/ sábado 28 de septiembre de 2019

José José y el eco de sus canciones

Resulta lógico que los recuerdos del cantante nos lleguen por el oído

Decía el escritor argentino Adolfo Bioy Casares que la memoria suele ser el cielo de los hombres. Y es que la muerte, tan dolorosa como paradójica siempre, a menudo termina por rendir un homenaje auténtico para todos aquellos que han encontrado la misteriosa fórmula para perdurar.

Resulta lógico que los recuerdos de José José, fallecido este sábado tras una larga lucha contra el cáncer, nos lleguen por el oído.

El “Príncipe de la canción” se convirtió en una fuente inagotable de frases que construyen en su simpleza la genialidad, esa que supone encontrar las palabras exactas para describir fielmente algo tan complejo como los sentimientos, quizá de ahí que el escuchar las canciones de José José durante las reuniones con los amigos, o en una noche de cantina, se convirtió en un acto cotidiano.

Siempre ardiendo la llama de sus letras, su muerte llegó como el aire que embravece el fuego. El sonido enloquecido de la Ciudad de México vivió un sábado atípico, opacado por los ecos de las melodías que se colaron por las ventanas de las casas, de las viejas radios de los locales abiertos al medio día, de los microbuses, como si estuvieran presos en las redes de un poema.

Qué triste fue decirnos adiós, decían algunos, como presagiando el final. Y es que todos sabemos querer, pero pocos sabemos amar, cantaban otros Lo que un día fue no será, ya no vuelvas a buscarme. Espera un poco, un poquito más, dijeron los más nostálgicos. Y es que no hay tiempo que alcance para cantar tanta canción, porque, como bien dicen, hay dolores que se saborean.

El mexicano suele ser agradecido con sus ídolos. El mejor homenaje a José José se encuentra ahí, en las calles, en los barrios de la ciudad, en las voces populares de quienes descubrieron en sus letras una manera de expresarse, aunque las lágrimas sean de fuego y el amor acabe. La noche mexicana será larga.

Decía el escritor argentino Adolfo Bioy Casares que la memoria suele ser el cielo de los hombres. Y es que la muerte, tan dolorosa como paradójica siempre, a menudo termina por rendir un homenaje auténtico para todos aquellos que han encontrado la misteriosa fórmula para perdurar.

Resulta lógico que los recuerdos de José José, fallecido este sábado tras una larga lucha contra el cáncer, nos lleguen por el oído.

El “Príncipe de la canción” se convirtió en una fuente inagotable de frases que construyen en su simpleza la genialidad, esa que supone encontrar las palabras exactas para describir fielmente algo tan complejo como los sentimientos, quizá de ahí que el escuchar las canciones de José José durante las reuniones con los amigos, o en una noche de cantina, se convirtió en un acto cotidiano.

Siempre ardiendo la llama de sus letras, su muerte llegó como el aire que embravece el fuego. El sonido enloquecido de la Ciudad de México vivió un sábado atípico, opacado por los ecos de las melodías que se colaron por las ventanas de las casas, de las viejas radios de los locales abiertos al medio día, de los microbuses, como si estuvieran presos en las redes de un poema.

Qué triste fue decirnos adiós, decían algunos, como presagiando el final. Y es que todos sabemos querer, pero pocos sabemos amar, cantaban otros Lo que un día fue no será, ya no vuelvas a buscarme. Espera un poco, un poquito más, dijeron los más nostálgicos. Y es que no hay tiempo que alcance para cantar tanta canción, porque, como bien dicen, hay dolores que se saborean.

El mexicano suele ser agradecido con sus ídolos. El mejor homenaje a José José se encuentra ahí, en las calles, en los barrios de la ciudad, en las voces populares de quienes descubrieron en sus letras una manera de expresarse, aunque las lágrimas sean de fuego y el amor acabe. La noche mexicana será larga.

Sociedad

Choque de dos tráilers en autopista de Oaxaca deja un muerto

El conductor de uno de los tráilers no pudo salir y quedó prensado

Policiaca

Atoran a dos narcomenudistas de la banda de Lenin Canchola en Álvaro Obregón

Tras ser sorprendidos intercambiando bolsas con presunta droga, se les asegura con un centenar de dosis y dinero en efectivo

República

Cristalean 36 autos e incendian 4 durante el evento de Tecate Comuna

Afectados denunciaron falta de interés en las autoridades quienes arribaron al lugar dos horas después de la emergencia

República

Mujer pidió auxilio a familia por mensaje antes de ser asesinada

La víctima se reportó como desaparecida un día previo a que su cuerpo fuera localizado desnudo y con signos de violencia

Policiaca

Muere mujer durante trágico incendio en Tlapalería de Ecatepec

La víctima trató de resguardarse en el baño del negocio, pero las llamas le consumieron su vida lentamente