/ miércoles 6 de abril de 2022

Caso Pablo Lyle: Defensa pide que le quiten vigilancia electrónica

Después de varios retrasos, el juicio contra el actor por la muerte de un hombre en marzo de 2019 se llevará a cabo el próximo 7 de mayo

La defensa del actor mexicano Pablo Lyle, acusado de la muerte de un hombre con el que discutió por un asunto de tráfico, solicitó en una corte de Miami que le retiren las condiciones de vigilancia electrónica a las que está sujeto desde hace dos años su cliente.

En una audiencia ante la jueza Diana Vizcaíno el abogado Philip Reizenstein dijo que el mexicano ha demostrado que no presenta riesgo de fuga, pues podría haberlo hecho incluso el mismo día en el que sucedieron los hechos, dado que estaba dirigiéndose al aeropuerto con su familia cuando se produjo la discusión.

La jueza no tomó una determinación sobre Lyle, acusado de homicidio involuntario, pidió someter por escrito la moción y programó para el próximo viernes una nueva audiencia para decidir el asunto.

Reizenstein hizo la solicitud debido a que las condiciones fijadas por la corte para su libertad bajo fianza expiran el próximo viernes.

Insistió que su cliente, quien está sometido a detención domiciliaria, no representa peligro de fuga y que prepara su defensa para el juicio, programado para el próximo 7 de mayo, después de varios retrasos.

Por su parte, el fiscal dijo que se deben mantener la mismas condiciones de vigilancia debido a que persisten las mismas circunstancias.

El 31 de marzo de 2019 Lyle golpeó al cubano Juan Ricardo Hernández, de 63 años, quien cuatro días después murió en un hospital.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Ese día Lyle iba camino del aeropuerto de Miami junto con su hijo en un vehículo manejado por su cuñado, Lucas Delfino, cuando se cruzaron con el automóvil manejado por Hernández.

En un semáforo el cubano se bajó para recriminar a Delfino por una maniobra que había hecho.

En medio de esa discusión, Lyle salió del carro y golpeó a Hernández, quien, de acuerdo a las imágenes recogidas por las cámaras de seguridad de una gasolinera cercana, se desplomó al instante.

El sexagenario murió cuatro días más tarde en un hospital.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


La defensa del actor mexicano Pablo Lyle, acusado de la muerte de un hombre con el que discutió por un asunto de tráfico, solicitó en una corte de Miami que le retiren las condiciones de vigilancia electrónica a las que está sujeto desde hace dos años su cliente.

En una audiencia ante la jueza Diana Vizcaíno el abogado Philip Reizenstein dijo que el mexicano ha demostrado que no presenta riesgo de fuga, pues podría haberlo hecho incluso el mismo día en el que sucedieron los hechos, dado que estaba dirigiéndose al aeropuerto con su familia cuando se produjo la discusión.

La jueza no tomó una determinación sobre Lyle, acusado de homicidio involuntario, pidió someter por escrito la moción y programó para el próximo viernes una nueva audiencia para decidir el asunto.

Reizenstein hizo la solicitud debido a que las condiciones fijadas por la corte para su libertad bajo fianza expiran el próximo viernes.

Insistió que su cliente, quien está sometido a detención domiciliaria, no representa peligro de fuga y que prepara su defensa para el juicio, programado para el próximo 7 de mayo, después de varios retrasos.

Por su parte, el fiscal dijo que se deben mantener la mismas condiciones de vigilancia debido a que persisten las mismas circunstancias.

El 31 de marzo de 2019 Lyle golpeó al cubano Juan Ricardo Hernández, de 63 años, quien cuatro días después murió en un hospital.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Ese día Lyle iba camino del aeropuerto de Miami junto con su hijo en un vehículo manejado por su cuñado, Lucas Delfino, cuando se cruzaron con el automóvil manejado por Hernández.

En un semáforo el cubano se bajó para recriminar a Delfino por una maniobra que había hecho.

En medio de esa discusión, Lyle salió del carro y golpeó a Hernández, quien, de acuerdo a las imágenes recogidas por las cámaras de seguridad de una gasolinera cercana, se desplomó al instante.

El sexagenario murió cuatro días más tarde en un hospital.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem