/ martes 9 de marzo de 2021

En el teatro, Cepillín provocó las últimas carcajadas

Cepillín participó el año pasado en la obra El cuarentenorio cómico, el productor Alex Gou y Eduardo Españo recuerdan cómo fue esa experiencia

A mediados del año pasado Cepillín decía que estaba harto de la cuarentena, de no poder compartir risas en vivo con el público. “Si me sigo quedando en la casa me voy a morir, y no va a ser de Covid-19, va a ser de depresión y tristeza”, comentaba con molestia en un encuentro con la prensa previo al estreno de la obra El cuarentenorio cómico.

Su participación en dicha puesta fue breve, ya que a los pocos meses de haber iniciado, el color del semáforo epidemiológico cambió nuevamente y los teatros cerraron sus puertas. Pero el tiempo en el que formó parte del elenco, le bastó para llenar de alegría los pasillos del Centro Cultural I, y contagiarla a todo el equipo.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Siempre estaba de buenas, compraba en la tiendita de afuera papas, chocolates, refresquitos, lo ponía en su camerino para que todo el mundo agarrara”, señaló el productor Alex Gou. “Ahora nos toca recordarlo y honrarlo, como siempre fue, una bella persona”.

Trabajar con él fue un sueño que el productor había perseguido desde hace varios años, ya que dentro de las filas de su compañía ya habían desfilado grandes personajes de la comedia como Sergio Corona, Manuel El Loco Valdés, Rafael Inclán y Chabelo.

Al hablar sobre su fallecimiento, se muestra sorprendido porque no es el primer artista que se despide de los escenarios en una de sus producciones. “Van tres actores que tienen su última obra conmigo, El loco Valdés con El tenorio cómico, y Héctor Suárez con La señora presidenta”.

El empresario compartió que durante su estancia, Cepillín hizo pequeños dibujos en las paredes, que planea dejar ahí como un homenaje a su memoria. “Pintó todo mi teatro y los camerinos, hacía caricaturas que un día hasta lo regañé y le dije 'señor Cepillín, por qué andas pintándome las paredes'. Le daba mucha risa”.

El actor Eduardo España, quien compartió créditos con él en la obra, destacó el amor que hasta el último momento compartieron juntos donde El payasito de la tele siempre mantuvo una excelente actitud, y estaba lleno de energía.

“Ya quisiéramos llegar a su edad así”, dijo. Pero más allá de su profesionalismo, Lalo aplaude el cariño que siempre mostró hacia su familia, quienes lo acompañaban en todo momento.

“Cargaba hasta con el perico, como dicen por ahí. Siempre veías ahí a su esposa, a sus hijos, de pronto a sus nietos. Era entrañable, eran muy unidos. Siempre nos hablaba mucho de sus experiencias, de cuidar el trabajo y del compromiso con el público. Era muy linda persona, muy profesional y querido en todos lados”, finalizó el comediante.

HIZO CINE Y RADIO

Cepillín también incursionó en cine con las cintas Milagro en el circo (1979), Mientras haya niños habrá payasos (1982) y para público adulto, La corneta de mi general (1989). En radio trabajó en la estación Stereo Joya, con algunas participaciones en la sección Colorín, colorado del programa sabatino de Mariano Osorio.

“Hubo un período largo (de 2015 a 2017) donde se convirtió en el colaborador fijo de los sábados, y nos quedábamos platicando horas. Siempre llegaba temprano, era muy puntual, llegaba maquillado y caracterizado. Hicimos promociones donde estuvo en un circo, a veces poníamos el desayuno nosotros y a veces lo ponía él. Hicimos una pequeña familia durante esa etapa”, compartió el locutor.

En sus últimos años, las redes sociales hicieron crecer aún más el éxito que cosechó. Tan sólo en su canal de Youtube reunió a 1.39 millones de seguidores; y a unos meses de haber ingresado a Tik Tok rebasó también el millón de followers.

Mariano señala que su familia fue una parte indispensable de este éxito en la red, ya que lo ayudaron a adaptarse al lenguaje de ese medio. “Sus hijos se volvieron este soporte y apoyo fundamental para que diera este último jalón en los últimos años de su vida”.

“En toda la transición a lo digital, a poder grabar canciones nuevas y monetizar cosas como videos de Las mañanitas personalizados. Hicieron una pequeña compañía muy interesante, y entendiendo desde el punto de vista de su padre, la relevancia que tiene la profesionalización hacia la carrera y el respeto al público”, subrayó.

Le gustaba dibujar caricaturas, en las paredes del Centro Cultural 1 se quedaron las últimas.

A mediados del año pasado Cepillín decía que estaba harto de la cuarentena, de no poder compartir risas en vivo con el público. “Si me sigo quedando en la casa me voy a morir, y no va a ser de Covid-19, va a ser de depresión y tristeza”, comentaba con molestia en un encuentro con la prensa previo al estreno de la obra El cuarentenorio cómico.

Su participación en dicha puesta fue breve, ya que a los pocos meses de haber iniciado, el color del semáforo epidemiológico cambió nuevamente y los teatros cerraron sus puertas. Pero el tiempo en el que formó parte del elenco, le bastó para llenar de alegría los pasillos del Centro Cultural I, y contagiarla a todo el equipo.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Siempre estaba de buenas, compraba en la tiendita de afuera papas, chocolates, refresquitos, lo ponía en su camerino para que todo el mundo agarrara”, señaló el productor Alex Gou. “Ahora nos toca recordarlo y honrarlo, como siempre fue, una bella persona”.

Trabajar con él fue un sueño que el productor había perseguido desde hace varios años, ya que dentro de las filas de su compañía ya habían desfilado grandes personajes de la comedia como Sergio Corona, Manuel El Loco Valdés, Rafael Inclán y Chabelo.

Al hablar sobre su fallecimiento, se muestra sorprendido porque no es el primer artista que se despide de los escenarios en una de sus producciones. “Van tres actores que tienen su última obra conmigo, El loco Valdés con El tenorio cómico, y Héctor Suárez con La señora presidenta”.

El empresario compartió que durante su estancia, Cepillín hizo pequeños dibujos en las paredes, que planea dejar ahí como un homenaje a su memoria. “Pintó todo mi teatro y los camerinos, hacía caricaturas que un día hasta lo regañé y le dije 'señor Cepillín, por qué andas pintándome las paredes'. Le daba mucha risa”.

El actor Eduardo España, quien compartió créditos con él en la obra, destacó el amor que hasta el último momento compartieron juntos donde El payasito de la tele siempre mantuvo una excelente actitud, y estaba lleno de energía.

“Ya quisiéramos llegar a su edad así”, dijo. Pero más allá de su profesionalismo, Lalo aplaude el cariño que siempre mostró hacia su familia, quienes lo acompañaban en todo momento.

“Cargaba hasta con el perico, como dicen por ahí. Siempre veías ahí a su esposa, a sus hijos, de pronto a sus nietos. Era entrañable, eran muy unidos. Siempre nos hablaba mucho de sus experiencias, de cuidar el trabajo y del compromiso con el público. Era muy linda persona, muy profesional y querido en todos lados”, finalizó el comediante.

HIZO CINE Y RADIO

Cepillín también incursionó en cine con las cintas Milagro en el circo (1979), Mientras haya niños habrá payasos (1982) y para público adulto, La corneta de mi general (1989). En radio trabajó en la estación Stereo Joya, con algunas participaciones en la sección Colorín, colorado del programa sabatino de Mariano Osorio.

“Hubo un período largo (de 2015 a 2017) donde se convirtió en el colaborador fijo de los sábados, y nos quedábamos platicando horas. Siempre llegaba temprano, era muy puntual, llegaba maquillado y caracterizado. Hicimos promociones donde estuvo en un circo, a veces poníamos el desayuno nosotros y a veces lo ponía él. Hicimos una pequeña familia durante esa etapa”, compartió el locutor.

En sus últimos años, las redes sociales hicieron crecer aún más el éxito que cosechó. Tan sólo en su canal de Youtube reunió a 1.39 millones de seguidores; y a unos meses de haber ingresado a Tik Tok rebasó también el millón de followers.

Mariano señala que su familia fue una parte indispensable de este éxito en la red, ya que lo ayudaron a adaptarse al lenguaje de ese medio. “Sus hijos se volvieron este soporte y apoyo fundamental para que diera este último jalón en los últimos años de su vida”.

“En toda la transición a lo digital, a poder grabar canciones nuevas y monetizar cosas como videos de Las mañanitas personalizados. Hicieron una pequeña compañía muy interesante, y entendiendo desde el punto de vista de su padre, la relevancia que tiene la profesionalización hacia la carrera y el respeto al público”, subrayó.

Le gustaba dibujar caricaturas, en las paredes del Centro Cultural 1 se quedaron las últimas.

Policiaca

¡Masacre en Ixtapaluca! Comando irrumpe en departamento y acribilla a tres personas

El cruel ataque ocurrió durante las primeras horas de este lunes, en un departamento de la unidad habitacional Los Héroes

Policiaca

Balacera en bar de Naucalpan deja una persona sin vida

La pelea entre varios sujetos subió de nivel al relucir armas de fuego, cuyas detonaciones provocaron terror entre los clientes y personal del centro nocturno

Policiaca

Muere motociclista proyectado contra el pavimento en el Viaducto

El desafortunado motociclista golpeó contra el asfalto y murió instantáneamente; se investigan las causas que originaron la tragedia

Gossip

La importancia de contar las historias propias

En su libro La reinita pop no ha muerto, la escritora regiomontana Criseida Santos Guevara plantea un ácido cuestionamiento a la ilusión de la sociedad ideal

Mundo

El edén de los colibríes

Una venezolana recibe a cientos de estas aves en su jardín, al que muchos consideran un edén por las decenas de especies y todo lo que han descubierto al observar a estos diminutos animales

Mundo

La piratería puede impulsar el deporte

Uruguay implementó una campaña para destruir productos apócrifos y convertirlos en tableros de baloncesto que se donarán a distintas escuelas públicas y centros deportivos

Sociedad

Callan en Sabinas, Coahuila, sobre el dueño de la mina

Un día después de la visita del presidente López Obrador, familiares y sobrevivientes guardan silencio