de Investigaciones de Nuevo León, decenas de periodistas de todo el país, e incluso del extranjero, esperaban la presentación que las autoridades harían de los cinco involucrados en el atentado al Casino Royale.

ANTE LAS CÁMARAS

En frente de los periodistas, se colocó una mesa con el armamento y los diversos objetos incautados a los detenidos. Envueltos en bolsas de plásticos se apreciaban armas de alto poder, cartuchos de distintos calibres, teléfonos celulares de varios modelos, chalecos antibalas y envoltorios de droga.

Al fondo, aparcados, los cinco vehículos –dos camionetas y tres compactos- que los criminales utilizaron para conducirse hasta el objetivo y perpetrar el ataque.

Después de casi una hora de espera, por una de las pequeñas puertas apareció el primer detenido y detrás aparecieron los demás, todos custodiados por elementos encapuchados de la Agencia Estatal de Investigaciones. Los presuntos implicados estaban esposados con las manos hacia atrás, portaban chalecos rojos con la leyenda “DETENIDO” y dos de ellos, cojeaban curiosamente, del pie derecho.

Los aprehendidos fueron colocados en fila, de frente a los periodistas y se les pidió que levantaran sus caras. Sus rostros se mostraban desafiantes por momentos, en otros serios, a veces dispersos, incrédulos, con las miradas perdidas, tratando de evadir las cámaras de los periodistas que no dejaban de tomar fotografías, mientras los de televisión captaron todos los movimientos de los arrestados.

La presentación duró solo minuto y medio, tiempo suficiente para que sus identidades quedaran inmortalizadas en los medios de comunicación. De nuevo fueron introducidos al interior del inmueble y conducidos a sus celdas, siempre custodiados por uniformados de la AEI.

Foto: Archivo La Prensa

PGR: “15 millones por la cabeza de cada uno”

La cacería de las autoridades rindió frutos al detener a finales del 2011, a “El Toruño”, “El Gordo” y a “El Voltaje Negro”, principales narcoincendiarios de la casa de apuestas, donde fallecieron 52 personas: 42 mujeres y 10 hombres

Minutos después de la presentación de los cinco detenidos, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz dio una conferencia de prensa donde reveló detalles de las investigaciones y la información que pudieron sacarles a los presuntos implicados.

En su informe, el mandatario estatal señaló que los presuntos incendiarios confesaron pertenecer al grupo delictivo de “Los Zetas” y que su intención era sólo amedrentar a los dueños del casino, pero que el ataque se les salió de control, pues el objetivo era no matar a nadie.

Además, declararon que se dedicaban a cobrar derecho de piso a varios comerciantes y empresarios en algunos estados del norte del país, como Durango, Tamaulipas, Monterrey, Torreón y Ciudad Juárez. En su lista, por supuesto, se encontraba el Casino Royale, pero como sus propietarios se habían negado a pagar la cantidad de 130 mil pesos al mes, decidieron darles un susto, pero todo salió mal. Incluso, indicaron que al llegar a la casa de apuestas, los delincuentes pidieron a los guardias de seguridad y a los clientes abandonar el lugar, pero actuaron precipitadamente y las personas ya no pudieron salir del inmueble.

Y en un hecho curioso, los incendiarios dijeron a la policía que sus jefes los regañaron, por su estúpido actuar y provocar la muerte de 52 personas.

Asimismo, el gobernador declaró que se buscaba por todo el país, a por lo menos 12 personas más que aparecían en los videos y que se había solicitado la cooperación de la Interpol para dar con su captura.

Por otra parte, el vocero de seguridad de Nuevo León, Jorge Domene, informó que los detenidos habían proporcionado los nombres de los autores intelectuales y de los otros participantes en el atentado.

Domene declaró que uno de los autores intelectuales y líder de “Los Zetas” en el norte del país, era un capo identificado en la región, por lo cual ya estaban en su búsqueda, sin embargo, señaló que para no entorpecer las indagatorias, no podía revelar su nombre ni proporcionar más datos al respecto.

Fue el día 14 de septiembre cuando las autoridades de Nuevo León revelaron más información importante, pues dieron a conocer los nombres e identidades de los autores intelectuales y materiales del ataque a la casa de apuestas.

Aquella tarde, el subprocurador de Control Regional, José Cuitláhuac Salinas, presentó en una conferencia de prensa, las fotografías de Francisco Medina Mejía, “El Quemado”; Baltasar Saucedo Estrada, "El Mataperros"; Roberto Carlos López, “El Toruño” y José Alberto Loera Rodríguez, “El Voltaje”.

Por su parte, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz informó que se daría una recompensa de 15 millones de pesos a quien diera información veraz, que llevara a la captura de cada uno de los criminales mencionados.

CAYERON COMO FICHAS DE DOMINÓ

Transcurrieron sólo 4 días para que se lograra la captura de otro participante en el ataque al casino Royale; Luis Adán Gómez Vázquez, alías “El Gordo” o “El Tejón”, fue aprehendido por elementos de la Policía Federal, junto con cinco de sus cómplices en la colonia Lázaro Cárdenas, municipio de Santa Catarina, en Nuevo León.

Este sujeto confesó ser el jefe de plaza de la región del grupo delictivo de “Los Zetas” y tener a su cargo 40 “halcones”, que informaban sobre los movimientos de grupos antagónicos y de las distintas corporaciones policiacas de Monterrey.

“El Gordo” también aceptó que el día que se cometió el ataque a la casa de apuestas, participó haciendo labores de vigilancia en los alrededores del casino junto con dos sujetos más.

El mes de octubre fue fructífero para las autoridades, pues lograron las capturas de Carlos Olivas Castillo, alias “La Rana”, en Saltillo, Coahuila, después de un enfrentamiento con elementos del Ejército mexicano. Días después, capturaron a Roberto Carlos López, “El Toruño”, y de José Alberto Loera Rodríguez, “El Voltaje”; todos autores intelectuales y materiales del ataque al Casino Royale. Asimismo, cayó Antonio Camacho Jaco, líder de “Los Zetas” al norte de Monterrey.

En noviembre echaron el guante a seis criminales más, entre ellos Jesús Rafael Torres Bautista, alias “El Colitas” y José Mejía Garza, “El Negro”, quienes participaron en el atentado amenazando con sus armas de fuego a los clientes del local de apuestas.

Dan militares lluvia de plomo a “El Quemado”

En abril del 2012, elementos del Ejército mexicano abatieron a cuatro integrantes del crimen organizado en Piedras Negras, Coahuila; uno de ellos tenía profundas cicatrices en todo su cuerpo, se trataba de Francisco Medina Mejía, “El Quemado”

El 5 de enero del 2012 las autoridades nuevoleonesas dieron otro importante golpe, al capturar a Baltazar Saucedo Estrada, líder de “Los Zetas” en todo el estado de Nuevo León. Aquella tarde, el procurador de Justicia del estado señaló que después de perpetrar el ataque al casino, “El Mataperros” huyó por algunos días al estado de Coahuila, pero retornó a Monterrey para continuar con sus fechorías, principalmente para seguir secuestrando y extorsionando. Señaló que al criminal lograron atraparlo cuando intentaba raptar a un comerciante en la colonia Solidaridad.

Así fue como las autoridades lograron detener a cerca de 30 delincuentes pertenecientes al grupo delictivo de “Los Zetas”, queparticiparon de forma directa e indirecta en el ataque al Casino Royale. Todos los detenidos permanecieron arraigados y cuando recibieron cada uno su sentencia, fueron trasladados, la mayoría, al penal de Topo Chico, bajo un impresionante dispositivo de seguridad.

MURIÓ LA MENTE SINIESTRA QUE PLANEÓ Y ORDENÓ EL ATENADO

El 4 de abril del 2012, en el kilómetro 15.8 de la carretera Nuevo Laredo-Piedras Negras, se registró un intenso enfrentamiento entre militares e integrantes del crimen organizado En la refriega murieron cuatro delincuentes, entre ellos, un sujeto que presentaba varias cicatrices en el rostro y otras partes de su cuerpo. Se trataba de Francisco Medina Mejía. Alias “El Quemado”, líder de “Los Zetas” en el estado de Nuevo León y señalado por las autoridades, como el principal artífice del atentado al Casino Royale. El sicario logró mantenerse prófugo ocho meses, hasta que al final, cayó abatido bajo las balas de militares.

Para concluir, el 6 de abril del 2016, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones capturó a Jesús Alejandro García González, alias “El Gato” o “El Borrado”, quien era el último implicado que se encontraba en libertad.

Así fue como las autoridades intentaron apagar ese fuego infernal, el de una tragedia vergonzosa y repugnante. Un infierno que tal vez, los parientes de las víctimas siempre estarán condenados a padecer, pues les arrebataron de la manera más vil, cruel e injusta a sus familiares. Una deuda, sin duda, que el Estado nunca podrá compensar ya, de ninguna forma.





Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Una huella dactilar encontrada en uno de los vehículos que usaron los criminales, llevó a la captura de más implicados; sus confesiones comenzaron a destrabar la aberrante trama del caso

El lunes 29 de agosto arrojó importantes noticias, pero antes de que se dieran a conocer éstas, al mediodía, en la residencia oficial de Los Pinos, el presidente Felipe Calderón recibió a una veintena de empresarios neoleonenses para analizar la agenda de seguridad que se aplicaría en la ciudad de Monterrey, como consecuencia del ataque al Casino Royale. Los hombres de negocios estaban aterrados, al igual que los ciudadanos, y no era para menos.

Después de una larga reunión con los empresarios, Felipe Calderón declararía ante los medios de comunicación que la captura de dos sospechosos era un importante avance en las investigaciones y aseguró que atraparían a todos los involucrados.

Foto: Archivo La Prensa

Por otra parte, fue cuestionado sobre lo dicho por Vicente Fox, quien proponía pactar una amnistía con las cédulas criminales y legalizar las drogas, lo cual reprochó:

“Imagínate en este momento que a los criminales que lanzaron la gasolina a este lugar (Casino Royale) de manera cobarde, ruin, les demos amnistía y los dejemos libres, qué es eso, no sé cuáles sean las ideas o fundamentos de eso. Yo creo que para amnistía y tregua con los criminales ya tuvimos demasiados años y ahorita estamos pagando las consecuencias de haberlos dejado crecer en todo el país”.

Y dejó en claro que su gobierno no permitiría que los cárteles se apropiaran de la sociedad: “Si a mí me dicen que la solución es dejarlos en paz, yo no voy a permitir, definitivamente, que sigan extorsionando a la gente, que sigan ejecutando su violencia con tanta saña frente a nosotros… que secuestren a la gente, que extorsionen comerciantes, no lo voy a permitir y estoy absolutamente determinado a eso”.

Respecto a la propuesta de Fox Quesada de legalizar las drogas, señaló que, en efecto, cuando hay una prohibición, se genera un mercado negro, precios y rentas estratosféricas que alimentan las fuerzas de estos criminales y su voracidad. Detalló que esas rentas alcanzan niveles exorbitantes, las cuales no provienen del mercado mexicano, sino de las grandes utilidades que los criminales tienen –no se compara, dijo- con la que obtienen vendiéndole droga a Estados Unidos, “allá está la mayor renta”, resaltó.

Foto: Archivo La Prensa

Mientras todo esto sucedía, en las instalaciones de la PGR en el estado de Nuevo León, eran ingresados tres sujetos más, señalados como probables implicados en el atentado a la casa de apuestas Royale. Con ellos, eran cinco los detenidos y probables partícipes en los aberrantes hechos.

En cuanto tuvo conocimiento de las aprehensiones, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz tomó su teléfono para comunicárselo al presidente de la República.

Asimismo, el mandatario estatal y su gabinete de seguridad, se dieron a la tarea de organizar una conferencia de prensa en el palacio de gobierno, para informar a la nación sobre dichos avances en las investigaciones.

“Sólo queríamos asustar al dueño”

Los delincuentes confesaron su participación en el multihomicidio, además, señalaron que el ataque se les salió de las manos, pues su intención no era matar a los clientes, sino amedrentar a los propietarios por negarse a pagar el derecho de piso

En un palacio de gobierno atiborrado de periodistas y cámaras de televisión, el mandatario de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, comenzó a deshilar la información que poseía:

-Señores y señoritas periodistas, les informó, que las primeras indagatorias apuntan a que el atentado contra el Casino Royale pudo haber sido perpetrado por el grupo criminal de Los Zetas, pero seguimos con las investigando para confirmar tal versión.

“Todo parece indicar, que este grupo delictivo pretendía extorsionar a los propietarios del casino y que los clientes del local no eran el objetivo principal. Según, en palabras de los detenidos, ‘la situación se les salió de las manos’, lo que derivó en una de las peores masacres cometida por parte del crimen organizado contra civiles”.

Asimismo, señaló que las autoridades continuaban en la búsqueda de otros cómplices que participaron en el ataque, entre ellos, los autores intelectuales, y que todo apuntaba, que el incendio habría sido provocado, debido a que los dueños del casino se negaron a pagar extorsiones.

VIDEOS DEMOSTRARON CÓMO DE DESPLAZARON

En la conferencia, el mandatario neoleonense mostró a los medios de comunicación varios videos donde se evidenció la forma en cómo se desplazaron los criminales, la ruta que siguieron hasta llegar a la casa de apuestas y cómo ejecutaron el atentado.

En uno de los videos, las imágenes fueron muy claras, al evidenciar cómo los atacantes hicieron parada en una gasolinera a bordo de cuatro vehículos, donde llenaron varios bidones y garrafas, que, presumiblemente, utilizaron para incendiar el local de apuestas.

El gobernador señaló que todos los detenidos estaban confesos de participar en el multihomicidio, algunos como autores materiales, otros como vigilantes, y que estaban tras la pista de varios sujetos, así como del autor intelectual.

Foto: Archivo La Prensa

IDENTIDAD DE LOS DETENIDOS

Por otra parte, Rodrigo Medina de la Cruz dio a conocer los nombres de los cinco sujetos detenidos, éstos eran: Luis Carlos Carrasco Espinoza, alias “El Chihuas”, de 25 años y originario del estado de Chihuahua; Javier Alonso Martínez Morales, “El Javo”, de 37; Jonathan Jahir Reyna Gutiérrez, de 18; Juan Ángel Leal Flores, “El Casillas” o “El Cash”, de 20; Julio Tadeo Berrones Ramírez, “Julio Rayas”, de 28, los cuatro originarios de Monterrey.

Por último, el gobernador señaló que la PGR contaba con evidencias científicas para demostrar la culpabilidad de los cinco aprehendidos y no se detendrían hasta capturar al resto de los implicados.

FCH: “DAREMOS CON LOS DEMÁS”

Un par de horas más tarde, el presidente Felipe Calderón se pronunció al respecto de la captura de varios involucrados en el ataque al Casino Royale, lo cual consideró como un paso importante en las investigaciones y destacó que la captura se logró gracias a la base de datos Plataforma México, un archivo digital que contaba con huellas dactilares, rostros, nombres y hasta datos de vehículos vinculados con la delincuencia.

Ante las cámaras de televisión declaró:

-¡Vamos a dar con ellos! Por fortuna, el gobierno de Nuevo León cuenta con el apoyo de la PGR y ya capturaron a los primeros responsables. Como ocurrió en Villas de Salvárcar, Ciudad Juárez, en San Fernando, Tamaulipas, y otros, vamos a dar con los culpables -aseguró.

Foto: Archivo La Prensa

También recriminó la actitud de algunos actores políticos, quienes culpaban al gobierno federal de la violencia padecida en el país:

-No se vale que por la mañana pidan la intervención del Ejército, la Marina o de la Policía Federal en un estado y por la tarde o noche los políticos locales critiquen a nuestro gobierno por su estrategia, eso no se vale.

Y concluyó:

-La ola de violencia que se vive al norte del país no es porque haya intervenido el gobierno federal, al revés, estas ciudades tenían un problema grave de delincuencia, entre un grupo criminal con otro y eso motiva la intervención de las fuerzas federales.

En uno de los estacionamientos de las oficinas de la Agencia Estatal de Investigaciones de Nuevo León, decenas de periodistas de todo el país, e incluso del extranjero, esperaban la presentación que las autoridades harían de los cinco involucrados en el atentado al Casino Royale.

ANTE LAS CÁMARAS

En frente de los periodistas, se colocó una mesa con el armamento y los diversos objetos incautados a los detenidos. Envueltos en bolsas de plásticos se apreciaban armas de alto poder, cartuchos de distintos calibres, teléfonos celulares de varios modelos, chalecos antibalas y envoltorios de droga.

Al fondo, aparcados, los cinco vehículos –dos camionetas y tres compactos- que los criminales utilizaron para conducirse hasta el objetivo y perpetrar el ataque.

Después de casi una hora de espera, por una de las pequeñas puertas apareció el primer detenido y detrás aparecieron los demás, todos custodiados por elementos encapuchados de la Agencia Estatal de Investigaciones. Los presuntos implicados estaban esposados con las manos hacia atrás, portaban chalecos rojos con la leyenda “DETENIDO” y dos de ellos, cojeaban curiosamente, del pie derecho.

Los aprehendidos fueron colocados en fila, de frente a los periodistas y se les pidió que levantaran sus caras. Sus rostros se mostraban desafiantes por momentos, en otros serios, a veces dispersos, incrédulos, con las miradas perdidas, tratando de evadir las cámaras de los periodistas que no dejaban de tomar fotografías, mientras los de televisión captaron todos los movimientos de los arrestados.

La presentación duró solo minuto y medio, tiempo suficiente para que sus identidades quedaran inmortalizadas en los medios de comunicación. De nuevo fueron introducidos al interior del inmueble y conducidos a sus celdas, siempre custodiados por uniformados de la AEI.

Foto: Archivo La Prensa

PGR: “15 millones por la cabeza de cada uno”

La cacería de las autoridades rindió frutos al detener a finales del 2011, a “El Toruño”, “El Gordo” y a “El Voltaje Negro”, principales narcoincendiarios de la casa de apuestas, donde fallecieron 52 personas: 42 mujeres y 10 hombres

Minutos después de la presentación de los cinco detenidos, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz dio una conferencia de prensa donde reveló detalles de las investigaciones y la información que pudieron sacarles a los presuntos implicados.

En su informe, el mandatario estatal señaló que los presuntos incendiarios confesaron pertenecer al grupo delictivo de “Los Zetas” y que su intención era sólo amedrentar a los dueños del casino, pero que el ataque se les salió de control, pues el objetivo era no matar a nadie.

Además, declararon que se dedicaban a cobrar derecho de piso a varios comerciantes y empresarios en algunos estados del norte del país, como Durango, Tamaulipas, Monterrey, Torreón y Ciudad Juárez. En su lista, por supuesto, se encontraba el Casino Royale, pero como sus propietarios se habían negado a pagar la cantidad de 130 mil pesos al mes, decidieron darles un susto, pero todo salió mal. Incluso, indicaron que al llegar a la casa de apuestas, los delincuentes pidieron a los guardias de seguridad y a los clientes abandonar el lugar, pero actuaron precipitadamente y las personas ya no pudieron salir del inmueble.

Y en un hecho curioso, los incendiarios dijeron a la policía que sus jefes los regañaron, por su estúpido actuar y provocar la muerte de 52 personas.

Asimismo, el gobernador declaró que se buscaba por todo el país, a por lo menos 12 personas más que aparecían en los videos y que se había solicitado la cooperación de la Interpol para dar con su captura.

Por otra parte, el vocero de seguridad de Nuevo León, Jorge Domene, informó que los detenidos habían proporcionado los nombres de los autores intelectuales y de los otros participantes en el atentado.

Domene declaró que uno de los autores intelectuales y líder de “Los Zetas” en el norte del país, era un capo identificado en la región, por lo cual ya estaban en su búsqueda, sin embargo, señaló que para no entorpecer las indagatorias, no podía revelar su nombre ni proporcionar más datos al respecto.

Fue el día 14 de septiembre cuando las autoridades de Nuevo León revelaron más información importante, pues dieron a conocer los nombres e identidades de los autores intelectuales y materiales del ataque a la casa de apuestas.

Aquella tarde, el subprocurador de Control Regional, José Cuitláhuac Salinas, presentó en una conferencia de prensa, las fotografías de Francisco Medina Mejía, “El Quemado”; Baltasar Saucedo Estrada, "El Mataperros"; Roberto Carlos López, “El Toruño” y José Alberto Loera Rodríguez, “El Voltaje”.

Por su parte, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz informó que se daría una recompensa de 15 millones de pesos a quien diera información veraz, que llevara a la captura de cada uno de los criminales mencionados.

CAYERON COMO FICHAS DE DOMINÓ

Transcurrieron sólo 4 días para que se lograra la captura de otro participante en el ataque al casino Royale; Luis Adán Gómez Vázquez, alías “El Gordo” o “El Tejón”, fue aprehendido por elementos de la Policía Federal, junto con cinco de sus cómplices en la colonia Lázaro Cárdenas, municipio de Santa Catarina, en Nuevo León.

Este sujeto confesó ser el jefe de plaza de la región del grupo delictivo de “Los Zetas” y tener a su cargo 40 “halcones”, que informaban sobre los movimientos de grupos antagónicos y de las distintas corporaciones policiacas de Monterrey.

“El Gordo” también aceptó que el día que se cometió el ataque a la casa de apuestas, participó haciendo labores de vigilancia en los alrededores del casino junto con dos sujetos más.

El mes de octubre fue fructífero para las autoridades, pues lograron las capturas de Carlos Olivas Castillo, alias “La Rana”, en Saltillo, Coahuila, después de un enfrentamiento con elementos del Ejército mexicano. Días después, capturaron a Roberto Carlos López, “El Toruño”, y de José Alberto Loera Rodríguez, “El Voltaje”; todos autores intelectuales y materiales del ataque al Casino Royale. Asimismo, cayó Antonio Camacho Jaco, líder de “Los Zetas” al norte de Monterrey.

En noviembre echaron el guante a seis criminales más, entre ellos Jesús Rafael Torres Bautista, alias “El Colitas” y José Mejía Garza, “El Negro”, quienes participaron en el atentado amenazando con sus armas de fuego a los clientes del local de apuestas.

Dan militares lluvia de plomo a “El Quemado”

En abril del 2012, elementos del Ejército mexicano abatieron a cuatro integrantes del crimen organizado en Piedras Negras, Coahuila; uno de ellos tenía profundas cicatrices en todo su cuerpo, se trataba de Francisco Medina Mejía, “El Quemado”

El 5 de enero del 2012 las autoridades nuevoleonesas dieron otro importante golpe, al capturar a Baltazar Saucedo Estrada, líder de “Los Zetas” en todo el estado de Nuevo León. Aquella tarde, el procurador de Justicia del estado señaló que después de perpetrar el ataque al casino, “El Mataperros” huyó por algunos días al estado de Coahuila, pero retornó a Monterrey para continuar con sus fechorías, principalmente para seguir secuestrando y extorsionando. Señaló que al criminal lograron atraparlo cuando intentaba raptar a un comerciante en la colonia Solidaridad.

Así fue como las autoridades lograron detener a cerca de 30 delincuentes pertenecientes al grupo delictivo de “Los Zetas”, queparticiparon de forma directa e indirecta en el ataque al Casino Royale. Todos los detenidos permanecieron arraigados y cuando recibieron cada uno su sentencia, fueron trasladados, la mayoría, al penal de Topo Chico, bajo un impresionante dispositivo de seguridad.

MURIÓ LA MENTE SINIESTRA QUE PLANEÓ Y ORDENÓ EL ATENADO

El 4 de abril del 2012, en el kilómetro 15.8 de la carretera Nuevo Laredo-Piedras Negras, se registró un intenso enfrentamiento entre militares e integrantes del crimen organizado En la refriega murieron cuatro delincuentes, entre ellos, un sujeto que presentaba varias cicatrices en el rostro y otras partes de su cuerpo. Se trataba de Francisco Medina Mejía. Alias “El Quemado”, líder de “Los Zetas” en el estado de Nuevo León y señalado por las autoridades, como el principal artífice del atentado al Casino Royale. El sicario logró mantenerse prófugo ocho meses, hasta que al final, cayó abatido bajo las balas de militares.

Para concluir, el 6 de abril del 2016, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones capturó a Jesús Alejandro García González, alias “El Gato” o “El Borrado”, quien era el último implicado que se encontraba en libertad.

Así fue como las autoridades intentaron apagar ese fuego infernal, el de una tragedia vergonzosa y repugnante. Un infierno que tal vez, los parientes de las víctimas siempre estarán condenados a padecer, pues les arrebataron de la manera más vil, cruel e injusta a sus familiares. Una deuda, sin duda, que el Estado nunca podrá compensar ya, de ninguna forma.





Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Policiaca

Murió después de caer al pavimento en alcaldía Iztapalapa

Personal médico que arribó al punto diagnosticó ausencia de signos vitales