/ sábado 31 de octubre de 2020

Mike Flanagan, genio del terror psicológico

En 2019 Mike sorprendió a los fans al presentar la serie La maldición de Hill House

Mike Flanagan nació y creció en Salem, Massachusetts, un pueblo conocido popularmente como la principal sede de los juicios de brujas en Estados Unidos. Estos sucesos despertaron su interés en temas relacionados con el terror, pero a lo largo de su vida se percató que pese a la existencia de hechiceras, espíritus y demonios, hay una criatura que resulta más aterradora: el ser humano.

Con esto en mente, ha encaminado su trabajo en Hollywood a abordar en sus series y películas los demonios internos de los individuos, y cómo éstos se pueden convertir en sus más grandes amenazas.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

"Todos nos podemos identificar con esos fantasmas, no estamos hablando de algo paranormal realmente, sino de las cicatrices, esos traumas que la gente carga y trae consigo durante años. Esa parte siempre llama la atención. A las personas les gusta tener una casa llena de fantasmas, pero Flanagan las enfrenta a su consciencia que es el monstruo más aterrador de todos", apuntó la periodista especializada en televisión Alexandra Bretón.

En 2019 Mike sorprendió a los fans al presentar la serie La maldición de Hill House, que narra la historia de cinco hermanos que desde su niñez se ven atormentados por una serie de fuerzas malignas.

Un año más tarde, lanzó una segunda entrega titulada La maldición de Bly Manor, en la que vemos a una maestra que llega a una mansión donde será atormentada por sombras de su pasado.

"Es muy sutil en sus tramas, te va contando la historia poco a poco, es un rompecabezas que vas armando. Si ves estas series más de una vez, te das cuenta que el final es el principio, y cumple con todos los elementos del terror: hay una casa abandonada, fantasmas, neblina y algo sobrenatural que asesina gente".

Además de estos éxitos en televisión, el director también ha triunfado en el mundo del cine con cintas del mismo estilo como Oculus, Silencio, Ouija: el origen del mal, El juego de Gerald y Doctor Sueño; éstas dos últimas adaptaciones de novelas de Stephen King.

Gaby Meza, comentarista de cine, señala que esta tendencia lo pone a la par de otros grandes exponentes del terror, como Robert Eggers (The witch), Jordan Peele (Huye), Ari Aster (El legado del diablo) o M. Night Shyamalan (El sexto sentido).

"Juega con las emociones como otros directores del género que usan los elementos para hacerte creer que es una historia de terror, cuando en realidad no es algo sobrenatural. Apelan a un sentimiento que todos tenemos, al final lo que nos atormenta son nuestros propios demonios, y eso es lo que están haciendo los directores, y Mike Flanagan es uno de los exponentes más fuertes".

UN PÚBLICO MÁS DEMANDANTE

Las audiencias también han sido una piedra angular dentro de la evolución del género, ya que al volverse menos propensos a asustarse con criaturas y situaciones sobrenaturales o sangrientas, han llevado a los cineastas a salir de la zona de confort.

"Ya no existe tanta ingenuidad e inocencia. Al inicio del cine, la gente no tenía una experiencia anterior, y era más fácil que se asustaran", comentó Meza y agregó que el público busca historias con mayor complejidad narrativa que rete su inteligencia.

"Los directores de terror están reinventando mucho a la audiencia en este sentido", recalcó.

CONEXIÓN CON LA REALIDAD

La Maestra María Eugenia Gutiérrez, Académica de la Universidad Nacional Autónoma de México, señaló que la aceptación de proyectos como los que dirige Flanagan va más allá del mero entretenimiento, al presentar situaciones realistas genera una respuesta positiva a nivel cerebral.

"En las películas de terror con elementos sobrenaturales los personajes son ficticios, y quienes las ven están conscientes de ello. El terror psicológico te enfrenta con la realidad y la violencia que vivimos, y libera una gran cantidad de adrenalina, que es un neurotransmisor, y activa el cerebro, provocando que la gente se enganche con estas historias", detalló.

Aunque no todos se sienten atraídos a al género por la ansiedad que puede provocar. "Este tipo de películas suelen ser más del gusto de los jóvenes, porque las personas más adultas tienden a buscar la protección o la supervivencia, en lugar de asustarse", concluyó.






Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Mike Flanagan nació y creció en Salem, Massachusetts, un pueblo conocido popularmente como la principal sede de los juicios de brujas en Estados Unidos. Estos sucesos despertaron su interés en temas relacionados con el terror, pero a lo largo de su vida se percató que pese a la existencia de hechiceras, espíritus y demonios, hay una criatura que resulta más aterradora: el ser humano.

Con esto en mente, ha encaminado su trabajo en Hollywood a abordar en sus series y películas los demonios internos de los individuos, y cómo éstos se pueden convertir en sus más grandes amenazas.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

"Todos nos podemos identificar con esos fantasmas, no estamos hablando de algo paranormal realmente, sino de las cicatrices, esos traumas que la gente carga y trae consigo durante años. Esa parte siempre llama la atención. A las personas les gusta tener una casa llena de fantasmas, pero Flanagan las enfrenta a su consciencia que es el monstruo más aterrador de todos", apuntó la periodista especializada en televisión Alexandra Bretón.

En 2019 Mike sorprendió a los fans al presentar la serie La maldición de Hill House, que narra la historia de cinco hermanos que desde su niñez se ven atormentados por una serie de fuerzas malignas.

Un año más tarde, lanzó una segunda entrega titulada La maldición de Bly Manor, en la que vemos a una maestra que llega a una mansión donde será atormentada por sombras de su pasado.

"Es muy sutil en sus tramas, te va contando la historia poco a poco, es un rompecabezas que vas armando. Si ves estas series más de una vez, te das cuenta que el final es el principio, y cumple con todos los elementos del terror: hay una casa abandonada, fantasmas, neblina y algo sobrenatural que asesina gente".

Además de estos éxitos en televisión, el director también ha triunfado en el mundo del cine con cintas del mismo estilo como Oculus, Silencio, Ouija: el origen del mal, El juego de Gerald y Doctor Sueño; éstas dos últimas adaptaciones de novelas de Stephen King.

Gaby Meza, comentarista de cine, señala que esta tendencia lo pone a la par de otros grandes exponentes del terror, como Robert Eggers (The witch), Jordan Peele (Huye), Ari Aster (El legado del diablo) o M. Night Shyamalan (El sexto sentido).

"Juega con las emociones como otros directores del género que usan los elementos para hacerte creer que es una historia de terror, cuando en realidad no es algo sobrenatural. Apelan a un sentimiento que todos tenemos, al final lo que nos atormenta son nuestros propios demonios, y eso es lo que están haciendo los directores, y Mike Flanagan es uno de los exponentes más fuertes".

UN PÚBLICO MÁS DEMANDANTE

Las audiencias también han sido una piedra angular dentro de la evolución del género, ya que al volverse menos propensos a asustarse con criaturas y situaciones sobrenaturales o sangrientas, han llevado a los cineastas a salir de la zona de confort.

"Ya no existe tanta ingenuidad e inocencia. Al inicio del cine, la gente no tenía una experiencia anterior, y era más fácil que se asustaran", comentó Meza y agregó que el público busca historias con mayor complejidad narrativa que rete su inteligencia.

"Los directores de terror están reinventando mucho a la audiencia en este sentido", recalcó.

CONEXIÓN CON LA REALIDAD

La Maestra María Eugenia Gutiérrez, Académica de la Universidad Nacional Autónoma de México, señaló que la aceptación de proyectos como los que dirige Flanagan va más allá del mero entretenimiento, al presentar situaciones realistas genera una respuesta positiva a nivel cerebral.

"En las películas de terror con elementos sobrenaturales los personajes son ficticios, y quienes las ven están conscientes de ello. El terror psicológico te enfrenta con la realidad y la violencia que vivimos, y libera una gran cantidad de adrenalina, que es un neurotransmisor, y activa el cerebro, provocando que la gente se enganche con estas historias", detalló.

Aunque no todos se sienten atraídos a al género por la ansiedad que puede provocar. "Este tipo de películas suelen ser más del gusto de los jóvenes, porque las personas más adultas tienden a buscar la protección o la supervivencia, en lugar de asustarse", concluyó.






Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Policiaca

Quedan prensados en el interior del coche destrozado tras impacto en Calzada Vallejo

Los lesionados fueron trasladados al hospital Magdalena de las Salinas

Metrópoli

Marcha #25N feministas se manifiestan por violencia contra la mujer

La movilización se llevará a cabo del Monumento a la Revolución al Zócalo capitalino.

Metrópoli

Después del Buen Fin, hay focos rojos en hospitales mexiquenses

Al último corte informativo sobre la pandemia, el Estado de México registra 102 mil 635 casos confirmados

Metrópoli

Deficiente sistema de impartición de justicia para las mujeres: Lobo Román

Como consecuencia el estrés familiar derivado del encierro a causa de la emergencia sanitaria por el Covid-19

México

Preocupa a Amnistía Internacional que México no ha sido capaz de contener la violencia contra las mujeres

Lo anterior, se suman las detenciones arbitrarias, el uso excesivo de la fuerza y la violencia sexual

Futbol

Tras muerte de Maradona, memes inundan las redes sociales

Los internautas sacaron a relucir su creatividad e inundaron las redes sociales con cientos de memes del futbolista argentino

Futbol

Drogas, pleitos y hasta orgías, así fue la escandalosa vida de Maradona

Hijos no reconocidos y violencia también se encuentran entre los episodios de “La mano de Dios”

Metrópoli

Combate Sedema mancha negra del nopal con Tequios en Milpa Alta

Para evitar las pérdidas económicas, provocada por el hongo Pseudocercospora opuntiae