Horóscopo del miércoles 29 de agosto.

  • Prensa OEM
  • en Horoscopo

Ignacio Teodoro/EFE

ARIES Ciertos acontecimientos recientes en tu vida pueden llevarte por el camino del pesimismo, pero si no te abandonas a este sentimiento, verás que hay otros tantos hechos que pueden alegrarte la existencia hoy mismo.

TAURO No te precipites a la hora de juzgar a los amigos de tus amigos, sobre todo si vienen de parte de tu pareja.

GÉMINIS Saldrán a la luz asuntos bastante comprometedores que pueden estar directamente relacionados contigo.

CÁNCER Tus perspectivas laborales mejorarán en breve con un poco de esfuerzo, porque podrás ampliar tus estudios a cuenta de la empresa.

 

LEO Un enfado con alguien de tu entorno puede costarte más caro de lo que imaginas. La cabezonería de esa persona y tu falta de comprensión y paciencia harán que el diálogo sea hoy imposible.

VIRGO Las posturas de personas que creías de tu parte pueden provocarte hoy cierto malestar, y deberás evitar que se convierta en ira, porque no merece la pena que te metas en nuevas guerras.

LIBRA Por mucha aversión que tengas a las consultas, la hora de un chequeo médico se acerca inexorablemente.

ESCORPIÓN Te convendrá extremar las precauciones cuando te sientes a la mesa, comenzando por no abusar de algunos alimentos que pueden causarte complicaciones de estómago y estropearte algún buen plan.

SAGITARIO Los problemas en el terreno amoroso se esfumarán tan inesperadamente como vinieron, y comprobarás al reflexionar sobre ello que los pequeños detalles para con tu pareja sí tienen su efecto en vuestra felicidad.

CAPRICORNIO Tu pareja está observando que has perdido entusiasmo; tal vez un viaje o una escapada corta logre uniros de nuevo.

ACUARIO El ejercicio que has hecho últimamente te ha venido muy bien: tendrás capacidad suficiente como para estudiar, trabajar y divertirte sin sentirte cansado. Las horas se extienden y parece que el día fuera más largo de lo normal.

PISCIS Deberás mostrarte más generoso con tus cosas con respecto a la gente con la que convives a diario, pero sobre todo con tu apoyo moral. No es bueno ir e arrogante porque todo el mundo puede necesitar ayuda en un momento dado.