/ jueves 4 de julio de 2024

"No hay nada de qué disculparme": rompe el silencio el baterista gritoneado por Paulina Rubio

El Chunky, como es conocido en el gremio el baterista de la “chica dorada”, explicó las causas que provocaron el desencuentro en pleno concierto. Músicos se suman al debate y explican dónde estuvo la falla

Luis Martínez, el baterista que se volvió viral tras tremendo regaño que le dio Paulina Rubio en pleno escenario, rompió el silencio y explicó a sus seguidores lo que realmente sucedió aquella noche de concierto del 90´s Pop Tour en la Arena Ciudad de México.

Es a través de su cuenta de Instagram que Luis Martínez, mejor conocido como “El Chunky”, dio detalles sobre las causas que originaron el viral desencuentro entre la “chica dorada” y él, mientras ella entonaba “Ni una sola mirada”, uno de sus temas más coreados durante sus presentaciones.

“No fue culpa de Paulina, no fue culpa del director, no fue culpa mía, no fue culpa del staff, el staff hizo lo posible cambiando una cosa, cambiando otra… de verdad fue un momento muy estresante para todos, para Paulina”, explica en el baterista en la parte inicial del video de poco más de seis minutos de duración.

No lo toma personal

Seguido de esta explicación, Luis reveló que no estuvo contento con la actitud que tomó la cantante en pleno escenario, “No me tomo personal en absoluto lo que me gritoneó, no se lo permito a nadie. No salgo a pedir una disculpa, porque por ahí vi que el “baterista sale a dar una disculpa”. No tengo nada de que disculparme”.

Aunque en un inicio de la grabación el músico explica algunos detalles técnicos que derivaron en la serie de errores que hicieron estallar a la chica dorada, un bochornoso momento que quedó grabado por cientos de asistentes al concierto y que posteriormente los viralizaron, y que “El Chunky” advierte ha desatado acoso y violencia verbal en contra de la representante del pop mexicano.

No celebro en absoluto todos los comentarios y la violencia verbal que está recibiendo Paulina, no se lo deseo en lo absoluto. Ojalá también todos demos vuelta a la página y veamos todo como lo que fue, un momento, un momento desagradable”, pide al baterista momentos antes de destacar el talento musical que tiene Rubio.

¿La Rubio o el “bataco”? quién tuvo la culpa

En medio de la expectativa generada por la tremenda gritoneada que le dio Paulina Rubio al baterista, se abrió un debate al que se sumaron especialistas, quienes explicaron a más detalle las cuestiones técnicas que hicieron quedar mal no solo a los músicos y la cantante, sino a todo el staff que colaboró en el show.

A través de sus redes sociales, un representante de Back Beat, tienda especializada en la venta de instrumentos musicales, enfatiza al señalar que el baterista no fue el culpable de dicho error, “Suelen pasar muchas fallas técnicas en los conciertos y lo que pasó aquí es que a él se le va el clic, deja de escuchar el clic, entonces empieza a desfasar la secuencia de la banda, pero no fue problema del baterista, fue un problema técnico de la interface o de la computadora que tira la secuencia”.

De manera más detallada, el experto explica que durante los conciertos se reproducen sonidos que no son tocados en vivo por los músicos, como son coros, guitarras, teclados, sonidos que son reproducidos a través de una secuencia, que debe de sincronizarse con los instrumentos que sí son tocados en vivo, “pero para sincronizar la secuencia con la banda se necesita un metrónomo, un clic, entonces el baterista todo el tiempo está escuchando, a través de sus audífonos, el tiempo de la canción. Lo que pasó aquí, es que a él se le va el clic”.

Finalmente, y luego de esta explicación técnica, el especialista concluye que la falla muy probablemente ocurrió en la computadora, como pasa comúnmente en las presentaciones en vivo, “el baterista al quedarse sin esta referencia se queda navegando solo, eso fue una falla en la computadora”.

Dicha falla que, de acuerdo al experto, pudo haber tenido una solución que implica parar en seco la ejecución de los instrumentos, “a muchos artistas les da miedo, pero es preferible, parar la canción y decir qué está pasando, y seguimos”, aunque reconoce que también se puede seguir sin dicha pista, pero en el caso en cuestión, ninguna de estas dos opciones ocurrió.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Luis Martínez, el baterista que se volvió viral tras tremendo regaño que le dio Paulina Rubio en pleno escenario, rompió el silencio y explicó a sus seguidores lo que realmente sucedió aquella noche de concierto del 90´s Pop Tour en la Arena Ciudad de México.

Es a través de su cuenta de Instagram que Luis Martínez, mejor conocido como “El Chunky”, dio detalles sobre las causas que originaron el viral desencuentro entre la “chica dorada” y él, mientras ella entonaba “Ni una sola mirada”, uno de sus temas más coreados durante sus presentaciones.

“No fue culpa de Paulina, no fue culpa del director, no fue culpa mía, no fue culpa del staff, el staff hizo lo posible cambiando una cosa, cambiando otra… de verdad fue un momento muy estresante para todos, para Paulina”, explica en el baterista en la parte inicial del video de poco más de seis minutos de duración.

No lo toma personal

Seguido de esta explicación, Luis reveló que no estuvo contento con la actitud que tomó la cantante en pleno escenario, “No me tomo personal en absoluto lo que me gritoneó, no se lo permito a nadie. No salgo a pedir una disculpa, porque por ahí vi que el “baterista sale a dar una disculpa”. No tengo nada de que disculparme”.

Aunque en un inicio de la grabación el músico explica algunos detalles técnicos que derivaron en la serie de errores que hicieron estallar a la chica dorada, un bochornoso momento que quedó grabado por cientos de asistentes al concierto y que posteriormente los viralizaron, y que “El Chunky” advierte ha desatado acoso y violencia verbal en contra de la representante del pop mexicano.

No celebro en absoluto todos los comentarios y la violencia verbal que está recibiendo Paulina, no se lo deseo en lo absoluto. Ojalá también todos demos vuelta a la página y veamos todo como lo que fue, un momento, un momento desagradable”, pide al baterista momentos antes de destacar el talento musical que tiene Rubio.

¿La Rubio o el “bataco”? quién tuvo la culpa

En medio de la expectativa generada por la tremenda gritoneada que le dio Paulina Rubio al baterista, se abrió un debate al que se sumaron especialistas, quienes explicaron a más detalle las cuestiones técnicas que hicieron quedar mal no solo a los músicos y la cantante, sino a todo el staff que colaboró en el show.

A través de sus redes sociales, un representante de Back Beat, tienda especializada en la venta de instrumentos musicales, enfatiza al señalar que el baterista no fue el culpable de dicho error, “Suelen pasar muchas fallas técnicas en los conciertos y lo que pasó aquí es que a él se le va el clic, deja de escuchar el clic, entonces empieza a desfasar la secuencia de la banda, pero no fue problema del baterista, fue un problema técnico de la interface o de la computadora que tira la secuencia”.

De manera más detallada, el experto explica que durante los conciertos se reproducen sonidos que no son tocados en vivo por los músicos, como son coros, guitarras, teclados, sonidos que son reproducidos a través de una secuencia, que debe de sincronizarse con los instrumentos que sí son tocados en vivo, “pero para sincronizar la secuencia con la banda se necesita un metrónomo, un clic, entonces el baterista todo el tiempo está escuchando, a través de sus audífonos, el tiempo de la canción. Lo que pasó aquí, es que a él se le va el clic”.

Finalmente, y luego de esta explicación técnica, el especialista concluye que la falla muy probablemente ocurrió en la computadora, como pasa comúnmente en las presentaciones en vivo, “el baterista al quedarse sin esta referencia se queda navegando solo, eso fue una falla en la computadora”.

Dicha falla que, de acuerdo al experto, pudo haber tenido una solución que implica parar en seco la ejecución de los instrumentos, “a muchos artistas les da miedo, pero es preferible, parar la canción y decir qué está pasando, y seguimos”, aunque reconoce que también se puede seguir sin dicha pista, pero en el caso en cuestión, ninguna de estas dos opciones ocurrió.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Metrópoli

Miles de litros de agua se desperdician por mega fuga en Álvaro Obregón

Tras el reporte de vecinos, personal de la Brigada de Atención acudió a reparar la grieta