/ viernes 30 de abril de 2021

Cinco sospechosos son detenidos por probables responsables de robar los perros de Lady Gaga

Entre los detenidos está precisamente la mujer que entregó a los dos perros en una comisaría

La Policía de los Ángeles ha detenido a cinco sospechosos por el asalto armado al paseador de perros de Lady Gaga y el robo de los dos bulldogs que recuperó a los dos días.

Tres de los detenidos están acusados de intento de asesinato y los otros dos individuos son sospechosos de haber ayudado al crimen cometido a finales de febrero, informaron este jueves los agentes en un comunicado.

Por el momento, la Policía descarta que los atacantes conocieran de antemano que los perros eran propiedad de la estrella del pop y creen que los robaron por el "gran valor de su raza".

Entre los detenidos está precisamente la mujer que entregó a los dos perros en una comisaría después de que Gaga prometiera que recompensaría con 500 mil dólares a la persona que los devolviera sanos y salvos.

En un primer momento, cuando la sospechosa llevó a los animales a la Policía, se descartó su implicación en el robo pero una investigación posterior que mantuvo una relación con el padre de uno de los tres detenidos por el tiroteo.

Los dos bulldogs, llamados Koji y Gustav, estaban en perfectas condiciones y sin herida.

La Policía de los Ángeles ha detenido a cinco sospechosos por el asalto armado al paseador de perros de Lady Gaga y el robo de los dos bulldogs que recuperó a los dos días.

Tres de los detenidos están acusados de intento de asesinato y los otros dos individuos son sospechosos de haber ayudado al crimen cometido a finales de febrero, informaron este jueves los agentes en un comunicado.

Por el momento, la Policía descarta que los atacantes conocieran de antemano que los perros eran propiedad de la estrella del pop y creen que los robaron por el "gran valor de su raza".

Entre los detenidos está precisamente la mujer que entregó a los dos perros en una comisaría después de que Gaga prometiera que recompensaría con 500 mil dólares a la persona que los devolviera sanos y salvos.

En un primer momento, cuando la sospechosa llevó a los animales a la Policía, se descartó su implicación en el robo pero una investigación posterior que mantuvo una relación con el padre de uno de los tres detenidos por el tiroteo.

Los dos bulldogs, llamados Koji y Gustav, estaban en perfectas condiciones y sin herida.