/ viernes 10 de enero de 2020

En medio de la polémica, Meghan abandonó el Reino Unido sin Harry

"La duquesa está en Canadá", dijo una portavoz de los duques de Sussex sin precisar cuando salió

La esposa del príncipe Enrique, Meghan, dejó el Reino Unido y regresó a Canadá tras la decisión de la pareja de abandonar sus funciones reales, que empujó a la reina a reunir a las cuatro familias de la monarquía británica en busca de "soluciones".

"La duquesa está en Canadá", dijo el viernes a la AFP una portavoz de los duques de Sussex sin precisar cuando salió Meghan del país o dónde se encuentra su esposo.

Sacudiendo a la monarquía británica y sorprendiendo incluso a Isabel II, Enrique, de 35 años, hijo menor del príncipe Carlos --heredero al trono-- y Meghan Markle, una exactriz estadounidense de 38 años, anunciaron el miércoles que abandonan sus puestos como miembros de primer rango de la familia real pese a seguir "apoyando" a la reina.

Tras meses expresando su incomodidad con la presión mediática, los duques cortaron así su relación oficial con la prensa y afirmaron querer asumir "independencia financiera" y repartir su tiempo entre el Reino Unido y Norteamérica.

En lugar de pasar las Navidades con la monarca en su casa de campo en el este de Inglaterra, la pareja había viajado con su hijo Archie, de ocho meses, a Canadá, donde la californiana Meghan vivió cuando trabajaba en la serie televisiva "Suits".

Y reaparecieron públicamente en Londres el lunes para una visita a la Casa de Canadá, su última aparición pública antes de su chocante anuncio.

El diario sensacionalista británico The Daily Mail aseguró que Meghan se reunió en Canadá con Archie, que habría permanecido allí. Según el rotativo, Enrique, sexto en la línea sucesoria al trono británico, debería reunirse con ellos rápidamente.

La esposa del príncipe Enrique, Meghan, dejó el Reino Unido y regresó a Canadá tras la decisión de la pareja de abandonar sus funciones reales, que empujó a la reina a reunir a las cuatro familias de la monarquía británica en busca de "soluciones".

"La duquesa está en Canadá", dijo el viernes a la AFP una portavoz de los duques de Sussex sin precisar cuando salió Meghan del país o dónde se encuentra su esposo.

Sacudiendo a la monarquía británica y sorprendiendo incluso a Isabel II, Enrique, de 35 años, hijo menor del príncipe Carlos --heredero al trono-- y Meghan Markle, una exactriz estadounidense de 38 años, anunciaron el miércoles que abandonan sus puestos como miembros de primer rango de la familia real pese a seguir "apoyando" a la reina.

Tras meses expresando su incomodidad con la presión mediática, los duques cortaron así su relación oficial con la prensa y afirmaron querer asumir "independencia financiera" y repartir su tiempo entre el Reino Unido y Norteamérica.

En lugar de pasar las Navidades con la monarca en su casa de campo en el este de Inglaterra, la pareja había viajado con su hijo Archie, de ocho meses, a Canadá, donde la californiana Meghan vivió cuando trabajaba en la serie televisiva "Suits".

Y reaparecieron públicamente en Londres el lunes para una visita a la Casa de Canadá, su última aparición pública antes de su chocante anuncio.

El diario sensacionalista británico The Daily Mail aseguró que Meghan se reunió en Canadá con Archie, que habría permanecido allí. Según el rotativo, Enrique, sexto en la línea sucesoria al trono británico, debería reunirse con ellos rápidamente.

México

Concluye la Jornada de Sana Distancia con casi 10 mil muertos por Covid-19

En las últimas 24 horas se registraron 2 mil 885 casos, con lo que México suma 87 mil 512 contagios

Gossip

Christian Nodal, el futuro del regional mexicano

El cantante ha apostado por mezclar sonidos y géneros distintos con el mariachi

Gossip

#Ya es hora, abre el diálogo entre mujeres

Profesionales de la industria audiovisual crean un podcast para trabajar en una agenda de género

México

“Es un golpe”, CIDE pide a AMLO reconsiderar recorte en presupuesto

Los firmantes recordaron que el primer mandatario ha subrayado que los recortes no causarían desempleo