/ domingo 5 de septiembre de 2021

Vivir al máximo: la premisa de Freddie Mercury que lo llevó a la muerte

Se cumplen 75 años del nacimiento del vocalista de la banda británica Queen, Freddie Mercury

Uno de los músicos más admirados de la historia, Freddie Mercury, voz y alma de la banda británica Queen, habría cumplido hoy 75 años.

Hace casi 30 años, una bronconeumonía asociada al sida causó su muerte, pero no acalló su voz, viva, junto a su recuerdo, en temas como Bohemian rapsody, Love of my life o Somebody to love.

Antes de ser Freddie Mercury, fue Farrokh Bulsara, un niño que nació en Zanzíbar el 5 de septiembre de 1946, en el seno de una familia parsi india que se había trasladado a la isla.

“Fui un niño precoz. Mis padres pensaron que un internado me haría bien y me enviaron a uno cuando tenía siete años”, dijo Mercury a Caroline Coon en 1974, en una entrevista para Melody Maker, recuperada por The Guardian en 2011.

Tras acabar sus estudios en el internado, volvió a Zanzíbar pero, con la revolución de 1964, la familia decidió trasladarse a Reino Unido y se estableció en Feltham, al oeste de Londres; ahí, Mercury acudía al Ealing Art College. Después de algunos meses se dio cuenta de que su camino era la música.

Por ese tiempo, Brian May, estudiante de astrofísica que tocaba la guitarra, y Tim Staffell, bajista y vocalista, tenían un grupo que necesitaba baterista, pusieron un anuncio y Roger Taylor, que estudiaba odontología, pasó la prueba. Se hicieron llamar Smile.

Viva la reina

Cuando Staffell, que presentó a Mercury con el resto de los integrantes de Smile, decidió abandonar el grupo, refundaron la banda y se llamó Queen.

El nombre y el logo fueron cosa suya. “No sé, en aquel momento me resultaba extravagante”, dijo a una televisora británica, quien a partir de entonces se convirtió oficialmente en Freddie Mercury.

John Deacon, que tenía un máster en tecnología acústica y era, además, un excelente bajista, completó la banda. El álbum debut de Queen salió en 1973 y Queen II y Sheer heart attack, en 1974.

En 1975 llegó su consolidación con A night at the opera. “Si ese álbum no funcionaba tendríamos que desistir”, relató May en un documental de la BBC sobre el disco que incluye Bohemian rapsody, su éxito de más de siete minutos de duración, algo inédito para entonces.

El ritmo era frenético: grabaciones, giras, fiestas… “Yo quiero vivir la vida al máximo y pasármelo lo mejor que pueda”, dijo Mercury en una entrevista.

La banda comenzó a acusar cierto cansancio y distanciamiento, que parecieron superar tras su actuación en Live Aid, dos conciertos benéficos celebrados en Wembley, Londres, y en Filadelfia, EU, en 1985.

En 1987, Mercury descubrió que había contraído VIH. “Mira, probablemente ya saben lo que les voy a decir, saben qué padezco, pero no quiero hablar sobre eso… sólo quiero hacer música hasta el día en que me muera”, relata May en el documental Queen: Days of our lives sobre cómo Freddie les hizo saber su enfermedad.

Y así lo hizo hasta que su estado de salud no le permitió seguir en el estudio. En 1989 publicaron el álbum The miracle y en febrero de 1991, Innuendo.

Pero no se pronunció de manera oficial respecto a su salud hasta poco antes de fallecer, en comunicado que hizo público cuando ya llevaba semanas recluido en su casa en el oeste de Londres. Alrededor de 24 horas después, el 24 de noviembre de 1991, falleció en su cama a los 45 años.

A su último manager, Jim Beach, le pidió: “Puedes hacer lo que quieras con mi música, pero nunca me hagas parecer aburrido”, mientras Mary Austin, su novia de juventud, fue la encargada de cumplir con la última voluntad del cantante sobre qué hacer con sus restos tras la cremación. A petición de él mismo, nunca ha revelado el lugar de descanso del siempre eterno Freddie Mercury.

Uno de los músicos más admirados de la historia, Freddie Mercury, voz y alma de la banda británica Queen, habría cumplido hoy 75 años.

Hace casi 30 años, una bronconeumonía asociada al sida causó su muerte, pero no acalló su voz, viva, junto a su recuerdo, en temas como Bohemian rapsody, Love of my life o Somebody to love.

Antes de ser Freddie Mercury, fue Farrokh Bulsara, un niño que nació en Zanzíbar el 5 de septiembre de 1946, en el seno de una familia parsi india que se había trasladado a la isla.

“Fui un niño precoz. Mis padres pensaron que un internado me haría bien y me enviaron a uno cuando tenía siete años”, dijo Mercury a Caroline Coon en 1974, en una entrevista para Melody Maker, recuperada por The Guardian en 2011.

Tras acabar sus estudios en el internado, volvió a Zanzíbar pero, con la revolución de 1964, la familia decidió trasladarse a Reino Unido y se estableció en Feltham, al oeste de Londres; ahí, Mercury acudía al Ealing Art College. Después de algunos meses se dio cuenta de que su camino era la música.

Por ese tiempo, Brian May, estudiante de astrofísica que tocaba la guitarra, y Tim Staffell, bajista y vocalista, tenían un grupo que necesitaba baterista, pusieron un anuncio y Roger Taylor, que estudiaba odontología, pasó la prueba. Se hicieron llamar Smile.

Viva la reina

Cuando Staffell, que presentó a Mercury con el resto de los integrantes de Smile, decidió abandonar el grupo, refundaron la banda y se llamó Queen.

El nombre y el logo fueron cosa suya. “No sé, en aquel momento me resultaba extravagante”, dijo a una televisora británica, quien a partir de entonces se convirtió oficialmente en Freddie Mercury.

John Deacon, que tenía un máster en tecnología acústica y era, además, un excelente bajista, completó la banda. El álbum debut de Queen salió en 1973 y Queen II y Sheer heart attack, en 1974.

En 1975 llegó su consolidación con A night at the opera. “Si ese álbum no funcionaba tendríamos que desistir”, relató May en un documental de la BBC sobre el disco que incluye Bohemian rapsody, su éxito de más de siete minutos de duración, algo inédito para entonces.

El ritmo era frenético: grabaciones, giras, fiestas… “Yo quiero vivir la vida al máximo y pasármelo lo mejor que pueda”, dijo Mercury en una entrevista.

La banda comenzó a acusar cierto cansancio y distanciamiento, que parecieron superar tras su actuación en Live Aid, dos conciertos benéficos celebrados en Wembley, Londres, y en Filadelfia, EU, en 1985.

En 1987, Mercury descubrió que había contraído VIH. “Mira, probablemente ya saben lo que les voy a decir, saben qué padezco, pero no quiero hablar sobre eso… sólo quiero hacer música hasta el día en que me muera”, relata May en el documental Queen: Days of our lives sobre cómo Freddie les hizo saber su enfermedad.

Y así lo hizo hasta que su estado de salud no le permitió seguir en el estudio. En 1989 publicaron el álbum The miracle y en febrero de 1991, Innuendo.

Pero no se pronunció de manera oficial respecto a su salud hasta poco antes de fallecer, en comunicado que hizo público cuando ya llevaba semanas recluido en su casa en el oeste de Londres. Alrededor de 24 horas después, el 24 de noviembre de 1991, falleció en su cama a los 45 años.

A su último manager, Jim Beach, le pidió: “Puedes hacer lo que quieras con mi música, pero nunca me hagas parecer aburrido”, mientras Mary Austin, su novia de juventud, fue la encargada de cumplir con la última voluntad del cantante sobre qué hacer con sus restos tras la cremación. A petición de él mismo, nunca ha revelado el lugar de descanso del siempre eterno Freddie Mercury.

Policiaca

Militar encuentra a su esposa con otro en la intimidad y lo mata a balazos, en Naucalpan

Consumado el asesinato, el presunto homicida se dio a la fuga, aunque ha sido plenamente identificado y ya es buscado por autoridades

Policiaca

[Video] Policía balea a hampón que asaltaba a automovilistas en Iztacalco

Al lugar llegaron paramédicos del ERUM quienes diagnosticaron al detenido con heridas por proyectil de arma de fuego en muslo derecho

Archivos Secretos

Las Poquianchis: Regenteadoras de burdeles, secuestraron, explotaron, torturaron y asesinaron a mujeres y niñas

Miguel Mota hizo saber que en los primeros días de enero de 1964 recibió la denuncia de que tres madres buscaban a sus hijas que habían sido secuestradas y llevadas a San Francisco del Rincón; lo que hallaron fue lo más parecido a las crueldades de un campo de concentración

Gossip

Dan último adiós al director Felipe Cazals en los Estudios Churubusco

Cineastas, actores y miembros de la industria le rinden homenaje en los Estudios Churubusco